:
Lo que odio de las baterías portátiles es que o bien no llevan indicador de carga, o de llevarlo, se limiten a lucecitas que, en la mayor parte de los casos, resultan de poca ayuda. Esto implica que, a menudo, tengas cargando esas baterías más de lo necesario, ya que no sabes a ciencia cierta si están al tope o no.
http://amzn.to/2kbPDwO
Bien, pues esta batería de la marca DINTO tiene un display dónde te marcará el porcentaje de carga. Además, es bastante ligera para ser de 10.000 mAh, está muy bien diseñada y, como único pero, no incorpora en el cuerpo los cables de carga necesarios para cargar un iPhone o un Android, por lo que deberás hacerte con mini cable, y a poder ser multicabezal (para iPhone y Android), unos buenos son estos.

A mi particularmente me ha llegado a recargar el iPhone X, hasta 4 veces. El indicador de carga es muy preciso, lo dicho, pesa poco, y sinceramente estoy encantado con esta batería, ideal para viajes, excursiones, etc... dónde podrás prescindir varios días de enchufes.


Amor, ahora que ya no estás, 
que sepas, que Leibniz tenía razón,
la velocidad, 
esa magnitud de carácter vectorial,
que cuantifica la velocidad de nuestros cuerpos,
del tuyo e incluso del mio,
ayer, 
aun cuando estabas, 
se restaban, 
y hoy amor, 
que te distancias, 
se suman. 
 
Blues
Antología Poética


Ya tengo recomendado alguna que otra película de esta suerte de Haneke italiano, me refiero cómo no, a Paolo Sorrentino, un director con poca producción, pero del que siempre se esperan grandes cosas, tanto que la tenía en reserva, es que si, no me preguntéis, pero cuanto tengo muchas expectativas de algo, normalmente (salvo con la música), casi irremediablemente lo postergo tanto que luego casi se me olvida, y cómo suele pasar con los reservas, si te pasas de rosca, al final acabas con carísimo vino para hacer estofados.

En estas estaba con Youth, allí anclada en mi servidor de películas, esperando el descorche. Pues no me defraudó para nada, sin duda, para mi es su mejor trabajo y, ya juzgada con perspectiva,  muy infravalorada a su estreno (2015). 

Qué aporta Youth, pues ese perfume que solo saben destilar los genios: sutileza. Aquí se plasma con una solvencia pasmosa lo que significa la juventud, pero vista desde la otra cara de la moneda, desde los que ya no la tienen, que no es otra cosa, que el percatarse de que ya no puedes mirar al futuro, solo al pasado y esto es lo trágico del asunto; el pasado es tan irrecuperable como el futuro ineludible. En realidad uno deja de ser joven, cuando mira al frente y solo ve un muro liso, como aquel que con tanto acierto describió Didier Decoin en su célebre Beatriz en el Infierno

Si ya la película es buena, ese cierre, simplemente la pone en ese elenco de las que ya nunca olvidas. Es lo que tiene la música en conjunción con la imagen, que crea impronta en el espectador, no recordarás de que iba Anticristo de Haneke, pero nunca olvidarás esa escena con los protas follando en la ducha mientras su hijo se cae del balcón al ritmo de la Lascia ch'io pianga (G. F. Händel). Pues bien, con Youth te ocurrirá lo mismo, pero con una espléndida Sumi Jo, interpretando Simple Song, y es que, Sorrentino aún teniendo su sello propio, si que se nota que bebe mucho del susodicho, pero bienvenido sea, si el resultado es este.



Un amigo define al billar como una suerte de versión de ajedrez cuántico. Así con dos cojones. Pero a poco que te adentres en el juego te percatas que esa definición es de lo más acertada.

https://www.miniclip.com/games/8-ball-pool-multiplayer/es/

Hoy os explicaré un método para lograr ejecutar aplicaciones en la nube. Bueno, en realidad no directamente, pero de facto, si. 


