Cómo compartir Netflix por tres euros

jueves, junio 16, 2016 0 comentarios
Muchos por desconocimiento creen que Netflix impide que se comparta una misma cuenta entre distintas personas (entre hogares o negocios distintos, se entiende). Pero no es así. No todas las empresas tratan a sus clientes de delincuentes o, ya puestos, de chusma miserable a la que, lo mejor que se puede hacer cuando te llaman para quejarse, es escupirles a la cara y darles a modo de despedida una patada en sus partes. No. No siempre es así. Y claro, arrasan.

Da igual que Timafónica y las tres comparsas, regalen paquetes, te los incluya con el ADSL o se arrodillen para hacerte una... bueno, da igual. A estas alturas ya nadie les cree. Es lo que tiene putear a la gente, que en el momento que alguien te trata medianamente bien, te largas para no volver jamás.

Pero vamos al tema. Netflix no impide para nada que compartas TU CUENTA (no su cuenta). Se ve que estos americanos, por no se sabe muy bien con que criterio, absurdo en estas latitudes, entienden qué, cuando tú pagas, eres el que manda. Tanto es así, que puedes compartirla con amigos, conocidos o regalar el acceso si te sale del nabo. 

https://www.netflix.com/getstarted?locale=es-ES&action=startAction

Otra cosa distinta es que uses cuentas "pirateadas" (no hay más que consultar Internet y ver que existen) de terceros sin su consentimiento, eso ya es otro tema, ahí si que pueden bloquearte. 

En fin, que muchos optan por compartir. Lo que suelen hacer es contratar una cuenta PREMIUM, que da acceso a 4 usuarios simultáneamente,  con calidad ULTRA HD, todo por 12 euros al mes, sin compromiso de permanencia (*). 

Cómo el servicio NETFLIX te da la opción de crear usuarios, de tal forma que, cada uno de ellos puede llevar su propio histórico de visualización, listas de películas a ver, etc. Es decir, a efectos prácticos compartir una cuenta no tendría que suponer incordio a ninguno de los miembros del grupo. Eso si, cada uno deberá usar su usuario para entrar al servicio y ser solidario en el pago del servicio.

El servicio básico para un usuario, sin ULTRA HD, te sale por 8 euros. Contratarlo entre cuatro, te saldrá a 3 euros al mes. Menos de la mitad, que contratándola en solitario, y encima, con mejor servicio.

El único problema que puede ocurrir al compartirla, es que, algunos se pasen de listos y usen más de una sesión, por lo que bloquearía a los compañeros, ya que, el servicio te da acceso por ese precio a cuatro emisiones simultaneas, da igual de que usuario sean. Es decir, si un solo usuario de la cuenta, está viendo cuatro películas a la vez, los otros no tendrían acceso al servicio. Eso si, el que tenga las claves de usuario (qué pueden ser todos), podrá cerrar conexiones y restablecer "la paz".

No obstante. Si quieres disponer de más de una conexión simultánea, compartiendo una cuenta PREMIUM, entre dos amigos, os da para 2 conexiones simultaneas para cada uno, y todo, por 6 euros, una vez más, menos importe que comprando una cuenta única para una sola conexión simultanea sin ULTRA HD. Es decir, las tarifas casi parecen hechas para que te salga más económico compartirla que usarla en solitario. Algo que me da que está muy meditado por el operador. Una vez te enganchan, muy difícilmente te darás de baja o te irás a la competencia. Con este tipo de servicios, la garantía de éxito te la da, no el margen de beneficio por usuario, sino la masa que logres captar. Netflix lo sabe. Timafónica, me da que no.
(* Permanencia) A ver si se entera el personal, la permanencia no significa que tengas penalización por darte de baja antes de un plazo determinado. Significa qué, cómo el supuesto "chollo", en realidad no lo es, enseguida te querrás ir, por lo que te tendrán agarrado por los huevos con la indemnización. Eso es lo que significa en realidad cualquier servicio con permanencia.  De un servicio sin permanencia, como es bueno de cojones, no querrás irte (salvo que te puteen). Lo bueno, se vende solo.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.