:
Hoy os recomendaré una película novedosa por formato y realización, bueno, no tanto, pero si que con un resultado cuando menos interesante, me refiero a la producción rusa Hardcore Henry ,con dirección y "guión" de YIlya Naishuller.

http://www.filmaffinity.com/es/film434653.html

Novedosa por estar realizada cual juego shooter en primera persona, con largas secuencias muy bien coreografiadas, con un empleo muy acertado de la banda sonora y un ritmo «delirantemente frenético», que se mantiene desde el minuto uno hasta el fundido en negro.



Eso es lo interesante, lo irrelevante es el guión tipo A4 (que cabe todo él, en una carilla de un a4 y aún queda sitio para las viñetas de situación), tanto que a los diez minutos de cinta te dices, vaya, otra peli para inspiración tarantiniana, pero si se le da un poco de margen, descubres que explota con mucha solvencia todos los recursos de la casquería; dislate schwarzeniano, acción burqueniana y recursos bondianos. Ahí está todo, condensado cual cápsula de café, la ves y ya puedes dar por vistas las siete u ocho mil pelis del género que en el título tengan alguna de las palabras: total, final, último, fatal, caza, mata, corre, hormigonera...

Por curiosidad investigué como se realizó el rodaje y es que estos rusos a falta de recursos y vodka; imaginación. Todo con una especie de «goupró», mucho Red Bull y salsa de arándanos por bidones. En fin, que si.
A poco que conozcas lo que es un bloqueador de publicidad y demás, sabrás de la existencia de uBlock Origin, además del omnipresente (y sospechoso) Addblock Plus.

https://github.com/gorhill/uBlock/


http://www.filmaffinity.com/es/film934874.html

Hell or High Water «Comanchería», de David Mackenzie, nominada a los Oscar y también con cierta repercusión en festivales de cine (de verdad) como, por ejemplo, en el de Cannes, dibuja al carboncillo el modo de vida del medio oeste Americano, y en especial su decadencia tras la depresión económica. Al mismo tiempo sirve para comprender, el por qué, de que un individuo como Trump esté sentado en la Casa Blanca.



Tiene un guión con ciertos ramalazos de genialidad, con un ritmo muy acertado y un inevitable aire a western, pero muy actual, tanto que la dota un valor añadido difícil de obviar.

Cómo bien se dice en un momento dado en la película, la cosa no va de gente que atraca bancos, sino de la gente que ha sido atracada por los bancos, ese es el trasfondo real del film.

Y nada más, que cómo digo siempre, lo bueno, se vende solo.
-¿Dónde está todo?

-¿Qué quieres decir?

-Las cosas; los libros, la música, los «deuvedés», pero si por tener, no tienes ni cuadros, ¡por Dios!

-Ya, entiendo, lo ves todo muy... aséptico intelectualmente hablando.

-Pero qué dices. Me refiero a que aquí no tienes nada, esto está vacío.

-¡Ahhh!, ya caigo. Te refieres a eso, bueno, ya sabes, Steve Jobs tenía una mansión de siete millones de dólares y de mobiliario tan solo un diván Eames para él y una silla Tower para las visitas. Más es menos. Qué dónde está todo, pues en todas partes.

Abriendo cajones (sin permiso) -Pero si no hay nada, esto está vacío... vacío, vacío, este también vacío, ¡ah coño!, aquí tienes una manta, algo es algo.

-Está en todas partes, o mejor dicho, disponible en todas partes.

-Estás vacilón, a ver -mirando al techo- música manifiestate.

Comienza a sonar Moksha de Caspian.

-«¡Mecajoenlaputa!», pero qué coño...

-Todo está en «la nube»; la música, la televisión, los libros, la prensa, las revistas, en fin, todo lo susceptible de convertirse en intangible... incluso los cuadros. Por eso ves esto tan... vacío.

-Los cuadros, ya...los cuadros. Alza las manos y poniendo los ojos en blanco -¡Cuadros... venir a mi!

Y dos marcos oscuros se transmutan en cuadros.

-«¡Cagoendios

-Es que, ya sabes, dame un taladro y ríete tú del terrorismo islámico... además, me lo ahorro en alcayatas.

-Y los libros, en una tableta supongo, ¿no?.

-Pues no. En todas partes. A ver, el contenido en la era digital debe estar desligado del continente, del soporte. Es decir, está muy bien que puedas leer un libro que está en la nube, en una tableta, pero lo realmente interesante es que puedas hacerlo en multitud de soportes y en todas partes.

-Ya. Entiendo. Supongo que no tienes una estantería de libros en el baño.

-Me da que no. Leo en cualquier sitio, usando una tableta, un móvil, el ordenador, lo que sea, incluso mientras conduzco o paseo escucho audio libros... en eso estoy cubierto.

-Hay que reconocer que tiene sus ventajas, fácil de limpiar si que se ve, todo tan... sin nada.

-Piensa, para que quieres todas esas cosas que acumulas en casa, para ocupar espacio, ¿para qué?.

-Para tenerlas, para disfrutarlas, para tocarlas, es que, aquí no hay nada.

-Lo mismo pensaba antes, hasta que me di cuenta de que en realidad esas cosas ya no contienen nada. Son meros frascos vacíos, cuerpos sin alma, cadáveres, como mucho, simple decoración «vintage».

-Ya. Entiendo. ¿Tienes café al menos?, ah, espera - alzando la cabeza con la boca desmedidamente abierta y los brazos en alto - ¡Dios, que llueva café! 

