Ver en el Apple TV cualquier cosa

viernes, noviembre 20, 2015 0 comentarios
Vivimos un cambio de ciclo, donde la televisión convencional -ha muerto-  (si, en presente), con la llegada tan esperada de Netflix, se han amartillado los últimos clavos al ataúd.  

De un tiempo para acá, ya hay servicios similares, pero no nos engañemos, Yomvi es parecido, pero muy caro. Wuaki no tiene tarifa plana real. Otras, más de lo mismo. La gente lo que quiere es un precio razonable, sin compromisos y, lo más importante; barra libre. Nada de algo si y lo demás a pagar. Vamos, que como bien dicen los de Netflix, si realmente se quiere acabar con el pirateo, se debe dar lo que la gente demanda a un precio razonable, lo otro, es pedirles dinero por algo que no lo vale y si se niegan, escupirles en la cara. 

En fin, que Netflix pese a tener un catálogo aún muy corto (en España), sin duda arrasará. Es más, la compañía paradójicamente tiene más éxito, cuanto más alto sea el índice de pirateo del país en cuestión. El perfil de la gente que piratea, es de alguien que demanda calidad y, lo más importante, que consume mucho contenido. Nadie que vea el Deluxe se descarga (ni sabe hacerlo, dicho sea de paso) la última de Haneke, series como Luther, buena música o ya puestos, literatura. Y es ese, precisamente ese, el mercado que quiere Netflix... ya que este tipo de cliente, es el que sin dudarlo pagará (con una alegría inmensa) los 8 o 10 euros mensuales. Los otros, se quedan encantados viendo, entre anuncios de bancos y compresas, el Deluxe. En fin, tiempo al tiempo, las cosas caerán por su propio peso. 

Un inciso, a un servidor le hace entrar la risa floja por lo (espera que cambio a mayúsculas) TARUGOS que son los iluminados de la Industria (audio visual/telecomunicaciones) en España. Vamos a ver, inviertes una ingente cantidad de millones en lanzar un producto y luego... en el momento decisivo, no sabes captar al cliente, simplemente por no poner el cebo apropiado en el sedal. Vamos a ver, para enganchar un usuario potencial (y esto lo sabe cualquier empresa competente, sirva Amazón como ejemplo), lo primero que debes cuidar es el método de registro y de pago. Eso es crucial y determinante.  Es más, cualquier SEO, comprobando el porcentaje de rebote en la página de registro y en la de compra, sabe, sin siquiera ver la web, si se encuentra ante uno de estos casos. Vamos, que es del todo inexplicable lo de esta gente.

No hay más que ver el proceso de registro de Netflix, y acto seguido intentar hacer lo mismo en Yomvi, Wuaki, etc... es que aquí algunos siembran ajos, y luego esperan recoger cebollas.  Vamos a ver, quién coño, en su sano juicio se entiende (y recordemos el cliente potencial de estos servicios no es un memo), le da el número VISA a un proveedor de servicios en España, y menos,  para probar su producto, y encima con la reputación "tan buena" que han atesorado con los años. Claro que tienes que pedir datos e incluso una forma de pago, pero pide Paypal (y más, dado el target del cliente potencial, casi con seguridad usuario de PAYPAL) y verás como los registros aumentan exponencialmenteComo alternativa, puedes poner VISA/MASTERCARD, etc, pero siempre desde una pasarela de pago segura (y que resulte evidente al usuario que lo es, otro tema que algunos no cuidan nada y así les va), o como mínimo pídelo tras el proceso de prueba. En fin, para pegarse un tiro.

NOTA: Desde que escribí este artículo, parece ser que alguno de esos servicios ha cambiado (sorprendentemente) su proceso de registro y compra. Vaya, nunca es tarde si la picha es larga.
Bien, vamos a lo que importa. Para disfrutar de la televisión a la carta y por extensión, llevar Internet al salón, es primordial no caer en la trampa de usarlo desde el Smart TV integrado en el televisor, ese es el primer error, y créeme, determinante. 

Hoy día la mejor opción para acceder a Netflix, Wuaki, Yomvi, etc, como  indico, no es precisamente mediante el uso nativo de la Smart TV  del televisor (aunque salga degratis), ya que, no nos engañemos, es un desquicianerviosdelcarajo, es más, estoy seguro que si vuelve la Santa Inquisición a esta España nuestra, ni potros, ni atrapawuebos, ni gotas malayas; diez minutos de Smart TV y confiesas ser siervo de Lucifer y de su p*ta madre. 

Qué nos queda. Pues usar un aparato (solvente) que haga de puente entre el televisor e Internet. Hay muchas opciones, pero, obviando el Chromecast, quizás las más interesantes son; el Apple TV, o el más versátil, webtv de Blusens.

Del webtv de Blusens hablan maravillas, pero investigando un poco como funciona y tal y cual, pues no me quedó (para mi caso particular) duda alguna, a por el Apple TV de cabeza. 

Los detractores del Apple TV esgrimen dos hándicap fundamentales; no tiene integrado un navegador web y, que estás supeditado a lo que Apple tenga a bien autorizar a instalar en su -mini meca-. 

Bien... cómo explicarlo, el que nunca usó algo de Apple no acaba de comprender que ésta, realmente no vende productos bonitos y funcionales a precios absurdos. Vende buena experiencia de usuario. La mejor posible. Ese es su negocio y, en realidad, su producto. Cuando Apple saca algo nuevo (salvo raras excepciones, que las hay), si ya eres cliente, sabes que aquello te encantará (siempre que cubra una necesidad real, claro está). Es decir, jamás te llevas el desengaño, que casi inevitablemente surge con cualquier otro producto (y más, tecnológico) tras su compra.

