Cosas que si funcionan: Piedra verde

miércoles, septiembre 14, 2016 0 comentarios
Se que muchos ya conocéis la eficacia de ese limpiador universal que es la Piedra Verde o como leches le llamen, depende del fabricante, cada cual la vende con un nombre, pero en esencia, es una especie de pasta que al humedecerse se diluye, y que en realidad no es más que arcilla blanca. La Piedra Verde, viene siendo el equivalente a los -Borradores mágicos-, pero para limpiezas de superficies metálicas u otras que requieran una mayor abrasión para su limpieza.
Piedra verde
Qué ocurre, que este producto tiene tantos usos, mas allá de limpiar cacerolas, metales y demás, que uno acaba usando otros para ciertos menesteres, cuando con éste obtendríamos el mismo o mejor resultado. 

Me explico. Lo normal para limpiar la ranuras de las típicas plaquetas de baño, de cocina y demás, es usar lejías y similares, o ya rozando el frikismo total, algunos las repintan con rotuladores y cosas así. Bien, pues resulta que con un coste ridículo, y lo más importante, sin apenas esfuerzo, puedes dejar las rendijas como el primer día, usando -Piedra Verde-. Para ello, simplemente te debes armar con un cepillo de dientes viejo (a poder ser, uno bueno, un Oral-B y no de esos blanditos) y nada, en una tapa echas un poco de agua, un trozo de piedra verde, lo disuelves y vas frotando las rendijas con el cepillo humedecido en ese líquido (o lo vas vertiendo poco a poco en la rendija, y le das con el cepillo), verás, que sin apenas esfuerzo, la junta quedará como nueva. 

Luego tan solo debes pasar la fregona y listo. 

Todo sin usar lejías, ni rollos raros, simplemente, un cepillo y este producto. Salvo que estén las juntas, muy pero que muy guarras, apenas tendrás que frotar.

Otros usos "inesperados" que le doy es para dejar como nueva cualquier superficie en inox, como pueden ser, ciertos cromados de los coches; tubos de escape, llantas, de inox (OjO solo inox) que a los dos días están negros como el carbón... pues nada, un paño y en diez segundos quedan mejor que de fábrica.

P.D.: Y qué ocurre cuando te cae algo en las plaquetas y te las mella (al romperse la capa cerámica superior), pues nada, hay reparadores de cerámica muy eficaces, pero, para reparar esos pequeños puntos, que con el tiempo, son pecas negras en el suelo, lo puedes solucionar al instante sin gastarte nada. Simplemente usando un pinta uñas blanco (o del color más próximo a la plaqueta), pintas la zona afectada (sin pasarte), dejas secar el pintauñas y luego le aplicas una capa de laca de uñas (transparente)... y listo, como nuevas.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.