El sistema es simple, pero tiene ciertas limitaciones. Tendrás que instalar en los equipos que quieras usar Gdrive, Dropbox o cualquier servicio de sincronización de archivos en la nube del estilo. Estas aplicaciones lo que hacen es sincronizar una carpeta (o carpetas) determinadas de tu equipo y cada vez que algún fichero cambia en dicha ubicación, lo suben a la nube. Evidentemente, si cambian en la nube, también se bajan a esa carpeta del disco duro local. Manteniendo por así decirlo una copia exacta entre lo que tienes en local y en la nube.

Sabiendo esto, la cuestión es simple, instalas la aplicación en una subcarpeta de esa carpeta sincronizada y automáticamente, ya tienes una aplicación accesible desde la nube. Es decir, a la que podrás acceder desde otro ordenador desde la otra punta del mundo y tener sincronizados los datos. Evidentemente, debes usar en los equipos que utilices para acceder a esos datos la misma cuenta del servicio de sincronización que utilices y la misma estructura de carpetas en cada equipo local. Este método debe funcionar en modo monopuesto, es decir, no deberás arrancar la aplicación desde dos equipos distintos a la vez, ya que de hacerlo, al subirse los datos más recientes a la nube, si existe una versión previa en el otro equipo, se sincronizará y se producirían evidentes incongruencias de datos. 

Es decir, es un método indicado para poder acceder entre equipos remotos entre si, a unos datos, que se mantienen sincronizados en la nube. Tú trabajas en un equipo, cierras la app, llegas al otro equipo, entras en la copia que tengas allí del programa, y supuestamente, los datos que tengas allí (en ese disco duro local) estarían sincronizados con los de la nube, que siguiendo el ejemplo, serían los que acabas de modificar en el equipo anterior. Evidentemente, debes asegurarte de que están sincronizados, de no hacerlo, una vez más se producirían incongruencias de versión de datos. Es decir, es un método a usar con mucha diligencia en la comprobación de si se ha terminado la sincronización de datos, sincronización que según el volumen de datos, puede tardar segundos, minutos o incluso horas, así que, no es un método trasparente del todo, requiere supervisión.

Si la aplicación en cuestión guarda los datos y demás ficheros en distintas ubicaciones de un disco duro, la cosa se complica, no obstante, existen herramientas que permiten convertir una aplicación clásica de escritorio, en portable, es decir, por así decirlo que funcione desde una única carpeta, o desde un pendrive. Hecha una aplicación portable, simplemente debes instalarla en la carpeta sincronizada y listo.

Si no te convence, este método, otro sistema es acceder remotamente usando terminal server, u otro tipo de aplicaciones de escritorio remoto, pero en ese caso, en realidad, los datos se guardarían en el equipo al que accedas. Simplemente te permite trabajar remotamente sobre un equipo y aplicación local.

Un tercer método es una vez hecha la aplicación portable, simplemente arrancarla desde una memoria usb y usarla allí donde necesites utilizarla. Este sistema tiene la desventaja de que puedes perder esa memoria y con ella los datos. 


Cuando las roscas enroscan,
cuando el sol calienta a medio día,
cuando tu mirada es la mía,
cuando sin espera ni reserva, 

la sed y el hambre encuentran mesa,
cuando no hay luz de avería,
cuando las ganas van a la par que el deseo,
cuando yo me encuentro, mientras tú me buscas,
solo entonces,
esto tiene sentido,
el resto del tiempo,
solo hay dolor y,
ninguna pastilla en el botiquín.


Blues
Antología Poética

Ya hace un tiempo que no hago una sugerencia gastronómica, y como estamos en la estación de ceba, pues hoy os recomendaré un gastrobar, O Birrán, ubicado en el famoso barrio judío de Ribadavia, una pequeña localidad vitivinícola a diez minutos de Ourense capital (Galicia). 

https://www.google.es/search?num=20&client=firefox-b&dcr=0&biw=1304&bih=752&q=O+BIRR%C3%81N+RIBADAVIA&oq=O+BIRR%C3%81N+RIBADAVIA&gs_l=psy-ab.3...8785.13952.0.14129.0.0.0.0.0.0.0.0..0.0....0...1.1.64.psy-ab..0.0.0....0.MZL5aqHkES0

Como todo gastrobar que se precie el local sirve copas, vinos y tapas de autor, o si uno tiene más "jambre", platos más elaborados, todo ello a unos precios muy contenidos y, en cualquier caso, con muy buena relación calidad precio.