Se escucha desde la cocina  -No disponibilidad. Pedido de café arábico en tránsito. ¿Desea el -Señor y amo del Universo-, una infusión, quizás?

-Es coña,¿no?.

-Ya sabes, es fin de semana, llueve, el drone es rápido pero no tanto, ¿prefieres un té?

-Ya. Pues si, me vale. 

-Pues anda, mira al techo y abre la boca... 

NOTA: En este post recomiendo unos leds, que finalmente no han resultado buenos, pero al final del mismo hay un añadido recomendando otros que si me han satisfecho plenamente.

El que siga el blog sabrá que intento estar al loro de las nuevas tecnologías y demás. A veces es frustrante pronosticar/pregonar el enorme potencial de alguna tecnología innovadora, y que nadie parezca verle "la cosa" al asunto. Simplemente, y es terrible decir esto, la gente se ha acostumbrado a ir por la vida con las luces cortas y no sabe o no quiere ver más allá... pero no los culpo, es normal. El cambio siempre produce miedo... mirar más lejos de lo que uno alcanza a ver, intuir, razonar, amarrar y cuadrar, suele producir ceguera.

No... no hablaré de la impresión 3D, qué para muchos aún es ciencia ficción, una chorrada o simplemente una tecnología sin uso real. Pues bien, sin duda (y mira si estoy seguro) ésta será la revolución tecnológica de este siglo. Es más, será tan trascendente, tan hiriente para ciertos sectores, que... lo que ha provocado Internet a ciertas industrias enrocados en el siglo pasado, será una anedota comparado con lo que está por venir... pero no... hoy hablaré otra cosa, de la tecnología LED aplicada a la iluminación del hogar. 

Llevo como ocho años buscando una alternativa real a las bombillas incandescentes, halógenos, etc... y el tema pasaba forzosamente por la tecnología led, que aún evolucionando mucho en estos años, si uno lo compara con el rendimiento lumínico, ángulos de luz, temperatura, etc... la cosa se reducía siempre a una involución. A cambiar a algo, que si, que consume menos, pero con lo que obtienes mucha menos luz, de peor calidad y encima a un precio por luminaria que casi se comen el ahorro durante los primeros años de vida (si es que no se joden antes, claro). 

El gran problema de las bombillas led, sobre todo las dicroicas (las que se utilizan en los típicos focos empotrados, vamos lo halógenos de toda la vida), más que la cantidad de luz (lumens) que dé, es el cono de luz, que difícilmente pasa de los 35º, cuando un halógeno de 50w suele estar entre 60º-120º, es decir, más de doble. Si a esto le sumamos una luz muy pobre... te encuentras que el cambio es a mucho peor. Vamos, que pasas de la luz a la penumbra... ahorrando si, pero... para eso te compras unas velas y casi sales mejor parado. 

Otro tema es el precio. Aquí tienes dos alternativas; ir a marcas reconocidas y pagar por bombilla entre 10 a 40 euros, o ir a marcas blancas, chinas, etc (ojo que las primeras marcas también fabrican casi todo allí, pero bajo otros parámetros de calidad) y pagar mucho menos, pero salvo casos muy aislados, con una durabilidad y rendimiento penosos. 

Pero bueno, como el que sigue la consigue, he dado con LA SOLUCIÓN FINAL. El tema no es tanto dar con una marca u otra, sino con la tecnología led apropiada (Diodo, SMD o COB). Y dentro de ella con un fabricante de calidad. La solución ha venido de los Led con tecnología -COB-, de chips fabricados por Sharp. 

Estas bombillas suelen equipar chips de diferente fabricantes, pero a mi los que más rendimiento me dan son los de Sharp, así que, si algo funciona, para que seguir buscando.

Son dicroicas con casquillo GU10 (las que se conectan directamente sin necesidad de transformador, con lo que te ahorras un consumo extra de éste, que viene a ser entre 4-6w), que en vez de tener los típicos diodos led, simplemente llevan un único circulo,  una especie de pigmento naranja o amarillo de un radio de un centímetro aproximadamente que producen tanta luz o más que una de 50w... de hecho con 8w, calculo así a ojo que un 50% más. Tengo también instaladas otras de 6w que más o menos rinden como las de 50w. 

Pero lo más importante, aparte de la cantidad de luz que emiten, es el cono de luz... pues bien, en teoría cubren un rango de 60º, pero me da que es mucho mayor. De hecho, pones una al lado de las de 50w y la de 50w sale perdiendo por goleada (y se supone que cubren también 60º), aunque quizás se deba a la luz rebotada, pero bueno, el cono es mayor, sea cual sea el motivo.

Existen programas freeware y comerciales para convertir cualquier programa en un Servicio de Windows (un programa que se arranca automáticamente con el Sistema Operativo, sin necesidad de iniciar la sesión de usuario y el programa propiamente dicho), pero el propio Sistema Operativo incorpora las herramientas necesarias para hacerlo, sin mayores problemas. Os explicaré cómo, ya que, más pronto que tarde te hará falta que un programa esté en marcha indistintamente de que inicies la sesión de Windows, por ejemplo un programa de copias de seguridad, sincronización de datos en la nube, etc. En ese caso lo puedes solucionar así;

Se necesita que tengas instalado el Kit de recursos de Windows, pero posiblemente ya lo debes tener instalado, para verificarlo, vete a c:\windows\system32\  o a Archivos de Programa y Windows Resource Kits o algo así (depende de la versión) y busca el fichero «srvany.exe», si existe ya lo tienes, sino, descarga desde el link anterior el kit e instálalo. 

