Todo se decide antes de los 5 años

martes, julio 22, 2008 0 comentarios
Leo en el blog de Eduard Punset, una nuevo artículo de este nuestro Carl Sagan español, que versa sobre la importancia de los primeros 5 años de vida. En concreto en la importancia que tiene el afecto, las relaciones interpersonales y sobre todo la autoestima, redundando todo ello en seguridad adquirida. Y que luego suele trasladarse a lo largo de la vida.

inteligencia emocional - inzitanEs mas, tenía un profesor en mi adolescencía, que siempre decía; "saber es la mejor medicina para matar el miedo, y la autoestima el mejor aliado de la inteligencia", Don Ignacio, que se llamaba él, practicaba una forma de enseñanza atípica, basada sobretodo en el fomento de la autoestima. Es mas, le vi, rescatar de un fracaso escolar mas que seguro a multitud de niños, entre los que me incluyo, que luego, no solo lograron un expediente académico sobresaliente, sino que, y eso es mas importante, les cambió la vida por completo.

Como él decía, no sirve de nada ser inteligente, si no tienes, lo que él ya llamaba por entonces, y estoy hablando de los años 80, inteligencia emocional., que años mas tarde curiosamente bautizó Daniel Goleman en su ya célebre libro. D. Ignacio, decía; la inteligencia a secas, es como tener una herramienta y no saber para que sirve o como se usa, o lo que es peor, no atreverse a usarla por inseguridad o por miedo.

Eduard Punset tiene un artículo en su blog sobre un documental de su programa Redes muy recomendable de ver y que habla sobre la inteligencia emocional, y que se complementa con este otro que del que pongo aquí un fragmento, pero que es muy recomendable leer completo en el blog de Punset.

...Resulta que una de las primeras cosas que hemos descubierto en la irrupción de la ciencia en los procesos emocionales es que casi todo se decide desde que el bebé está en el vientre de la madre y hasta que tiene cuatro o cinco años. Cuando digo casi todo, se deciden dos cosas que hemos aprendido a identificar y que son fundamentales en la vida de cualquier persona. Una es un cierto sentimiento de seguridad en uno mismo que permite lidiar con el enemigo más atroz que tenemos los homínidos: el vecino, el otro homínido. No hay desafío mayor en la vida que el del otro homínido.

Los grandes especialistas neurólogos de la inteligencia explican claramente que la inteligencia es un subproducto de la relación social. Lo que nos hace inteligentes es el contacto con los demás, es el tener que intuir lo que está pensando o cavilando el cerebro del que tengo enfrente; no sea que me quiera ayudar y no sepa cómo, no sea que me quiera manipular y lo sepa demasiado bien. Necesitamos una cierta autoestima para poder, en su día, irrumpir en el resto del mundo, el de los mayores...

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.