Como local pasa desapercibido, ya que se encuentra ubicado en la parte central del barrio judío, en la Plaza Magdalena, nº 8, bajo unos soportales, con una entrada bastante estrecha, sin fachada alguna, y que, a priori no te llama a entrar (o siquiera te percatas de él), ya que, como casi todos los locales de la zona, se ve excesivamente lúgubre, es más, suelo parar en Ribadavia cada vez que estoy por la zona y nunca me había fijado en él, pese a ser, por lo que me enteré más tarde, el mejor en este formato.

Pero si entras, verás que el local es más que la barra que se ve pegada "al túnel" de entrada, al fondo disponen dos pequeñas estancias con unas cuatro o cinco mesas en cada una de ellas, resultando tan acogedor que da gusto estar, vamos, que la percepción que tenías desde la calle desaparece por completo.

Te ofrecen una carta compuesta por tapas y tostas muy bien elaboradas, pero también platos más contundentes (siempre en formato reducido), dónde predominan las carnes.  Disponen de una corta, pero muy equilibrada carta de vinos, a precios contenidos, y siempre, tres o cuatro postres caseros, ya no tan ajustados en precio, pero lo bueno (y rico) se paga, y con gusto.

En cuanto al trato recibido, exquisito. Es un local tan coqueto, con tan pocas mesas, que por poco cariño que le pongan, te sientes como en casa. Eso si, por lo que comentan en épocas más primaverales y dónde acompaña el tiempo, al duplicarse la mesas (fuera), el trato recibido se resiente, pero bueno, como yo soy de ir en invierno a estos sitios...

Es un local muy bien valorado por los lugareños y al tener tan poco aforo, como vayas fuera de hora o sin reserva (988 47 23 17), pues eso, te quedarás en la calle con los dientes largos. Si el tiempo lo permite suelen poner mesas a la entrada (en los soportales), en los que podrás también degustar sus platos, pero claro, dependen de si el tiempo acompaña, así que, mejor reservar.

Aquí queda la recomendación, que la disfrutéis.
Si ves que el navegador de Internet Firefox te va lento, y ya has probado a desactivar complementos, antivirus, etc... y sigue funcionando como a saltos, como que le cueste hacer scroll y demás, prueba a hacer esto:

http://amzn.to/2tNuexs

Vas a opciones y en el apartado Avanzado, desactiva las opciones USAR DESPLAZAMIENTO AUTOMÁTICO y USAR DESPLAZAMIENTO SUAVE. Si NO tienes activado la opción USAR ACELERACIÓN DE HARDWARE CUANDO ESTÉ DISPONIBLE, actívala.

Reinicia Firefox y prueba, si te va bien, ya sabes a que se debía, sino, pues no te queda otra que reinstalar desde cero Firefox e ir añadiendo complemento a complemento hasta dar con el que te está tocando las narices. También se puede hacer desactivando todos los complementos e ir activando uno a uno, pero puede darse el caso de que se deba a algún parámetro de la configuración (en about:config)  que hayas tocado y no sepas cual es, en ese caso, mejor instala una versión limpia y luego vete instalando los complementos uno a uno. 

