Reducir la factura de la luz (ajustar potencia, eficiencia energética, cambio compañía, etc)

martes, abril 15, 2014 0 comentarios
En esta España nuestra cada vez que una persona protesta o grita golpeando la barra del bar con el puño, a un presidente de una compañía eléctrica se le pone dura. 

Al español, aquello de -perro ladrador poco mordedor-, se le aplica casi como seña de identidad. Me gustaría coger (en España no es follar, vale...) a cada uno de esos "indignados" e ir a su casa, ver lo que tiene instalado, cómo lo tiene, qué potencia tiene contratada y con quién. Y luego... luego si, darle de hostias hasta que le salgan chispas de los wuevos de tanto repicar.

Bien, si uno realmente quiere ahorrar en la factura de la luz, además de despotricar, puede HACER ALGO...COÑO!!!! y como mínimo tomar estas tres medidas;


1º EFICIENCIA ENERGÉTICA: 

Antes de nada, lo primero que debes hacer es reducir consumo. Como el tema de los hábitos es difícil modificarlos ( y yo que no creo en la gente ), has de optar por dos vías; automatizar y optimizar

Automatizar el apagado de aparatos, luces, etc. Para ello debes recurrir a fotocélulas, relojes temporizadores, etc. Por ejemplo, en las zonas de paso, baños, etc, donde las luces sean "más difíciles de controlar", debes poner elementos que te permitan desconectarlas automáticamente. La opción más fácil es instalar fotocélulas que apaguen y enciendan las luces al detectar movimiento y/o ruido. 

En ciertos aparatos es aconsejable instalar relojes temporizadores que te permitan conectarlos y desconectarlos según ciertos rangos horarios, días de la semana, etc. 

Un ejemplo, son los típicos termos para el agua caliente. Debes saber que éstos tienen un consumo bestial (sobre 2.200W), y más, si los dejas a sus anchas. Los "técnicos" te suelen decir que una vez alcanzan una temperatura se desconectan ellos solos... claro que si, lo que no te dicen es que cada vez que abres un grifo de agua caliente, el dichoso bombo se enciende innecesariamente en la mayor parte de los casos, ya que el agua está suficientemente caliente sin necesidad de calentarla (por la fría que acaba de entrar en el bombo al accionar tu el grifo). 

Lo mejor es instalar un reloj programador e ir probando un rango de horas que te permita consumir sin notar mermas en el rendimiento (y aprovechando si tienes tarifa nocturna/discriminación horaria) dentro del horario que te interese. Una buena idea también pasa por calibrar bien estos termos, ya que suelen tener un regulador (en el mismo tambor) para regular la intensidad de calentado... es decir, de que vale que te caliente aquello como el infierno si luego en el grifo te ves obligado a mezclarla con agua fría... pues eso.

Por ponerte un ejemplo real; yo pasé de tenerlo encendido todo el día (a criterio del termostato), a solo encenderlo 2 horas (en tramo de tarifa reducida). Resultado... tengo la misma agua caliente que antes, pero con un consumo inferior, de hecho se nota de forma muy significativa en la factura. 

Pues esto con todos los aparatos que tengas, en los que por su naturaleza (por ejemplo las calefacciones) puedas discriminar rangos horarios, días de la semana, etc, y actuar en consecuencia.  Por ejemplo, no tiene sentido tener una calefacción trabajando de madrugada, o cuando no estás en casa, ya que, las calefacciones llamadas de calor azul, apenas mantienen el calor una vez se apagan y lo logran rapidamente al encenderlas, con lo que activándolas una hora antes de llegar a casa es suficiente, el resto del tiempo lo único que te están haciendo es consumiendo para tener caliente un local en el que NO ESTÁS... y que puede estar caliente cuando llegues igualmente. Además si tu calefacción te permite discriminar por locales, sería interesante establecer la programación según el rango de horas en el que estés en ellos o no.