Una vez lo tienes, simplemente vas a Inicio Windows - Accesorios - Símbolo del Sistema y lo arrancas.

Tecleas en la línea de comandos:

"path\instsrv.exe" "path/Nombre del Servicio" "path\srvany.exe"

Dónde «path» es la ruta al programa «instsrv.exe» (busca antes en el disco duro dónde está y copia la ruta), si la ruta tiene espacios, pues deberás introducirla entre comillas para que se interprete bien, añadiendo el nombre del fichero «instsrv.exe»

"Nombre del Servicio" es un nombre que debes ponerle al servicio que quieres crear para el programa que quieras arrancar como un servicio.




Con Srvany.exe harás lo mismo que con Instsrv.exe.

Ejemplo:

"c:\Archivos de programa\Windows Resource Kits\instsrv.exe" "Backup" "c:\Archivos de programa\Windows Resource Kits\srvany.exe"

Le das a enter/intro y si lo tecleaste bien debe indicarte que el servicio se ha creado.

Una vez hecho esto, vas a Inicio de Windows, luego a Ejecutar y tecleas REGEDIT, para editar el registro de Windows.

Busca en el registro en la ruta; HKLM\system\CurrentControlSet\Services, verás que se ha creado una clave(léase carpeta) "Nombre del Servicio", en el ejemplo "Backup", pinchas en el árbol y con el botón derecho del ratón crea una subclave/carpeta llamada "Parameters", dentro de ella crea un valor de cadena llamado "Application" al que debes poner la ruta completa al programa que quieres abrir, junto con el nombre del fichero en sí. Por ejemplo, C:\Archivos de Programa\Cobian\Cobian.exe.

En este momento ya estaría creado el servicio, solo faltaría ir a Servicios de Windows y configurar su comportamiento, para ello vete a;


Para Windows XP:
  • Inicio Windows - Configuración - Panel de control – Herramientas administrativas  – Servicios
Para Windows Vista y Windows 7:
  • Inicio Windows - Panel de control – Sistema y seguridad – Herramientas administrativas – Servicios

Y localizas el servicio "Backup" (en el ejemplo) y lo administras, es decir, lo inicias y configuras su comportamiento y listo, ya lo tienes, ese programa se iniciará con Windows tanto inicies o no la sesión de usuario o lo tengas o no añadido para arrancar al inicio con Windows al modo tradicional. 

 
No, no estoy declarando mi estado anímico, «Ya no me siento a gusto en este mundo» es una de las últimas producciones de Netflix para la gran pantalla, ganadora del último Festival de Sundance,  ya disponible en la plataforma.

https://www.netflix.com/title/80100937

Es sorprendente que esta opera prima del actor metido a director Macon Blair resulte tan rotunda, y tan bien hecha, es qué, si no te lo dicen, dirías con los ojos cerrados que estás viendo una de los hermanos Coen.  Ese humor tan sutil y ritmo tan característico, es Coen por los cuatro costados, pero lo hace suyo, lo acompaña de una excelente banda sonora muy bien integrada, con unos diálogos espléndidos y una Melanie Lynskey  y un  Elijah Wood, (irreconocibles) fantásticos, en fin, es inequívoca la asociación, pero repito, no por ello resulta una copia de estilo burda, sino que atesora identidad propia. El lienzo que nos pinta Macon a diferencia de los Coen nunca se aleja de lo mundano, lo que hace que te identifiques y empatices irremediablemente.

Como punto negativo, ese desenlace tan, como diría, a lo Robert Rodriguez, ahí la película pierde gran parte de esa identidad, tanto que casi peligra.

No obstante, atesora escenas que bordan lo sublime, por ejemplo, la del friki (el ninja) cuando entran a recuperar el ordenador robado o, por ejemplo, mientras intenta localizar la matrícula de los ladrones. Sencillamente, para enmarcar. Sería de traca, si tras introducir la tarjeta le saliesen más tías en bolas, pero en cualquier caso, de diez.

Yo no lo definiría, como hace la crítica, como cine absurdo, para nada, la vida es tal que así, y esa es su gracia, quizás te golpea con situaciones llevadas al extremo, es cine americano, no francés, pero en ningún caso las percibes como un artificio, sino como algo que pudiera acontecernos a cualquiera de nosotros en uno de esos «días de furia», eso si, no a lo Michael Douglas, sino como cualquier hijo de vecino, es decir, en plan cutre.

Así que no dejéis de verla, espero que no sea flor de un día, este Macon Blair promete.


Her de Spike Jonze, es de esas películas que dejé sin ver sin mayor justificación qué, cómo no me gusta especialmente Spike Jonze, pues eso, la deseché sin el beneficio de la duda. Me equivoqué. 

http://www.filmaffinity.com/es/film889720.html



Es muy buena película. Bien dirigida, bien interpretada, bien ambientada, con un excelente guión e idea original, en fin, que no tiene un punto flaco, incluso la banda sonora es excelente, vamos, una joya del género.