Una vez detectas cual es el complemento, para restablecer fácilmente todo el entorno tal y como lo tenías antes, puedes recuperar la última sincronización de complementos, marcadores, contraseñas, etc. Así que, antes de restaurar Firefox, acuérdate de generar una sincronización, así, simplemente activando la sincronización  una vez reinstalado de fábrica Firefox, ya te reinstalará todo tal y como lo tenías antes, eso si, tendrías luego que eliminar el complemento que te daba problemas.
Aprovechando que Xiaomi por fin ha abierto tienda oficial en España, y por ende, también tienda on-line: http://www.mi.com/es/, me he decidido por adquirir su Xiaomi Box TV.

http://amzn.to/2D19d7H

http://amzn.to/2fitAwd
Xiaomi Mi WiFi Wireless Router 3, es el router de la reputada marca Xiaomi, que pretende hacer sombra a otras más consolidadas en el mercado de los routers (TP-Link, etc), con un equipo que posee 128 MB Flash Dual, soporte WiFi  para las bandas 2.4 GHz/5GHz, con 4 antenas y el cual puedes administrar vía web, Windows, Android, MacOS e iOS.

En cuanto al diseño, sin duda es uno de los mejor logrados del mercado, con un rendimiento más que aceptable teniendo en cuenta su precio. 

Pues si, un año más, un año menos. Ya están aquí las Fiestas Navideñas, unas fechas que me despiertan sentimientos contrapuestos, me gustan, ya que por unos días, el mundo parece pararse, hacer balance y, con suerte reiniciarse, y no tanto, porque, son un mero espejismo, una estancia calefactada de la que has de salir al frio inverno, a la cruda realidad. Pero bueno, ya ves la de tonterías que nos quejamos en el primer mundo.

http://amzn.to/2kbPDwO


Como en algo tengo que ocupar mis horas nocturnas, para año nuevo tengo intención... bueno, de hecho, ya está la cosa bastante avanzada, de publicar un, iba a decir un libro, pero ahora se llaman iBooks. Calculo que a mediados de año estará en Amazon, en la iBooks Store y demás tiendas on-line, ya os avisaré para que paséis por caja :-)

Y nada más, qué pases unas Felices Fiestas y recuerda, vívelas como si vivieses en un mundo, dónde cualquier imbécil pudiese llegar a la Casa Blanca, mientras al otro lado del planeta, un señor, también sacado de una película de la Marvel, llamemosle «risitas», se dedicase a retarle a tirar más bombas nucleares. Vívelas como si no hubiese un mañana.
Sigo un post, que entre sus secciones, tiene una en la que muestra (en su blog) las pantallas de inicio de los móviles de sus oyentes. Parece una tontería, pero gracias a esas capturas de pantalla uno descubre nuevas apps, formas curiosas de agruparlas, etc.. Pues bien, ya haré lo propio con lista de podcast que sigo, igual hay alguno que no conozcas...
https://comprandoenamazon.blogspot.com.es/


Mr. Robot es una serie de nicho y, si se quiere, ya de culto, que va por la tercera temporada y que desconcierta por varios motivos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mr._Robot

Primero, siendo una serie sobre grupos de hackers, muy actual, dónde salen políticos reales (Obama, Merkel, etc), con tecnologías de hoy en día, técnicas reconocibles, etc,  pero desde un  formato de serie de los años noventa, con referencias claras (e implícitas) a películas como Pulp Fiction, con planos y fotografía claramente inspiradas (véase encuadres en capítulo 2x9 y 2x10), etc, es decir, ese escenario super actual, tiene estilo «vintage», si encima usan un formato de previeusly que ya no se estila, peor aún.

Segundo, la serie arranca muy bien, pero a mitad de la primera temporada, cuando se evidencia el delirio constante de Eliot (el prota), sinceramente, resulta una fase dura, que estoy seguro que a más de uno le hizo abandonarla por hastío, pero si logras pasar de ahí, descubrirás que toda esa locura no es algo transitorio o un recurso para rellenar capítulos, sino que define al personaje (Eliot) y casi a la serie al completo, eso si, al principio resulta confuso de narices, pero luego ya se lleva mejor.

Finalmente, que es una apuesta muy arriesgada y nada habitual, ya que, inevitablemente envejecerá muy mal, de hecho, ya lo está haciendo a cada minuto, en el mundo de la tecnología todo se multiplica como mínimo por cuatro y va a más. Si encima, en ella salen personajes reales, por ejemplo, Obama (ya en la tercera temporada, sale el Trump, imagino a los guionistas dando saltos de alegría), lo que da una clara referencia temporal, peor aún. Pero también es muy premonitora, por ejemplo, con el tema del último ataque global de ramsomware y el empuje de las monedas virtuales (bitcoin), lo que es un claro indicador de que es, quizás, la primera serie hecha por y para el mundillo.