Otra cuestión sumamente importante, pero como proyecto de futuro, pasaría por comprar electrodomésticos con buena eficiencia energética y que se pueda programar su encendido y apagado, vital si tienes contratada tarifa nocturna (o su equivalente), esto es indispensable para lavadoras, lavavajillas, e incluso hornos. Además debes tener en cuenta que tengas o no tarifa nocturna (discriminación horaria, es decir, la luz más económica en un rango de horas que en otra), tener electrodomésticos que se enciendan ellos solos a unas horas que sabes que no estarás usándolos, junto con otros de gran consumo, te permitirá evitar tener que contratar una potencia mayor, ya que evitarás que funcionen al mismo tiempo. Programa la lavadora y lavavajillas de madrugada sin que se solape su funcionamiento. Lo pillas.
 
Otro ejemplo real; cambié un frigorífico de 12 años, por otro tipo americano (en teoría más grande y mejor) y reduje el consumo a la mitad. Mas con menos. Hazle caso a los AAA, A+, etc.. y sino, fíjate en las fichas técnicas y compara consumos, lo barato al precio que está la luz, a medio plazo ya te puede estar saliendo carísimo.


Otro ejercicio que debes tener en cuenta, es aplicar las multiplicaciones de los pequeños números como es debido. Me explico, a menudo los... "GILIPOLLAS" te dicen que un pequeño cachivache, por ejemplo, un router de Internet, consume muy poco,  de hecho así es, sobre 5W/h, pero claro, si tenemos en cuenta que está las 24 horas encendido, durante los 365 días del año, esto significaría; 5W/h x 24 horas x 365 días = 43.800 W, oñooooo!!!!!, qué número más grande no... bien, monetariamente tampoco es tanto 43,8kW, pero, es de estúpidos pagar por algo que no consumes.  


Piensa... usas Internet de madrugada... o cuando no estás en casa..., a que no. Pues pon un reloj al router y listo. Yo logré pasar de 43.800W a 18.000W, es decir, menos de la mitad, sin inconveniente ninguno. 

Si esto lo aplicas a otros aparatitos que a lo tonto te van engordando la factura (repito, por algo que no usas), ya tienes de donde recortar.

Pero lo importante, es entender los número pequeños y sus multiplicadores; un número pequeño, multiplicado por otro y éste por otro, da un número enorme. No tengas nada encendido de forma permanente por muy poco que consuma si es que realmente no te supone inconveniente accionarlo manualmente o con mecanismos programadores.  

Yo siempre pongo el mismo ejemplo: lástima que la luz no fuese agua... a ver cuantos grifos estarían chorreando, goteando o perdiendo sin que nadie diese el grito de alarma... lástima.

Otra vía de actuación es la iluminación; bien, como tengo ya publicado un artículo hace unos días sobre el tema, mejor léetelo.  En mi caso ahorré casi un 90% del consumo eléctrico en iluminación... y lo más cojonudo... sin renunciar a nada.



2º BAJAR EL TÉRMINO DE POTENCIA:

Vamos a ver, para un hogar medio lo normal es tener contratado entre 4,6 y 5.75 kW (en monofásica, qué son la mayoría). Pero qué ocurre, que como hubo unos años, los de la bonanza económica, donde no se miraba la factura, sino lo calentito que se estaba en casa, muchos para instalar las calefacciones eléctricas (acumuladores y demás) contrataron potencias que hoy día con las calefacciones de mejor rendimiento energético no tienen sentido.

INTENSIDADES
MONOFÁSICO
TRIFÁSICO
I.C.P. (Amperios)
Potencia
Tarifa Acceso
Potencia
Tarifa Acceso
230V
230/400V
5
1,15
2.0A
3,464
2.0A
10
2,3
6,928
15
3,45
10,392
2.1A
20
4,6
13,856
25
5,75
17,321
3.0A
30
6,9
30,785
35
8,05
24,249
40
9,2
27,713
45
10,35
2.1A
31,177
50
11,5
34,641
63
14,49
43,648

Es decir, el "TERMINO FIJO DE POTENCIA" es una cantidad que se paga en función de la potencia contratada, que viene a ser, para que lo entiendas, la máxima potencia que puedes consumir en tu vivienda en un momento dado. Si consumes más, el I.C.P. (interruptor de corte de potencia) se acciona y te salta la luz. Es decir, si tienes contratado 4,6kW, y en tu casa hay aparatos, luz, etc... que consuman en global más de esa potencia, el ICP te saltará.