Y es lo que tienen las películas de este calibre, que me lo ponen fácil, así que seré breve; si como yo, en su día no la viste, no dejes de hacerlo, entenderás o mejor dicho, aceptarás que dentro de una o dos décadas tu novia/novio bien podría ser la señorita/o del Siri, Google Asist o para los menos exigentes, Cortana. Es más, no tienes más que alzar la vista del móvil y mirar tu entorno y verás que ya es así, de momento esa «interface» sirve de hilo conductor o transmisor entre partes «humanas», pero repito, no cuesta nada imaginar un mundo donde ese medio sea el «ente» con el que realmente te comuniques. En cuanto al pinganillo, se ve que algún ingeniero de Apple le encantó en su día la peli... bien por él/ella.
Qué los equipos informáticos tengas virus, troyanos, mallware y demás, ya no es que sea normal, es que es un auténtico milagro que no estén literalmente infectados hasta la médula. Digo esto, ya que la inmensa mayoría de usuarios no tiene ni pajolera idea de cómo protegerse, y no hablo de antivirus (qué casi son más perjudiciales que toda esa fauna junta), hablo de simplemente tomar medidas básicas. 

Me explico; en entornos domésticos no suele haber tanto problema, pero en entornos empresariales es normal ver equipos encendidos día y noche, dónde los usuarios ni siquiera toman la precaución de apagarlos al irse. Dónde, cuando no están usándolos es decir, que no estén presentes, no bloquean la sesión. Se lo recriminas y te dicen que no saben cómo...vamos es como si les das un coche y te dicen, que cómo se pone el freno de mano, pues igual de ridículo, se lo explicas, y al tercer día, ya se les olvidó. 

Pero el tema ya no es que un cabroncete acceda in situ, es el que cualquier troyano, mallware, etc, tome control remoto del equipo y se encuentre con una sesión abierta, que encima, suelen tener todo tipo de privilegios activados, entonces, date por muerto. Pero la cosa llega a extremos más surrealistas, cuando te sientas delante de equipos con el navegador abierto y aquello te autorrellena claves... para pegarse un tiro. 

Es algo incomprensible que a estas alturas de la película, y más con lo que está cayendo, que aún haya gente usando un ordenador, que no saben diferenciar un e-mail legítimo de uno falso (por más que sean obvios) y, por tanto le dan a abrir cualquier cosa que le entra al buzón, o qué no sepan aplicar filtros de spam, crear reglas para mandar directamente al buzón de correo no deseado ciertos e-mails, que por no saber, no saben ni aplicar una organización mínima de los buzones, por ejemplo, lo más básico, borrar la basura, en fin, que es un milagro que no revienten.  

A este tipo de usuarios, y no me refiero a los que no controlan de informática y hacen lo posible para que la tecnología no los supere por los cuatro costados, me refiero a aquellos que directamente se la sopla, para ellos y así lo entienden, la seguridad informática y lo que le ocurra a -SU equipo-, no es cosa suya. Así, con dos cojones. A estos usuarios, por más que se les diga que no abran e-mails de origen desconocido o sospecho (o simple publicidad), que desactiven la previsualización de e-mails o que no abran adjuntos sospechosos, no, van y los abren, por no hablar de que simple y llanamente no saben usar un navegador sin infectarse cada dos días, dónde irremediablemente sufran todo suerte de robo de datos y brechas de seguridad... y claro, si solo se infectan ellos, eso casi es para celebrar, lo realmente preocupante y que acojona, es el qué, si en esa ruleta rusa les toca un criptovirus (los llamados ransomware), que van a más dada la rentabilidad para los hackers, no solo le afectará al susodicho, sino que correrá por la red local encriptando datos (copias de seguridad incluidas) y en unos minutos una empresa se puede quedar sin absolutamente nada. Es decir, por más que haya gente responsable controlando la red, o usuarios competentes, con tal de que haya un solo tarugo de estos, se joderán todos por igual, y lo peor, todo.

Es un panorama aterrador, que ya muchas empresas están viviendo y va a más. Muchas de ellas, desesperadas pagan para rescatar los datos... y claro, esos hackers que suelen ser de repúblicas de la vieja URSS han dado con un nuevo Dorado, vamos que están haciendo su agosto. Una vez trincan la pasta, jamás te facilitarán la recuperación de los datos y, cuando digo jamás, es jamás (eso sería atribuirse la ilegalidad), y aún así, las empresas desesperadas pagan. Ya no necesitan robarte los datos para acceder a tu cuenta bancaria, tú directamente les das el dinero, eso si, de las formas más variopintas para imposibilitar la recuperación (imaginación no les falta a estos rusos). De ahí la escalada en este tipo de amenazas. 

Cómo atajar esto, sin formación es prácticamente imposible, y aún así, en muchos casos ni formando al personal se ataja, ya que, son tantas las fuentes por las que pueden ser atacados y tanto el desconocimiento, que se ven superados por la tecnología, simplemente los tiempos que viven los atropellan. Y lo trágico y, repito, aterrador del asunto, es que no hay solución, los antivirus y demás, aparte de que, a menudo, resultan tan dañinos como los virus (eso está más que demostrado), aún no siéndolo, no resultan eficaces, ya que, el virus en si, es el usuario del equipo. Eso no hay software que lo pare.