Es inevitable hablar de la banda sonora, muy arriesgada y un tanto intrusiva, pero que ayuda a construir el universo de Eliot y su camarilla. Una vez más, rescata clásicos de los años noventa y principios de siglo, lo que refuerza ese toque Vintage.

En cuanto al guión, tiene momentos muy lúcidos, quizás pretenciosos, pero que se esmera en usar terminología veraz, lo que ayuda a dar verosimilitud al horizonte de sucesos, que, cómo dicen al final de la segunda temporada, es inevitable (por ejemplo, el bitcoin).

En fin, que Mr. Robot es única, ya que, a la fecha no he visto otra serie sobre el mundo de la tecnología que sea tan veraz, actual y tan respetuosa con la gente que entiende un poco del tema, tanto que inciden en mostrar ciertos procesos, técnicas, etc, (más o menos reales), no cayendo en tópicos, simplificaciones o directamente en gilipolleces para el gran público. Ejemplos; un hacker no toca el piano en un teclado, sabe mecanografiar y muy rápido. Un hacker, no puede hackear un servicio web, email, etc, en cinco minutos. Un hacker no tiene la virtud divina de la ubicuidad. La ignorancia de la gente en general genera ese pensamiento simplista de que un hacker puede resolver cualquier cosa, por más que sea imposible.

Es incomprensible que pase sin pena ni gloria por las parrillas, supongo que esto es debido a la plataforma que la emite en España, ya que, el perfil de cliente de Movistar por definición no es afín a este tipo de temática, y eso lo explica todo. De hecho yo me enteré al escucharla recomendar en un podcast de Fuera de Series, lo que compensa de por sí, escucharlos de vez en cuando, por más que sus gustos no cuadren mucho con los míos.

Aquí queda la recomendación. 

El que tuvo, retuvo. Y por más que Morrissey a veces se le vaya la pinza con sus comentarios incendiarios, hay que reconocer que en lo musical sigue atesorando un talento innegable, así que, más que me pese, tengo que recomendar su último trabajo «Low In High-School».

En concreto el cuarto corte y el cierre, me refiero a los temas; «Home Is a Question Mark» e «Israel», sencillamente geniales. 

Aquí queda la recomendación.



.
A ver, como "entendido" en tecnología y demás, cada poco tiempo, amig@s, familiares y demás, me preguntan por las aplicaciones que tengo instaladas en el móvil, la respuesta siempre es la misma: tengo las justas y necesarias, ni una más. 


Los usuarios de telefonía móvil a menudo tienen los mismos malos vicios adquiridos en entornos de PC/Mac, es decir, instalar aplicaciones para un uso puntual, o para simplemente probarlas, y luego que se quedan ahí, miserablemente olvidadas en el disco duro. Esta circunstancia en un equipo de sobremesa tiene repercusiones, pero muchísimo menos dañinas que en un móvil/tableta. Me explico.

Cuantas más aplicaciones tengas instaladas en tú móvil, mas consumo de batería tendrás, y lo más determinante, utilices o no dichas aplicaciones.

¿A qué se debe esto?, pues a varios motivos;

* Mala configuración de los privilegios de acceso de las aplicaciones a los datos, contactos, imágenes, notificaciones, conexión de datos, etc. Es decir, el común de los mortales cada vez que instala una aplicación, no revisa a qué tiene acceso o no dicha aplicación. Una mala praxis que se traduce en que una misma app consuma mucho o consuma lo justo y necesario. Un ejemplo; instalas una app de geo localización de familiares, sin más. Pues bien, esa app posiblemente si no le indicas lo contrario estará usando los servicios de localización (GPS), accederá a tu lista de contactos, trabajará en segundo plano, incluso puede que acceda a tus datos del apartado salud, y dirás tú, coñe, es que si no lo hace no funciona. Mentira, a una app se le pueden dar acceso puntual a ciertos servicios siempre y cuando esté la aplicación en uso y no «SIEMPRE».

