Escapada: O fuciño do Porto y A cofradía de Rinlo

jueves, octubre 05, 2017 0 comentarios
El senderismo a poco que lo practiques, te engancha y ya no te suelta, pues bien, hoy os propondré una de las rutas más interesantes, a la vez que de moda, que se pueden realizar en el noroeste, en concreto en la zona fronteriza entre Lugo y Asturias, en el municipio de O Vicedo, muy próxima a Ribadeo, me refiero a la ruta de «O fuciño do Porco»

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9213993

Interesantes al ser una de las pocas rutas con encanto que discurren próximas al litoral, es decir, a menudo el senderismo está asociado a bosques frondosos, sinuosos ríos, montañas o parajes recónditos con encanto, pero ya no tanto próximos al litoral. Pues en este caso, la ruta discurre próxima a los acantilados por una pasarela de madera (gran parte, pero no toda ella) que cual muralla china recorre el escarpado acantilado hasta llegar a Punta Fuciño do Porco dónde hay un pequeño faro.


Es una ruta de nivel bajo-medio, es decir, puedes ir en familia perfectamente, con niños y demás, eso si, para personas mayores quizás no sea muy recomendable. El recorrido aproximado es de unos siete kilómetros, que evidentemente se convierten en catorce con la vuelta, pero en cualquier caso el tiempo necesario para hacerla con cierta tranquilidad es de un mínimo de dos horas y media, que puede casi duplicarse, si uno lleva merienda, se para a hacer fotografías y demás. 

Es preferible ir con un buen día (con protección solar) y con poco viento, ya que al ser acantilado estarás expuesto.

Como culminación perfecta a esta caminata, no hay mejor plan que una buena cena, por lo que os volveré a recomendar la parada (casi obligatoria) en la Cofradía de Rinlo, de la que tengo hablado hace ya mucho tiempo en el blog, ya que está muy próxima. Además, evidentemente una vez que vas a hacer esta ruta, con toda probabilidad pares en la playa de las Catedrales.  Es decir, Rinlo está justo en medio, a veinte minutos de Vicedo y en la dirección contraria a unos quince de Las Catedrales, así que, ni lo dudes. 

Aquí queda la recomendación, que la disfrutéis.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.