Lo lamentable y trágico del asunto es que mucha gente parece que aún no se ha percatado del cambio de paradigma, los virus ya no buscan instalarse (cómo toda la vida) en el equipo de forma silenciosa para rastrear pulsaciones de teclado, sustraerte datos bancarios o en el mejor de los casos, redireccionarte el navegador e insuflarte publicidad, ya no estamos hablando de un antivirus intentando detectar esa fauna y con suerte eliminarla. No. Ahora te enteras desde el minuto uno, te encriptan todo y te quedas sin nada, así de simple. Una vez secuestrado el equipo (todo la red de equipos), se sientan a esperar a que les pagues. Por muy poco que sea el porcentaje que ceda al chantaje, se tratan de miles y miles de equipos, ya imaginarás el pastizal que se llevan estos delincuentes.  

Si a esto le añadimos que las compañías dado "el coste" que tiene, no gastan un euro en copias de seguridad en la nube, y que esto determina la diferencia entre vivir una pesadilla o una simple mala experiencia, ya que, las copias locales dado como funciona este tipo de amenazas no sirven de nada, ya que se ven afectadas igualmente (se encriptan junto con los datos de la red). Pero claro, para generar una copia incremental en la nube (de varios días), según la cantidad de información que se trate, puede resultar "caro", y claro, eso aún se ve como un gasto y no una inversión. Vamos, la tormenta perfecta. 

Pensé que nunca diría esto, pero la única solución que veo es la de renunciar a la neutralidad de la red, y que se bloquee el tráfico de ciertos países, servidores, IPs o lo que se requiera,  de no ser así, y a este ritmo de escalada, las consecuencias pueden ser catastróficas, al menos, en entorno empresarial. Lo que se vive ya no son meras amenazas informáticas, donde en el peor de los casos tienes que formatear un ordenador y reinstalar todo, ahora se trata de terrorismo informático, ahora te quedas sin nada. Créeme, recomponer una empresa partiendo de la parte documental (física) no es imposible, pero quiera dios no te veas en ello. 

Bueno, tras acojonar al personal, os indicaré como mínimo como aplicar paños calientes, y con suerte, cruzando los dedos, no te toque...

Como primera medida, debes intentar minimizar el impacto de este tipo de usuarios (e incluso sabiendo uno lo que hace con un equipo, es recomendable), para ello debes automatizar el apagado de equipos a las noches (si es posible), el cierre de aplicaciones (y en especial los navegadores de Internet, contabilidades, etc) en horarios en los que sepas que no habrá nadie usando el equipo, por ejemplo, al medio día y al terminar la jornada y finalmente, bloquear la sesión de usuario al estar el equipo inactivo. Por supuesto el usuario ha de tener una contraseña asignada, qué también es común que ni siquiera la tengan, en fin. 

Para todo esto no tenemos que recurrir a aplicaciones de terceros, usando simplemente el programador de tareas de Windows podemos forzar el cierre de aplicaciones a unas horas determinadas, apagar el ordenador o bloquear la sesión de usuario.
 
Hoy os explicaré como se hace esto último (lo anterior ya lo tengo aclarado en otros post), es decir, bloquear la sesión de usuario cuando el equipo está inactivo durante un tiempo determinado.

Para crear la tarea vas a «Inicio - Accesorios - Herramientas del Sistema - Programador de Tareas».

Le das a CREAR UNA TEREA. Le das en la pestaña «Desencadenadores», marcas la acción «Iniciar un programa», y escribes en Programa o Script esto;  rundll32.exe user32.dl,LockWorkStation  y das a ACEPTAR.



Que vivimos en un mundo absurdo hasta el extremo y más allá no es ninguna novedad, y ya no hablemos del Trump, que pareciera esto una peli de la Marvel, pero aún así, resulta especialmente hiriente escuchar a toda una Ministra británica, decir que;  -el cifrado extremo a extremo debiera estar prohibido (por el guasap del tarado del atentado de Londres), ya que es un arma para el terrorismo-, y que nadie le diga -pero tú eres tonta o qué. Vamos, menos mal que no se le ocurrió reclamar a la Wolkswagen que, por favor, deje de fabricar coches, ya que, resultan armas mortales en manos de terroristas, o ya puestos, que se impida fabricar cuchillos que corten.

A alguien le extraña que la cosa vaya tan mal, bien vamos, viendo quien maneja el barco.





http://www.efeeme.com/glen-hansard-en-granada-musica-a-bocajarro/

Mecajaoenlaputa, mecajoendios y en todo lo que se menea con o sin viento.

Aquí os dejo la crónica del primer concierto de Glen Hansard en Granada, de Efeeme. Aún estáis a tiempo de pillar dos entradas en primera fila para su último concierto de la gira Solo Tour (este sábado día 1 en Ferrol)

http://www.efeeme.com/glen-hansard-en-granada-musica-a-bocajarro/

Que el binomio Netflix-Marvel funciona a las mil maravillas no es ninguna sorpresa, lo que si lo es, es que la pifien. Y este es el caso de la serie Iron Fist de la Marvel basada en el cómic Puno de Hierro. Así de fuerte empiezo...

https://inzitan.blogspot.com.es/search?q=marvel

Una enorme ventaja de las series sobre las películas de metraje estandar, es el que, permiten un dibujo de personajes al milímetro y, a poco que el guión funcione y el reparto colabore, irremediablemente acaban por enganchar. Pues bien, en Iron Fist esto no ocurre, con un dibujo incoherente, torpe y sobre todo, carente de la «épica» que requiere un super héroe. Coño, qué estamos hablando de un tío que le alumbra el puño al darte de hostias, no de gusiluz. 