Por qué es tan determinante, pues porque el acceder «arbitrariamente» a los contactos, fotografías, localización, etc...  irremediablemente consumirá batería, y en muchos casos, el consumo es bestial en comparación a que solo acceda cuando se está usando, por no hablar de que ese trabajo en segundo plano, hará que tu móvil vaya más lento (inexplicablemente). 

* A más aplicaciones instaladas, más tiempo y recursos consumen las copias de seguridad. Esto es obvio, no es lo mismo que la copia de seguridad dure cinco minutos a una hora. Copias que tanto incluyen aplicaciones indispensables, como aquellas que usas de pascuas en pascuas o siquiera utilizaste más que una o dos veces. A algunos parece olvidarsele que las app, en caso de que las necesites, las puedes reinstalar en apenas unos segundos, es decir, para aplicaciones que utilizas muy poco, lo recomendable es desinstalarlas y en caso de tener que usarla de nuevo, se instala, se utiliza y cuando ya ves que no te hace falta, la borras.

* A más apps instaladas, más consumo indirecto de batería al recibir constantes actualizaciones de las mismas.  Vamos a ver, salvo que tengas las actualizaciones automáticas desactivadas, y aún así, cada vez que entres a comprobar actualizaciones se revisaran todas y cada una de ellas, da igual que sea la que utilizas todos los días, como aquellas que apenas usas, te comprobará si hay actualizaciones y te las descargará, instalará, etc... un despropósito total.



* A más aplicaciones, menos ancho de banda disponible y más consumo energético. Configures o no bien los privilegios de cada aplicación, siempre te encontrarás que en muchas no es posible limitar ciertos parámetros, e inevitablemente consumirán recursos, ya que, es justo este tipo de aplicaciones poco configurables, las que luego acceden a Internet, a la localización, contactos y demás, de forma periódica para hacer sabe Dios qué, lanzarte notificaciones, etc.  Es decir, en un móvil cuantas más app tengas instaladas, menos recursos tendrás disponibles. Más es menos. Esto sirve igual para la lista de contactos, cuantos más contactos tengas en tu agenda, más recursos consumirán todas y cada una de las apps que tienen permiso para acceder a los mismos y por tanto, más lento irá todo.

Dirás... pamplinas. Y UNA MIERDA DE AVIÓN. Así de grande y en negrita. Si no te lo crees, no tienes más que medir el consumo de un móvil con las cuatro aplicaciones básicas y luego, lanzarte a instalar apps y volver a mirar cuanto te dura la batería, lo rápido que va todo y demás. Enseguida te darás cuenta que la diferencia es abismal.

Bien, dicho esto, un truco que utilizo para mantener mis móviles con un rendimiento muy próximo a cuando los saqué de la caja, tanto en velocidad de ejecución, como en consumo de batería y demás, es este; como es difícil juzgar así a priori que vas a utilizar más o menos con el paso del tiempo, lo que suelo es tener varios paneles, en mi caso 6, colocando evidentemente en el primer panel las apps que más utilizo, en el segundo, las que utilizo bastante, pero no de forma diaria, y así hacia atrás... de tal forma que cada cierto tiempo, voy al último panel y elimino aquellas apps que con el paso del tiempo he comprobado que apenas utilizo.

Además sigo una política muy estricta, cuando entra una app nueva, otra sale. Esto evidentemente, lo hago una vez tengo una lista de aplicaciones más o menos estable. De tal forma que en mis móviles nunca paso de las 50-70 apps instaladas.  Si necesito alguna nueva, y veo que se va a quedar instalada, busco en las apps instaladas la que menos utilice y la borro. Así, siempre tengo más o menos el mismo número de apps y la cosa no se descontrola.