A fecha de hoy (abril 2014) más o menos el término de potencia se factura a 43.00 euros (redondeando), es decir, si contratas 6.9 kW tendrías que multiplicar 43 euros x 6.9 = 296.70 euros, que es lo que pagarías (al año) por el término de potencia. Luego, a más serían los impuestos y el consumo en sí, pero eso, ya es variable. 

Sabiendo esto, cada kW de potencia que afines en ese "término de potencia" significará casi 50 euros, es decir, si bajas de 6.9 a 5,75, significaría que te estás ahorrando 6.9-5.75=1.15 kW x 43 euros = 49.45 euros/año. Y repito, por algo que realmente nunca vas a necesitar (si es que realmente rara vez llegas a consumir tanta potencia). 

Para estimar la potencia que necesitarás en tu vivienda lo más fácil es orientarse por ciertos estudios que dicen que una vivienda unifamiliar de 2 o 3 miembros, con todo eléctrico, excepto aire acondicionado u otro tipo de aparatos que consuman mucho, suele ser suficiente con 4,6 kW y si la familia es mayor o tiene algún aparato de alto consumo, pues 5,75 kW. 

Pero, lo mejor es coger una libreta y un lápiz e ir aparato por aparato anotando la potencia máxima de consumo (si no tiene la plaquita, pues tira de Internet con la referencia del electrodoméstico y más o menos la sacas). No hace falta que anotes todo, pero si los aparatos más significativos;  placas cerámicas, hornos, microondas, lavavajillas, lavadoras, calentadores de agua, radiadores eléctricos, televisores, frigoríficos, etc...

A esa suma le añades 1.000 W para pequeños electrodomésticos, iluminación, etc. Luego, divides todo por 3. Imagínate que te da la suma 15.000W, lo divides por 3, te daría 5.000W, es decir, estarías entre 4,6kW y 5,75kW, por lo que sería recomendable contratar 5,75kW para ir a lo seguro. 

Además tendrías que ver que equipo tiene el consumo máximo y como mínimo nunca podrías contratar menos de esa potencia, ya que, sino posiblemente te saltaría el ICP al arrancarlo

Otra forma de hacerlo, y quizás más exacta sería hacer el recuento anterior y sumar solo los aparatos que hipotéticamente podrían funcionar al mismo tiempo, un ejemplo; el horno y la vitrocerámica, mas la lavadora.... bien, pues sumas los tres aparatos y le añades 1.000 kW y lo divides por 2. La potencia que te dé más o menos sería la que deberías contratar.

Otro "axioma" que circula, es que, si nunca te salta la luz, es que tienes más potencia contratada de la que realmente necesitas. Es decir, que salte la luz unas cuantas veces durante el año, es normal, que no lo haga, es significativo de que estás pagando un caudal de potencia que no utilizas.

Debes tener en cuenta que la potencia máxima que ponen en las especificaciones los electrodomésticos y demás, según su naturaleza puede ser engañosa, ya que una placa de inducción con tres hornillos, suele poner la potencia máxima del hornillo más grande, pero debes tener en cuenta que los otros que consumen menos, si los enciendes al mismo tiempo, superaran dicha potencia, así que tenlo en cuenta según como la utilices habitualmente.  Luego están los electrodomésticos que ponen una potencia máxima, que suele corresponder con el calentado de aguas (lavavajillas o lavadoras), esto significa que no siempre consumen esa cantidad de energía, solo en momentos determinados de su ciclo de funcionamiento o según los programas, intensidades, etc... es decir, una cosa es el consumo máximo y otra cosa distinta es que durante todo su encendido consuma esa potencia, a menudo no es así. 