Y es que nada cuadra, todo resulta en exceso contradictorio, me explico; es infumable que un chaval que sobrevive a un accidente de avión en el Himalaya, al que le introducen las enseñanzas de Buda a palos, al que adiestra en el arte de la guerra el puto Tzu Sum, o a dar hostias a dos manos el jodido Pequeño Saltamontes etc., y acto seguido, te muestran al mozo razonando tal que uno de esos actores de las series de la Paramount Comedy, por momentos cándido y crédulo hasta la ñoñería, con una falta de control tal que acabas por decirte -pocos palos te dieron los monjes de los cojones.

En fin, que el dibujo del personaje no se ve para nada reflejado, es más, por momentos resulta incluso ridículo, ejemplo: quince años en un monasterio haciendo catas, meditando y tal, todo para, supuestamente tener un control total sobre el cuerpo y las emociones, para acto seguido verlo perder el control como un zagal al que le hayan requisado el móvil o, te lo muestran soportando palizas diarias de esos monjes del opus o escalando montañas con los dientes y luego va, da cuatro hostias y ya está reventado, y ojo se supone que es Iron Fist, el único e irrepetible, la fusta del mal, ni Montoro con su risita atesora tal poder, será que le falta el Actimel. En fin, que no.

Qué se salva; la coreografía de las peleas (que dicho de paso, ni se le acerca a la de, por ejemplo, Daredevil), las interpretaciones de la familia Mitchum, en especial del hijo y, qué, tampoco es que sea tan mala serie, entretiene y se ve, pero claro, dado el nivel de la Marvel, se espera más, mucho más.

Dicho esto, no me hagas mucho caso y no dejes de verla, dirás coño, qué incongruente eres, pues si, pero el universo Marvel, y en especial el de la Cocina del Infierno, se forma cual puzzle gracias a las interrelaciones entre las distintas series, aunque -de momento-, se limite a mantener ciertos personajes comunes y a simples guiños, pero no cuesta mucho intuir un horizonte donde la relación sea más colaborativa.

La diferencia entre tener un simple móvil o disponer de una herramienta tremendamente potente radica en; primero, saber configurarlo adecuadamente, segundo, saber utilizarlo y, tercero, tener las apps adecuadas para cubrir tus necesarias concretas. Si logras acometer con solvencia estos tres puntos, lograrás, además de ubicuidad, una productividad tremenda.


Primer paso; configurar bien el iPhone

La configuración por defecto es buena, pero mejorable en cuanto a solventar el gran talón de aquiles del iPhone y de cualquier móvil, la autonomía de la batería. No explicaré al detalle como realizar el cambio en las distintas "sugerencias" que a continuación voy a indicar, sería interminable la cosa, así que, si alguna de ellas no sabes como se configura, recurre a Google o a los foros de la propia Apple.
  • Lee estos artículos previos sobre las bondades del Jailbreak en este sentido.
  • Activa el brillo automático de la pantalla (por más que te digan lo contrario)
  • Desactiva el efecto parallax
  • Pon de fondo de pantalla un simple fondo negro (sin dibujos ni hostias), queda elegante y consume mucha menos batería.
  • Revisa app a app los permisos de notificaciones, desactiva las que sean prescindibles.
  • Revisa app a app los permisos para trabajar con datos 3G
  • Configura las actualizaciones de las app para que solo se hagan con wifi
  • Configura el tono de llamada progresivo y, si es posible (por Dios), con uno no muy estridente.
  • Revisa app a app los permisos para trabaja en segundo plano, y desactívalo en aquellas que sea prescindible.
  • Desactiva el sonido y vibración de las pulsaciones del teclado.
  • Configura el auto apagado de la pantalla tras 3 minutos.
  • Desactiva el bluetooth cuando no se utilice (o automatízalo con Jailbreak), si tienes dispositivos con bluetooth superior a 4.0 ya no es tan determinante.
  • Desactiva el GPS cuando no se utilice (o automatizarlo con Jailbreak)
  • Dejar el terminal en modo avión de noche (o automatizarlo con Jailbreak)
  • Desinstala aquellas app que has dejado de utilizar
  • Si es posible no uses más de un programa de mensajería (Whatpsapp y similares)
  • Revisa la configuración de Facebook para que no use datos 3G, no muestre notificaciones y no trabaje en segundo plano.
  • Si es posible no usar más de un programa de correo electrónico y configurarlo para que revisen si hay e-mails al entrar en la app.
  • Revisa todas las app con corte de red social, eliminando las prescindibles y revisando su configuración para limitar su impacto tanto en el consumo de datos, como de consumo de recursos por trabajar en segundo plano, emitir notificaciones, etc.
  • Cuando utilices juegos procura hacerlo con el móvil enchufado a la red eléctrica (o batería externa) para evitar el estrés de la batería.
  • Revisa el router de casa y del trabajo para que tengas buena cobertura wifi, ya que a peor señal, mayor consumo.
  • Revisa todos los parámetros del sistema para evitar que realicen procesos o consumos innecesarios según tu modo de uso y necesidades concretas.
  • Revisa todos los sistemas de sincronización estilo iCloud, Google Fotos, Google Music, etc. para que solo operen con conexión wifi y no con datos e incluso, si puedes, desactiva la actualización en segundo plano.
  • Consulta periódicamente que apps son las que mayor consumo tiene de batería y si ves que alguna por su naturaleza, no debiera consumir tanto, revisa su configuración y si aún así no logras drenar ese consumo excesivo, valora prescindir de ella o, si es posible busca otra app alternativa con menor consumo.
  • Revisa la configuración de la aplicación Salud, desactivando la motorización de los parámetros que no te interese seguir, o toda ella por completo si no la usas.
  • Se que es una putada pagar un pastizal por un cable original, pero si no es así, al menos que sean de marcas reputadas con certificado MFi, lo otro es una lotería y afectará al rendimiento de la batería si o si. 
  • Si adquieres aparatos con bluetooth que sean  de versión 4.0 para arriba, el consumo de batería es mucho menor y el alcance/estabilidad de la señal mucho mejor.
  • No hagas puñetero caso a los consejos de cómo cargar la batería, el único válido es que, cuantas más ciclos de carga le des al móvil, menos vida útil y rendimiento tendrá. Qué cuanto más estrés tenga la batería (que los ciclos de descarga sean muy rápidos) más pronto pierde rendimiento. Lo demás, son teorías, en muchos casos totalmente erróneas.
Así que, todo lo que hagas con intención de ahorrar batería debe ir encaminado a que dure lo máximo posible, y cuando digo el máximo, no es ir hasta el 1% de la carga, sino a qué, habitualmente te dure uno, dos o incluso más días sin problema alguno (a mi me llegó a durar hasta 5 días) y, por otro lado, que el consumo del iPhone sea lo más lineal posible entre carga y carga, evitando los picos de estrés.