Yo soy de los que le saca mucho rendimiento a las apps y por motivos obvios, tengo quizás muchas más aplicaciones instaladas de las que utiliza el usuario medio, pero lo cierto es que no tengo ninguna en el móvil que no arranque como mínimo una vez al mes, si no es así, la borro y si me hace falta, ahí estará disponible en la Store.

Otra cuestión sumamente importante; los juegos son especialmente dañinos en un móvil, ya que suelen consumir recursos sin medida, y la cosa no es que lo hagan en uso, lo lamentable es que lo hagan cuando no las estás usando. La duplicidad de aplicaciones también es un tema a vigilar, tener varias aplicaciones para fotografía, varios navegadores, varios programas GPS, varias reproductores de música, múltiples servicios de mensajería...  es decir, es normal que se tengan en una fase de prueba, pero una vez uno se decanta, no tiene sentido tener un LINE si usas solo Whatsapp, tener Chrome si habitualmente utilizas Safari, o  Tomtom, si utilizas Sygic, es decir, no es que te ocupen espacio a lo tonto, es que ese tipo de aplicaciones a narices accede a la localización, a los contactos, etc... y el rendimiento del móvil caerá en picado.

Un inciso final, vivimos en la era de la nube, y está bien que así sea, el Gobierno se muere de justo cada vez que subes tu vida a la nube, pero recuerda, toda esa información que mueves, está sincronizándose continuamente, a más información, más tiempo, a más tiempo, más consumo de batería y de recursos del móvil, así que, vigila todos los procesos de sincronización para que dentro de lo posible se hagan cuando tú decidas y no en forma automática. Se que en muchos casos es recomendable que sea de forma automática, si es así, como mínimo que sólo se sincronicen estando bajo cobertura wifi y si puede ser en una red concreta con un buen ancho de banda, mejor.

Si sigues estos consejos, enseguida comprobarás que la batería dura un tiempo razonable, que la duración no merma con el tiempo, y lo más importante, que el móvil tendrá un rendimiento lineal durante su vida útil.
Ozark es una serie producida por Netflix sobre el mundo del blanqueo de dinero, pero desde una perspectiva, que sin ser novedosa, si resulta interesante, la parte intelectual. Quizás su mejor baza  es el guión, muy coherente e instructivo, tanto que sobrelleva el reparto inadecuado y la falta de profundidad en ciertos personajes (pese a uno de los capítulos finales, en el que se intenta arreglar esto profundizando en la génesis del asunto)

https://www.netflix.com/title/80117552

Acaban de lanzar la primera temporada, y la verdad, con Netflix nunca se sabe, pero me da que tendrá continuidad, ya que a priori no parece muy cara de producir (ni en reparto, ni por otras cuestiones), y sin ser una maravilla, si que tiene su público.

Lo interesante de este mundillo es que llegas a la conclusión que el proceso de lavado de dinero, en realidad una regularización "voluntaria", es muchísimo mejor opción para las arcas públicas, que un "perdón fiscal" legislado (con menor tasa impositiva). Es decir, a todos los efectos esas intervenciones de los gobiernos los convierten de facto en una especie de agentes low cost del blanqueo. Dicho de otra forma, lejos de ganar los contribuyentes gracias a estos "políticos iluminados" (en realidad nos toman por tontos), palmamos pasta. Cómo bien dicen en la serie, el dinero ilegal (en cantidades industriales) no se puede comer, así que, la única forma de convertirlo, es re inyectándolo en el sistema y si, tributando por él, bueno, a veces, no lo que debieran, pero eso también es culpa de los políticos.

