El Asador de Roa (Ourense)

jueves, abril 03, 2014 0 comentarios
Hoy recomendaré un sitio para comer en la ciudad de las burgas (Ourense-Galicia); El Asador de Roa, situado en la Calle San Miguel nº 10 (tfno: 988.372.276), coordenadas 42 20 15 80"-N, 7 51 49 10"-O.

Está situado casi al final de la Rúa do Paseo, girando por una calle que conecta con la calle superior  (de la de las tiendas a la de los vinos).

Lo primero que sorprende es el local, situado en un bajo con una decoración muy acertada (techos decorados con mosaicos con tonos cálidos, buena iluminación y decoración, etc), con cierto equilibrio entre lo que debe ser un "asador clásico" y un restaurante moderno y funcional. Por poner un pequeño detalle a mejorar, existe una puerta lateral en el salón, que supongo es una especie de office o almacén, que bien le vendría una buena mano de pintura... o como mínimo tener un poco de vista y mantener aquello cerrado o sacarle el cristal a la puerta, OjOs que no ven...

Una vez sentados (con un trato exquisito del personal, todo hay que decirlo, pese a ir en ropa informal (eufemismo de senderismo/chándal... es que... uno va a tomar vinos y acaba en un sitio así, sin saber cómo ni porqué) te presentan una carta de platos donde hay los clásicos de todo asador y alguna que otra sorpresa, como mariscos y cefalópodos. 

No me gustó, y es algo que muy pocos restaurantes saben resolver (aún siendo relativamente fácil), el tema de las carnes hechas en mesa... te ponen el típico hornillo con gel quemante, el tocinillo etc... y claro, a poco que aquello esté en funcionamiento se arma un hongo nuclear que no veas. Malo para el cliente, malo para el local, malo para el ambiente general... vamos, nada de positivo. 

Hoy día existen placas tanto eléctricas como por cartucho de gas, que apenas producen humo y, lo mas importante, que se pueden apagar o regular en intensidad por el comensal, permitiendo así que no se tenga que estar en una suerte de carrera contra reloj a la hora de tomar la carne, pudiendo hacer pausas o simplemente ir a un ritmo mas pausado...  así que, algo a mejorar.

La carta de vinos, como no podía ser de otra forma (siendo un Asador de "Roa"), excelente. Eso si, con unos precios un tanto elevados, pero bueno, es lo normal en este tipo de establecimientos, saben que vas a tomar vino si o si, y lo rentabilizan y bien. 

Los postres sorprenden mas por su elaboración que por la degustación final. En mi caso pedí un sorbete de mandarina con vodka, otro de limón al champán y la típica degustación mixta de postres. Bueno... ninguno de ellos pese a la presentación destacó especialmente, y teniendo en cuenta que no bajaban de 4 o 5 euros por postre... yo por eso pido mas calidad (aún yendo en chándal). 

En fin, que es una muy buena opción si se visita la ciudad y tras patearse la zona de los vinos, con su orgía de locales de pinchoteo se queda uno con hambre. Otra opción es ir al Rey del Jamón a escasos metros del asador, pero ya en plan tosta, vino y charla... otro rollo, pero no por ello peor.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.