Segundo paso; saber utilizarlo

A ver, este apartado ya es mucho más difícil intervenir, ya que, afectan factores de personalidad, de entorno social, nivel cultural, etc., pero lo cierto es, y esto está demostrado, que un porcentaje absurdo del consumo de batería se gasta simplemente haciendo NADA, es decir, por «tontería» del usuario. Un mero elemento con el que ocupar las extremidades superiores, en el mejor de los casos un sustituto al cigarrillo.

Así que, se diferente, cuando vayas a un restaurante no pongas el teléfono encima de la mesa y al comer, hazlo con las dos manos libres. Cuando camines por la calle, mira al frente y no al móvil. Cuando estés con tu pareja / familia, hazlo en cuerpo y alma. Cuando vayas a un concierto, no lo mires por la pantalla de tu móvil, date cuenta, que justo a tu lado, tienes a mil gilipollas que te lo están subiendo a Youtube, después si tal, ya les cuentas tú que tal estuvo.

En definitiva, no seas como los demás simplemente por aquello de que la inmensa mayoría ve del todo normal obrar como un imbécil.

Indistintamente de la parte sicológica, luego está la operativa. Si instalas algo, descubre todas sus posibilidades, las opciones de configuración, etc, para sacarle realmente partido, a mejor conocimiento de una app, más rápido operas con ella y menos está la pantalla encendida esperando a que tú des con la tecla.

Evita tener apps que duplican funciones o que con el tiempo has dejado de usar, y si, que sigues teniendo ahí, consumiendo espacio, recursos del sistema, actualizándose, etc,  sin darte cuenta de que están disponible en la Store listas para descargar en unos segundos.




Tercer paso; Tener las app necesarias

Hoy os mostraré alguna de esas apps, muchas de ellas muy comunes, pero más que sorprender, pretendo explicar el por qué de que me resulten imprescindibles, ya que muy a menudo la gente desprecia apps que están muy bien, y en cambio recurre a otras que, sinceramente son netamente inferiores o ni siquiera se da cuenta de que tiene esa app para cubrir una necesidad concreta. Por lo demás indicaré de forma precisa y resumida qué necesidad cubre y sus características básicas sin extenderme mucho, ya que, de lo que se trata es de que el lector, se diga, «ostras, mira esta app, igual me sirve»... ese es el cometido del artículo, ya que, cada cual tiene sus necesidades concretas, es decir, lo que se debe buscar es instalar y usar apps que cubran necesidades, no instalar por si acaso.


Es lo que tiene priorizar estar en primera fila a riesgo de tirar el dinero (en caso de no poder asistir), pues si, que me compro las entradas hace ya más de tres meses por aquello de sentir el directo como debe ser, y va, y no puedo ir. 

http://www.ebay.es/itm/Dos-entradas-para-el-Concierto-de-Glen-Hansard-para-el-dia-1-abril-en-Ferrol/192131838031

Así que, el que quiera dos entradas para ver la gira Solo Tour de Glen Hansard en el Auditorio de Ferrol el día 1 de Abril (21:00 horas), las tengo en eBay a la venta por 20 euros (las dos), en taquilla cuestan 36 euros.  Las envío por Whatsapp o e-mail, por lo que, con imprimirlas o mostrarlas directamente desde el móvil ya tendrás acceso al local (llevar DNI).

P.D.: Son para la fila 9, muy cerca del escenario.


Por más que las tabletas estén sustituyendo en gran parte a los portátiles, no nos engañemos, para ciertas tareas aún no suplen a estos con solvencia, de ahí que, quieras o no, tendrás que tener un portátil por casa para hacer aquello que con una tableta, bien sea imposible, o simplemente resulte un coñazo.  Hoy recomendaré tres opciones para todos los presupuestos y necesidades.

Descarto los ordenadores de sobremesa, ya que para el hogar, salvo que curres mucho en casa, te obliga a disponer de una zona de trabajo y prescindir de la movilidad, por lo que en el día a día, para uso doméstico, resultan poco prácticos y funcionales, es que, sólo encenderlos ya da pereza, eso con un portátil se lleva mejor.



