[872] Crítica: Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y Primavera

sábado, noviembre 15, 2008 1 comentarios
Tras Hierro 3 y continuando el ciclo de películas del director coreano Kim Ki-Duk, hoy hablaré de quizás una de sus películas mas reconocidas y elogiadas, "Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y Primavera".

Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y Primavera - Kim Ki-Duk - Inzitan blog

Las cuatro estaciones de Kim Ki-Duk, no es que sea precisamente una de sus mejores películas, que ocurre... que es la mas digerible, la mas simplona... pero claro, la película en sí no es mas que un cuento taoísta, y como todo en el Tao, es simple y bello, sin aristas, sin complicaciones (solo en apariencia), (recomiendo encarecidamente leer a Lao Tse, hay una buena traducción publicada hace unos años por Circulo de Lectores o en todo caso la de Antonio Rivas es muy fiel), de ahí su éxito "comercial".

En ese cuento taoísta, se hacen una serie de alegorías, entre ellas la mas evidente la de la piedra, donde se nos hace ver, casi literalmente; que los errores de no ser solucionados se vuelven un lastre con el que tendremos que acarrear toda nuestra vida. En la película el chaval evidentemente es un ejemplo de ello.

¿ La enseñanza ?, bueno... la que recita el maestro y que su alumno ignora... "el deseo de posesión lleva en sí mismo la destrucción de lo que más quieres", por extensión se podría decir que es una denuncia al maltrato, pero claro, los enseñanzas taoístas no son fórmulas "ad hoc". Aún así es de elogiar esta crítica y mas viniendo de aquella cultura (tradicionalmente muy machista).

Esta enseñanza se ve reflejada en las cuatro estaciones, que a su vez se ven trasladadas a las cuatro estaciones del hombre, es decir; la niñez, la adolescencia, la madurez y la vejez. Y finalmente el reinicio del ciclo de la vida con la siguiente generación... en fin... una "historia interminable".

Si uno no esta muy familiarizado con el taoísmo, verá como algo extraño las puertas que cierran espacios abiertos, la casa en medio del lago, la barca, pintar con el rabo de un gato, etc... todo son elementos omnipresentes en el taoísmo. Donde la naturaleza es la madre, es la casa, el alma de la vida, el aislamiento fuerza el conocimiento de uno mismo y de su entorno, donde el respeto hacia uno parte del respeto hacia su entorno, en fin... mil y un detalles de esta filosofía "pura" y "sensata" como pocas.

Ya hablando de la película en si, decir que, claro... como el reparto se reduce a tres actores y tres extras (sin contar al gato, el gallo, la serpiente, la rana, el pez y los pececillos), pues no hay mucho donde debatir... bueno, ninguno de ellos ofrece una interpretación destacable, aunque si correcta.

En cuanto a la fotografía bestial, quizás excesivamente buena, es decir, resulta por momentos demasiado idílica, pero sin duda excelente.

En fin, es una película serena, tranquila, donde se pueden extraer unas cuantas enseñanzas taoístas, entre ellas; "La vergüenza no se puede tapar con un pañuelo, a no ser que quieras que te trague la tierra... perdón, -el hielo-" :-/


  • Valoración (0-1000)..: 872 puntos
  • 870 Guión
  • 900 Idea original
  • 880 Interpretaciones
  • 870 Actor(es) principales
  • 860 Actor(es) de reparto
  • 840 Profundidad personajes
  • 860 Casting
  • --- Banda Sonora
  • 895 Fotografía
  • 910 Ambientación ( maquillaje, decorados, vestuario )
  • 880 Montaje
  • 920 Metraje y ritmo
  • 885 Efectos especiales
  • 810 Sonido
  • 920 Envejecimiento
  • 790 Otros (de criterio personal)
Ficha técnica:

AÑO
2003
DURACIÓN
103 min.
PAÍS Corea del Sur
DIRECTOR Ki-Duk Kim (AKA Kiduck Kim)
GUIÓN Ki-Duk Kim (AKA Kiduck Kim)
MÚSICA Bark Jee-woong
FOTOGRAFÍA Baek Dong-hyun
REPARTO Oh Yeong-su, Ki-Duk Kim (AKA Kiduck Kim), Kim Jung-yeong, Seo Jae-gyeong, Kim Yeong-min, Ha Yeo-jin, Ji Dae-han
PRODUCTORA Coproducción Corea del Sur-Alemania


Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

1 comentario:

  1. Anónimo2:01 a. m.

    me encanta el final de tu comentaio xdd

    ResponderEliminar

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.