Dicho esto, qué sentido tiene llevar Internet al televisor, si luego te vuelves majara para manejar aquello. O bien tienes la posibilidad de interactuar fácilmente o no disfrutarás, vamos, que será un coñazo. Esto Apple lo sabe, solución; usar como teclado/ratón del Apple TV sus otros productos; iPhone, iPad, iMac, etc...es decir, cualquier periférico de la casa que puedas usar cómodamente para teclear, pinchar, etc... para controlar la tele. 

Si, esa opción que traen los productos Apple, llamada AirPlay, vale para eso... en un simple clic trasladas tu pantalla desde el periférico en cuestión al televisor y, lo más importante, el contenido que estés viendo, reproduciendo, escuchando. Supongo que también será posible usar un ratón o teclado clásico  por bluetooth ya que con cascos si se conecta, pero no lo he probado.
Apple TV y Netflix

Con esto tenemos resuelto el tema del navegador y por extensión lo de poder reproducir en el televisor cualquier contenido que Apple no permita, al no autorizar dicha aplicación en su Store. Qué no te deja ver Yomvi (al no tener app para ello), pues nada, accedes al servicio desde un iPad/iPhone, le das a AirPlay y... ostias, lo tienes en la tele al instante. 

Que quieres navegar sin más... pues nada, lo mismo, solo que navegarás con la misma facilitad y usabilidad que te dé tu periférico (de echo, estás navegando desde él, solo que ves el resultado en la tele). En fin, Apple sabe que un mando no es lo más funcional para interactuar con Internet o incluso para manejar contenido en un televisor, y lo ha reducido a la mínima expresión y para lo demás, pues eso, usas un iPad, un iPhone donde realmente esmodo hacerlo.
 
Por tanto, las dos bazas de los otros Web-tv, no son tal, es más, lo único que lograrás con éstos es; tener mucha más libertad para instalar casi cualquier app, ver canales de televisión clásicos (que desde el Apple TV directamente no se puede), o incluso usar un teclado o un ratón para facilitar la entrada de datos, pero poco más. Lo que es la experiencia de uso diaria (por lo que vi en vídeos de Internet y demás), dista mucho de lo que ofrece Apple TV. Eso si, si no tienes otros productos Apple, no lo dudes, es la mejor opción hoy día

Por lo demás si en el Apple TV, aparte de Netflix, instalas Youtube (qué es ahora realmente, cuando vas a disfrutar accediendo a este tipo de servicios, ya que, una cosa es ver algo en un móvil o en una tableta/pc y otra muy distinta en un televisor, y más, con la usabilidad que da el Apple TV), Vimeo, Podcast (de momento no es posible, pero en breve llegará), Flex, etc... tendrás ya mucho contenido sin necesidad de usar navegador alguno

Qué quieres ver algo que no tienes en Netflix y si en una web que sirva películas por streaming, pues nada, pillas el iPad/iPhone, vas a la web, activas el AirPlay, le das a reproducir y ya lo tienes en el televisor, con la particularidad de que puedes controlar la reproducción tanto desde el periférico, como con el mando del Apple TV. El iPad, el iPhone o lo que uses en AirPlay lo puedes poner en reposo y nada... controlas la peli (por si quieres pausar, avanzar, etc...) con el mando.  Que tienes un iMac (o un media center) con un disco duro petado de películas, pues nada, compartes la biblioteca en red y la tienes accesible al instante en el Apple TV, y si encima usas Flex (disponible en la Store), ya es la pera, vamos, una maravilla. 

Otros detalles que te hacen "gozaaaar" con este aparato es la fluidez, la inmediatez; parar, avanzar, retroceder, buscar, etc... todo se reduce a deslizar el dedito por trackpad integrado en el mando o hablarle al Siri. Sin tiempos de carga, sin lag alguno. En fin, que la experiencia de usuario es muy buena, nada que ver con otras alternativas.  Otro detalle interesante es que puedes prescindir del mando de la TV, ya que el del Apple TV se apodera de ésta, pudiendo encenderla/apagarla, variar el volumen, etc... o para rizar el rizo, usar el de la TV para manejar el Apple TV... y todo sin configurar nada. 

NOTA: Si tienes varios conectores HDMI en tu TV, conectalo en el que ponga Anynet+ (en Samsung) o similar, ya que es el que permite comunicación bidireccional entre periféricos (poder usar indistintamente los mandos, por ejemplo).

Además podrás usar el Apple TV como consola de juegos. Ya que puedes instalar juegos de la Apple Store y luego sirviéndote del mando (que tiene todo tipo de sensores), jugarlos al modo Wii. Un aliciente más. Existe un mando más específico para juegos, pero el mando clásico para la mayoría de ellos es más que suficiente. 

Qué no me gustó. Pues Siri, nada que ver con el de un iPhone. No entiendo como no implementaron su uso, cómo mínimo, para introducir datos. Básicamente solo sirve para hacer búsquedas (en servicios propios, no va en Netflix, por ejemplo) y obtener datos del tiempo, la bolsa y poco más.  Una pena, ya que de tener una potencia similar al de un iPhone, sería la ostia en vinagre... vamos, que arrasaría el mercado. Qué ocurre, que como no quieren incluir el navegador (para proteger sus contenidos) el Siri se queda sin alimento. En fin, supongo que tarde o temprano le harán Jailbreack y esto se solucionará de un plumazo.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.