Sin duda la mejor opción del momento es la de Apple, con su MacBook Pro, a un precio astronómico, pero si uno ha tenido equipos de la firma se da perfecta cuenta  de que a medio y largo plazo para nada lo son, es más, y nunca me canso de repetirlo, cualquier equipo de Apple es económico si lo comparas con la relación calidad precio de "la competencia", su durabilidad y lo más importante, el rendimiento mantenido en el tiempo. Créeme, lo caro es comprar algo que te vale la mitad y que a los pocos meses el rendimiento ya nada tiene que ver con aquel día que lo sacaste de la caja, por no hablar del sistema operativo, que ya es otro tema.


http://amzn.to/2lDgi4Q


http://amzn.to/2hRcJWR

ACTUALIZACIÓN MARZO 2017:

Una de las ventajas de las Roomba es que actualizan su software periódicamente por Internet (la app y el software interno), y en una de estas actualizaciones ha introducido varias mejoras sustanciales; la de las notificaciones push (avisando en el móvil de los estados: terminar limpieza, avería, etc) y la más importante, ahora además de los m2 limpiados se muestra sobre un mapa de la vivienda, que genera automáticamente, las zonas que ha limpiado (o no), algo que evidentemente evita prácticamente todas las dudas sobre la limpieza de cada sesión, o mejor aún, si realmente está pasando por los distintos locales y si ha terminado o no de limpiarlos por completo, es decir, si ha pasado la limpieza de bordes, o si fue o no a un local concreto, o más determinante aún, en caso de paro técnico (que no logre acabar), saber hasta donde limpió para luego ponerla a limpiar lo que le queda y no que empiece de nuevo, como ocurría hasta ahora. 

Además informa del tiempo de limpieza, de recarga y los eventos de suciedad encontrados. En definitiva, una mejora por software que da un salto de gigante, ya que, repito, despeja todas las dudas que surgen en el día a día.  Así que, muchas de las observaciones que vierto en este artículo han quedado solventadas con esta actualización. Bien por ellos, se ve que atienden las demandas de los clientes. 

Y como extra a esta segunda reedición del artículo os indicaré un truco para cuando el ciclo de limpieza se interrumpa (por fallo técnico, agotamiento batería o lo que sea), y quieres que al reanudar y terminar, vuelva a la base, ya que si le das al botón «Clean», desde dónde se encuentre en ese momento, lo que suele hacer es terminar la limpieza en esa misma posición (como si fuese la base de carga), pues bien, en vez de hacer esto, lo que hacemos es llevarla a la base de carga, darle a comenzar la limpieza allí (pulsando el botón Clean), y andados unos metros, la paramos y la llevamos a la zona donde estaba parada antes, le damos al botón «Clean» de nuevo y en este caso, verás que volverá a la base de carga siempre. 

Es decir, la máquina si sufre una parada forzosa (es decir que no la pauses tú, sino por fallo), por así decirlo pierde la referencia de donde está la base de carga y de lo que ha limpiado y, salvo que la vuelvas a arrancar desde la base, no sabrá encontrarla. Es decir, si tú la paras pulsando el botón «Clean» pausando la máquina, además de no perder la memoria de lo ya limpiado, sabrá buscar la base de carga al reanudar, en cambio si se para por fallo técnico, pierde esa referencias, de ahí que tengas que llevarla a la base, darle a arrancar (simplemente para fijar que debe volver a esa zona), dejarla andar dos metros y pausarla, para poder moverla a mano a dónde estaba cuando tubo el error, no para que reanude la limpieza, ya que habrá perdido esa información, pero si, para que como mínimo, empiece desde esa zona, ya que, será más probable que no vuelva a pasar por espacios ya limpios. En cualquier caso cuando ocurra un error, ayúdate del mapa de limpieza para ver hasta donde limpió y valorar qué hacer, ya que, si por ejemplo, le queda uno o dos locales por limpiar, quizás sería conveniente ponerla a limpiar allí y cerrar la puerta y cuando termine (lo que le faltaba), llevarla a la base a mano y listo.

Así que, una oportunidad de mejora que le queda sería; que tras en error en un ciclo de limpieza, no pierda las zonas que ha limpiado tras resolver el error. Es decir, que termine la limpieza, y no que empiece de cero. Esto se solucionaría, por ejemplo, definiendo que si pulsas equis segundos el botón «Clean, u otro», se cancele, o en caso de una pulsación breve, que continué hasta terminar. Evidentemente también sería interesante que desde el móvil se pudiese resolver este tema. Sería impresionante ver cumplida esta demanda en la próxima actualización :-).

Otra mejora, sería transformar la cámara frontal en una cámara de vídeo seguimiento al estilo de otros robots de limpieza (LG, por ejemplo), qué no se si será factible, ya que, no sé si la cámara es óptica o no, en todo caso, ahí queda la idea.



Artículo original (obviar las partes que critico las deficiencias ahora solventadas):

Hoy contaré mi experiencia con la aspiración inteligente, en concreto con los modelos de iRobot, Roomba de la serie 900.  A mi particularmente cualquier aparato que permita automatizar procesos me puede, si encima es fruto de años y años de luchas a muerte entre robots, en este caso muy posiblemente originarios de la UMA, pues tiembla VISA. Si además la puedes configurar, programar y controlar con el móvil, tanto localmente, como vía Internet, pues 'pa la saca'.
http://amzn.to/2hRcJWR