Amazon Prime Vídeo

miércoles, julio 19, 2017 0 comentarios
Si eres suscriptor Premium de Amazon, como bien debieras saber, en el precio de la suscripción anual (19,95 euros) tendrás incluido, además de espacio de almacenamiento en la nube para fotografías (estilo Dropbox o GDrive), acceso a la plataforma de televisión a la carta Amazon Prime Vídeo.

http://amzn.to/2sXcxrq

Tanto es así, que Amazon al darse cuenta de que la «gente» no se ha enterado de esto y, de que se lo da "de gratis", ha lanzado una promoción surrealista. Durante este mes de Julio (2017) pagará 5 euros (cupón regalo) a cada usuario Premium que vea alguno de sus contenidos.

Supongo que esto da (una vez más) razón a Apple; lejos de ser una ayuda, los Smart TV ralentizan enormemente el despliegue de los contenidos digitales, de ahí que lanzase el Apple TV para soslayar ese escollo y, por así decirlo, suplantar al televisor. Y es que, una vez pinchas un Apple TV a un televisor, ya puedes tirar el mando de éste y, al hacer esto, el hardware pasa a ser el Apple TV y lo que ofrezca... convirtiéndose, por así decirlo, en un Caballo de Troya, y lo lamentable de todo esto, es que un Apple TV no hace mucho más que un Smart TV, pero eso si, lo hace bien, tanto que algo que odias hacer en un sistema SmartTV, ahí es super agradable y funcional. En fin, lo que digo siempre, Apple no inventa, simplemente coge la mierda que hacen otros y la hace bien. Esa es su religión. Su negocio. Me rio cuando escucho decir que los productos Apple hacen lo mismo que otros y cuestan muchísimo más. Pues no. El tema está en ese "hacen lo mismo". Ni de coña amig@.

En fin, de ahí el movimiento desesperado de Amazon, no ya para que veas su contenido, sino para que te percates de que existe y de lo fácil que es acceder a él (aún sin tener un Apple TV, aunque en eso han movido ficha también, leer más adelante), ya que, una vez entras la primera vez, esperan que suene un clic en tú cabeza y te digas, coño!!!!, y me daban esto gratis y yo aquí como un gilipollas. Esa es la estrategia.

No obstante, para los que ya conocíamos Amazon Prime Video, hasta hace bien poco no lo usábamos, por aquello de que inicialmente apenas tenían contenido relevante (no disponible en otras plataformas, como puede ser Netflix) y mucho menos propio, pues eso, que por más que era "gratis", muy pocos lo utilizaban. Pero poco a poco esto está cambiando, ya que, mes a mes están añadiendo contenido propio de muy buena factura, así como contenido ajeno de nicho, es decir, gourmet.


Por ejemplo, ahí tienes series como; American Gods (recientemente recomendada en este blog) de la Starz o, Goliat y Fleabag de producción propia (de las que hablaré en unos días).

Si a todo esto le unimos que Amazon y Apple han reculado y llegado a un acuerdo para volver a incluir en sus App Store las app. Por tanto, tendremos Amazon Prime Vídeo (e inversa, supongo) para el Apple TV, además de en las Smart TV, en las que tras instalar la app, no tendremos más que arrancarla y poner el usuario y contraseña de Amazon Premium, para disfrutar de un catálogo más que interesante, por apenas veinte euros al año, que indistintamente pagaremos religiosamente para disfrutar de las ventajas de ser usuario Premium del portal de compras por excelencia.

Hay que reconocer que Amazon es de las mejores empresas en eso de crear sinergias y dotarlas de valor añadido. Tú compras en Amazon no ya por precio, sino por; confianza, garantía y facilidad en devoluciones y reintegros, rapidez de envío, "gratuidad" de los portes y... ahora, al darte la sensación de que te están dando además, servicios gratuitos, aún no siéndolo en realidad. 

Servicios que por su naturaleza tienen la particularidad de hacer usuarios "cautivos", y eso significa muy poca volatilidad. Las palabras garantía y estabilidad traducidas a lenguaje empresarial significan; dinero... mucho dinero, ya que atraes capital con suma facilidad y en caso de no necesitarlo, puedes reinvertir con la seguridad de tener una base muy sólida.

Leer el futuro y por dónde irán los tiros nunca es fácil, y mucho menos en el mundo tecnológico, audio visual, etc. No hay más que mirar cinco o seis años atrás y ver dónde estamos ahora. Las descargas han dado paso al streaming, y el streaming a las plataformas de pago (razonable) y éstas,  a la disminución de la piratería a cuotas impensables en aquellos tiempos. 

Pero siempre hay gente que, parecieran tener un oráculo, ya que ven con claridad dónde otros solo perciben penumbras. En el 2.011, escuché decir a uno de los fundadores de Netflix, que en la era digital solo puedes sobrevivir vendiendo un producto (susceptible de ser replicado y distribuido prácticamente a coste cero), si la balanza entre precio y valor esté claramente descompensada hacia éste último, ya que el precio irremediablemente tenderá a cero. Es decir, traducido a lenguaje mundano vino a decirnos que solo puedes cobrar por algo que puedes conseguir "gratis", si das la sensación al comprador de que está consiguiendo un chollo o, como mínimo que valora más su trabajo, que lo que le piden por dárselo en bandeja.  Nadie que consumía contenidos piratas en 2.011 ha contratado los paquetes de Timafonica o Jodafone, pero sin duda si Netflix, HBO, etc., por qué, porque, por ciento y pico euros al mes (que es lo que cuestan un paquete medianamente decente), se compran un disco duro en red (Nas) y ven lo que les da la gana y con los que le sobra a final de año se dan unas vacaciones. Pero por siete u ocho euros al mes, ni se lo plantean. Es decir, el valor añadido es tú trabajo. Ellos te lo valoran en ocho euros y tú lo ves justo, por eso pagas.

Siete años más tarde, aquí estamos, pagando «encantados por ver televisión o escuchar música» a la carta (el mundo editorial aún no ha caído de la burra). Así que, qué lectura se puede extraer del panorama actual, pues yo así, sin tomar drogas ni nada, predigo que de aquí a cinco años el equivalente a un canal de televisión, será una plataforma de vídeo por streaming (o una app, que viene siendo lo mismo); en el uno Netflix, en la dos, Amazon Prime Vídeo, en el tres Hulu, en el cuatro HBO, etc.

Pero también puede que me equivoque, quién coño se iba imaginar hace unos años (o jamás)  que en la Casa Blanca se iba a sentar esa suerte de ElRubius, bueno si, los Simpson, pero no tiene merito, ellos lo predicen todo.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.