Una vez afinada la cantidad que REALMENTE necesitas, si estás por encima, no lo dudes, llama a tu Compañía (tienes los teléfonos en la factura, a atención al cliente) y solicita bajar el -TERMINO DE POTENCIA-  a los kW que calculaste. El cambio te lo tienen que hacer en menos de 48h, toma por si acaso el nº de referencia de la orden, para si no cumplen reclamarles (ya que te tendrían que abonar una cantidad por incumplimiento). Debes saber que este cambio suele suponer un coste, pero ridículo, teniendo en cuenta lo que te ahorras a posterior. 

NOTA: Los ICPs se pueden comprar en cualquier tienda especializada, incluso en un Bricoking, cambiarlos no es nada difícil y... están en el cuadro de la vivienda, es decir, dentro (junto con el diferencial y demás). Normalmente cuando te los instalan te precintan el ICP para verificar que no lo cambias. Pero a menudo el precinto "se rompe" o directamente el técnico se "olvida" ponerlo. Hay "gentes" que lo que hacen es contratar la potencia mínima posible y luego cambian el ICP por una potencia mayor (para que no le salte la luz). Esto es una ilegalidad, tan ILEGAL que casi roza el robo... vamos, similar a que una compañía eléctrica te cobrase la luz a un precio inflado, igual de mal hecho. Tú mismo. 


2º SALIRSE DEL OLIGOPÓLIO:

Esta medida más que algo eficaz en cuanto a ahorrarnos dineros (qué se ahorra, aunque de momento sea poco), es una acción política, reaccionaria y con miras a futuro. Quizás sea la posición más activa que puedas llevar a cabo como consumidor. 

Lo que realmente hace que el panorama actual en el sector energético no varíe, es que no hay competencia real, de hecho, es un oligopólio de facto. Con el agravante de qué, no solo no compiten las tres grandes, es que, las pequeñas encantadas también, ya que encajan sus tarifas en esos rangos de precios y... a comer del bote.

Y lo más gracioso de todo, es que el Gobierno, pese a lo que se diga, ha puesto sobre la mesa los mecanismos necesarios para liberalizar el mercado... qué ocurre, que la gente no se ha enterado y... también se ha incurrido en una cierta política del despiste, de la desinformación, de los trabalenguas, de... coño... que esto no lo entiende ni su puta madre... cuando es tan fácil como saber que tú puedes contratar la luz con quien te salga de los cojones sin ningún problema, sin preocuparte de quien te repare las averías eléctricas (a menudo se asocia una cosa con la otra y no tiene nada que ver), de forma sumamente fácil y rápida. Y encima... en el proceso rascar algún descuento (puntual).

Y dirás... coño, pero todos ofrecen los mismo. Y yo te diría, ¿quién son todos?; Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa???. Mira, hazme el favor y coge tu factura... si tu factura, mira el reverso y verás que en las COMERCIALIZADORAS DEL MERCADO LIBRE hay una lista de más de treinta compañías ( y subiendo ). La mayoría ni te sonarán... pero y esto es lo gracioso, eso te sopla la gaita, lo que realmente tienes que mirar es el precio que te dan... pero como eso da mucho trabajo coñe... casi es mejor seguir pagando a los mismos y no levantarse del sillón, no vaya a ser que se pierda uno La Voz o Aida...

Si eres de esos, tranquilo, la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia, te pone a disposición una herramienta por Internet, llamada Comparador de ofertas de Energía, donde con tres clicks de ratón podrás obtener las mejores tarifas (ordenaditas y todo) con todos los operadores del mercado, teléfonos de contacto, página web, etc... todo.

http://www.comparador.cne.es/comparador/index.cfm?js=1&e=N
Pues bien, una vez localizada la más ventajosa... NO LO DUDES NI UN SEGUNDO, contrata con ellos, llámense como se llamen, pero teniendo en cuenta que nunca sean integrantes del oligopólio (las tres de siempre), o incluso a igual precio, cambia el contrato. 