No obstante, hay algo que falla o se cuenta a medias, se insiste en que el lavado del dinero se reduce a inflar gastos, y si bien es cierto, lo primordial es tener un negocio(s) legítimo(s) que por su naturaleza sea susceptible de inflar fácilmente los ingresos (o como mínimo suplantar ingresos), y si, una vez tienes estos, para no pagar tanto beneficio, luego  también inflas gastos, pero lo uno sin lo otro, como que no, y en la serie insisten en el tema de buscar negocios dónde solo justificar gastos, lo que no se entiende, ya que el dinero es como la materia, ni se crea ni se destruye, si gastas sin tener ingresos, evidentemente cara el fisco es fácil que detecten que tienes ingresos ilícitos... así que... repito no entiendo muy bien quien asesoró a estos guionistas.
Pues resulta que si, que la versión móvil de Firefox también funciona muy bien en su última versión, tanto o más que la versión para PC/MAC.

https://inzitan.blogspot.com.es/search?q=firefox

Tiene todas las virtudes de la última versión de Firefox; carga las páginas muy rápido, alta compatibilidad con todo tipo de páginas, estabilidad y un entorno muy logrado, mucho más eficaz que Sarafi (más que me pese), así que, le voy a dar una oportunidad. 

Tiene el añadido que si usas Firefox en su versión de escritorio, los marcadores, claves, etc, se sincronizarán automáticamente en la app del móvil.


http://amzn.to/2mwnBeK


Si quieres un buen disco duro sólido por un precio muy competitivo, este Samsung 850 EVO de 250 GB es una muy buena opción.  Con un disco duro SSD podrás darle una nueva vida a equipos viejos, o mejorar uno nuevo con unas prestaciones impresionantes.




  • Capacidad de 250 GB




  • Velocidad secuencial de lectura de hasta 540 MB/s y de escritura de hasta 520 MB/s
  • Memoria caché Samsung 512 MB DDR3 SDRAM
  • Factor de forma: 2,5"
  • Conexión Serial ATA


  • Verlo en Amazon


    Nunca he sido partidario de los cargadores Qi para móviles (cargadores por inducción), ya que, suelen cargar más lento que por cable, y "solo" tienen como ventaja, que el proceso de poner a cargar el móvil se reduce a dejarlo allí sobre la base y listo, pero esta simplicidad incita a darle muchos (muchísimos diría yo) más ciclos del carga al móvil de los necesarios. 
    http://amzn.to/2BzRb8g
    Algunos te dirán que esto con las actuales baterías no implica menos rendimiento de la batería, pero, créeme, si que repercute y mucho.  Cuantos menos ciclos de cargas le des mejor, esto no significa que debas dejarla agotar por completo, sino en, por ejemplo dejarla bajar hasta el 20%, y luego cargarla. Pero no darle pequeñas cargas por aquello de que esa base de carga se haya convertido en el sitio en el que dejar el móvil, eso a medio/largo plazo será letal para la batería. 

    Así que, si te haces con una, procura ubicarla en un sitio que por su naturaleza no te permita usarla a todas horas, sino cuando estés durmiendo, o llegues a casa, es decir, una ubicación que, por no estar a todas horas, sea utilizada de la forma más parecida a cargarlo por cable.

    Otra recomendación es la de no usar los llamados cargadores rápidos, que cargan a más de 5V. Si que cargarás en muchísimo menos tiempo, pero eso tendrá una repercusión importante en la batería e incluso en el móvil (por los calentones que se lleva). También te dirán que no te preocupes, que no les hace nada, incluso que es mejor cargarlos así... ya, cada cual vende su mierda, pero si Tesla uno de los mayores fabricantes de baterías del mundo no te recomienda cargar habitualmente en un cargador rápido el coche, ya que cascarás la batería (que luego te tendría que reponer gratuitamente), será por algo, ahhh, ya sé, que te la tiene que reponer gratis, si te lo tuvieses que comer tú, seguro que te dirían...«no pasa nada»

    Bien, hay muchas marcas reconocidas, pero yo opte por este cargador de la "marca" Hanende,  por varios motivos; qué la base es de aluminio (muy bien acabado) de color blanco (Steve Jobs creó escuela), que pese a cargar a 5V, el tiempo de carga solo se merma en un 10-20%, es decir, un poco más, pero qué más me da,  si lo pongo a cargar de noche, que tiene un indicador luminoso para cuando está cargando (nada escandaloso) y lo más importante, que no calienta nada el móvil.