Off topic : Siempre hay un perro mas grande

martes, septiembre 22, 2009 2 comentarios
Siempre hay un perro mas grande
Los que tenemos hijos en edad temprana, nos vemos, tarde o temprano, en el trance de volver a nuestra niñez y enseñarles como se suma, se resta, multiplica, etc...

Bien. Yo que, voy por las multiplicaciones. Pues intenté poner sobre la mesa distintos trucos que faciliten el aprendizaje de las tablas, mas allá de la pura memorización.

De hecho, admiro a aquellos que recitan de memoria, por ejemplo, la filmografía de un director, o el reparto de una película. Para mi imposible. Supongo que por mi negación, desde temprana edad, a memorizar.

Son de esas decisiones estúpidas, que se toman casi siempre, por no saber apreciar y valorar las zonas grises. Es decir, yo hice mio aquello de, que es mejor conocer como se desarrolló una batalla o un hecho histórico, y no los nombres de los reyes, fechas y demás... bueno, de hecho, mis exámenes de historia, eran del tipo;

- ...y el hermano del monarca francés, para evitar la contienda por la muerte de su hermano se casó con su cuñada, teniendo como descendientes, dos hijos, el mas joven, años mas tarde, tomó el mando de..."

Vamos, como decían mis profes; lo tuyo es historia atemporal y anónima. Pero siempre aprobé, que conste.

Y claro, una cosa no quita la otra. Mas tarde acabé comprendiendo, que el proceso de memorización, indistintamente de lo que memoricemos, refuerza las conexiones neuronales... y en consecuencia, nuestra capacidad para, por ejemplo, cosas tan estúpidas e innecesarias, como recordar como se llaman tus vecinos. Vamos, que para comercial no valgo.

¿ A que viene esto ?. Bien, que pese a ello, inconscientemente intenté facilitarle la tarea de aprendizaje de las tablas, usando trucos; como lo de que, 3 x 9 da igual que 9 x 3, o hacerle comprender que según vas aprendiendo las tablas, en las siguiente ya tienes camino andado (por la susodicha inversión del multiplicador).

Además, claro está, sacarle hierro, mostrándola, que lo de las tablas (del 1 al 10) se reduce a aprender básicamente cuatro o cinco de ellas, ya que la del 1, 2, 3, 5 y 10 son muy fáciles.

Y... ahora explico lo del perro mas grande. Ayer buceando por la red, descubrí un truco, mas vistoso que útil, para aprender la tabla del nueve en un minuto. Básicamente es numerar los dedos como se muestra (o usando rallitas, da igual), y si quieres saber cuanto es 9 x 6, pues inviertes la multiplicación, dejándola en 6 x 9, escondes el dedo sexto, y cuentas los dedos que te quedan a la derecha (del mismo), eso te dará la primera cifra del resultado (5) y contando los dedos que te quedan a la izquierda la segunda cibra (4), en este caso resultado 54. Y claro, yo contento, me dispongo a enseñarle el truco, y va, y resulta que descubro, que hay otro método mas fácil aún;

9 x 1 = 0 9
9 x 2 = 1 8
9 x 3 = 2 7
9 x 4 = 3 6
9 x 5 = 4 5
9 x 6 = 5 4
9 x 7 = 6 3
9 x 8 = 7 2
9 x 9 = 8 1
9 x10= 9 0

Se ve claramente ¿ no ?. Pero... cuando ya parecía un método insuperable. Va y en apenas unos segundos, descubro uno mucho mas práctico, fácil y sobre todo inmediato ( sin necesidad de pintar la tabla, usar dedos y demás ).

Evidentemente, en ese momento uno se siente el PERRO mas GRANDE y reafirma, aún sabiendo que es una estupidez, que a veces usar solo la lógica no está del todo mal.

Bien el método es bien simple; si quieres saber por ejemplo cuanto es 9 x 8, le restas a 8 una unidad, obteniendo el primer número del resultado, en este caso 8 - 1 = 7, y el segundo número, es el número de unidades que van del 7 al 9, dos en este caso ( 7+2=9), dando como resultado 72.

Parece un rollo, pero es inmediato, otro ejemplo; 9 x 4 = cuatro menos uno; tres. De tres a nueve van seis, resultado treinta y seis. ( 4-1=3 y 9-3=6, dando 36 ).

Seguro que hay muchos mas. Pero con tres... para no memorizar ya valen. Además, no los recordaría :-))))

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

2 comentarios:

  1. Ahora que leo el tema, recuerdo que leí hace un tiempo en un libro de A. Paenza que escribió un artículo sobre multiplicaciones y divisiones.

    El libro: http://cms.dm.uba.ar/cep/libro-e2.html (Pag. 29 y 35).

    Del mismo autor, una nota en el diario,

    http://www.pagina12.com.ar/diario/cultura/index-2006-09-10.html



    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el libro que recomiendas, le estoy echando un vistazo.

    ResponderEliminar

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.