Con esto que lograrás; primero, casi siempre un descuento como nuevo cliente, que aunque sea puntual nunca viene mal. Segundo y más importante, salirte del oligopólio. Tercero, si eliges bien, consumir energías limpias, que suelen tener mejor precio que las convencionales. Si miras el reverso de tu factura actual, verás la procedencia de la energía que consumes y su eficiencia energética, que suele estar entre D y G, mientras que las susodichas, el 100% de su producción es de fuentes renovables, es decir, A. 

Existen muchas que venden solo energía de fuentes renovables (esto lo certifica la Comisión Nacional de Energía "CNE", es decir, no es cuento), a menudo son cooperativas (con cuota de entrada, reembolsable si te sales, suelen ser 100 euros, y otras no requieren nada), algunas de ellas son; Som Energía, HolaLuz, Gesternova, etc...

Evidentemente el que ellas produzcan 100% de renovables no significa que lo que tú consumas en tu casa haya salido de un molino de viento, pero si significa, que ellos han vertido a la red eléctrica tanta energía como la que tú has consumido.

Hacer el cambio suele reducirse a llamarlos (tienes los teléfonos en dicha página de la Comisión Nacional de Mercados (al pinchar en cada operadora), todos son líneas 900), descargar el contrato, firmarlo, enviárselo junto al DNI y copia de tu ultima factura y listo. 

Ellos se encargan de hacerte el cambio de forma totalmente transparente. Es decir, la próxima lectura ya te vendría facturada con la nueva compañía. Así de simple. Si consigues un precio mejor (que de momento no hay tantas diferencias) cojonudo, sino... no pierdes nada, ya que como mucho te cobrarán igual que las tres grandes, tendrás exactamente los mismos servicios y a la larga, si esto prospera, habrá competencia real, o como mínimo un poco de guerra entre ellas, de momento, están encantadas de la muerte con tu resignación.

Debes tener en cuenta que la permanencia que suelen darte es de un año. Si pasado éste, no estás contento (solo puede ser por precio), vuelves a cambiar a otra que te ofrezca mejores condiciones... y así hasta que la cosa cambie. Mantenerse quieto crea un panorama como el de aquellos primeros años de las operadoras de telefonía. Ya... ya sé, ahora no estamos mucho mejor, pero si que hay cierta competencia. Ese es el camino.

Una buena página para ver como realizar los distintos cambios, e informarse sobre estos temas es la propia página de la Comisión Nacional de Energia "CNE"

Dicho esto, en mi caso particular, he logrado; reduciendo potencia, ajustando consumos, con eficiencia energética, cambiando de compañía (Som Energía) y demás medidas, reducir la factura un 23%. Y todo sin dar un solo grito en el bar, lo qué, no está nada mal. 


Haz lo mismo y con estas tres medidas, ya podrás decir QUE HAS HECHO ALGO...  algo más que quejarte y esperar que Papa Estado te lo solucione... si esos mismos que acaban retirados como Consejeros Delegados de esas mismas eléctricas... espérate sentado. 


p.d. (1): P.D.(1):
Indistintamente de las comercializadoras que salgan en la web de la CNE, existen muchísimas más, y que posiblemente igualen o mejoren la mejor tarifa propuesta por dicho portal. Así que, es cuestión de buscar en la web.

En mi caso particular tenía contratado con una empresa catalana,   ADIXA que desde mayo 2016, ya no comercializa energía, por lo que me he buscado otra compañía competitiva, y me decidí por una Gallega, "A VAQUIÑA POLO QUE VALE" que es la marca comercial de XENERA ENERGÍA, S.A. Esta comercializadora (histórica, tiene mas de 100 años), tiene una tarifa bien simple, cobra el precio de coste más tres euros (al mes), es decir, te vende la electricidad al precio de coste de mercado (sale publicado), y como beneficio le suma 3 euros por mes, así de simple. En cuanto al término de potencia cobra lo mínimo publicado en el B.O.E.  Vamos, que más sencillo agua. Para contratar con ellos aún es más simple, ya que se hace todo telemáticamente, ni siquiera tendrás que mandarles nada, solo poner el CUPS (nº del suministro) y aceptar mediante SMS el contrato. Vamos, que en sesenta segundos tienes hecho el cambio de compañía.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.