Ya no me siento a gusto en este mundo [Netflix] (Macon Blair)

jueves, abril 06, 2017 0 comentarios
No, no estoy declarando mi estado anímico, «Ya no me siento a gusto en este mundo» es una de las últimas producciones de Netflix para la gran pantalla, ganadora del último Festival de Sundance,  ya disponible en la plataforma.

https://www.netflix.com/title/80100937

Es sorprendente que esta opera prima del actor metido a director Macon Blair resulte tan rotunda, y tan bien hecha, es qué, si no te lo dicen, dirías con los ojos cerrados que estás viendo una de los hermanos Coen.  Ese humor tan sutil y ritmo tan característico, es Coen por los cuatro costados, pero lo hace suyo, lo acompaña de una excelente banda sonora muy bien integrada, con unos diálogos espléndidos y una Melanie Lynskey  y un  Elijah Wood, (irreconocibles) fantásticos, en fin, es inequívoca la asociación, pero repito, no por ello resulta una copia de estilo burda, sino que atesora identidad propia. El lienzo que nos pinta Macon a diferencia de los Coen nunca se aleja de lo mundano, lo que hace que te identifiques y empatices irremediablemente.

Como punto negativo, ese desenlace tan, como diría, a lo Robert Rodriguez, ahí la película pierde gran parte de esa identidad, tanto que casi peligra.

No obstante, atesora escenas que bordan lo sublime, por ejemplo, la del friki (el ninja) cuando entran a recuperar el ordenador robado o, por ejemplo, mientras intenta localizar la matrícula de los ladrones. Sencillamente, para enmarcar. Sería de traca, si tras introducir la tarjeta le saliesen más tías en bolas, pero en cualquier caso, de diez.

Yo no lo definiría, como hace la crítica, como cine absurdo, para nada, la vida es tal que así, y esa es su gracia, quizás te golpea con situaciones llevadas al extremo, es cine americano, no francés, pero en ningún caso las percibes como un artificio, sino como algo que pudiera acontecernos a cualquiera de nosotros en uno de esos «días de furia», eso si, no a lo Michael Douglas, sino como cualquier hijo de vecino, es decir, en plan cutre.

Así que no dejéis de verla, espero que no sea flor de un día, este Macon Blair promete.


Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.