Nadie recordará a Steve Jobs por ganar mucho dinero

miércoles, julio 20, 2016 0 comentarios
El que siga esta bitácora, sabrá de mi devoción por la visión de negocio de Apple. No vender producto, sino, experiencia de usuario. 

Cuando compras algo de Apple, sabes que aquello nunca te va a defraudar, ni inicialmente, ni pasado el tiempo, por mas, que la obsolescencia programada esté inevitablemente presente. No compras un iPhone, un Apple TV o, ya puestos un iCar. No. Pagas por algo, pero no por el objecto en si, sino por la garantía de que no te están vendiendo la moto. De que es algo realmente bueno y que te cubre una necesidad de la mejor forma posible.

Pero eso está cambiando de forma muy sutil. Un síntoma más que evidente y significativo, es el Apple Watch. Un producto que Steve Jobs jamás aprobaría, y eso, que él fue un apasionado de la relojería.

¿Por qué?. Como diría él, si te haces la pregunta, no es que no lo entiendas, es que, nunca lo entenderás.

Apple Watch

Siempre se dice que Apple no inventa, que realmente reinventa. Que coge un producto existente, que realmente cubre una necesidad, ve sus carencias, las oportunidades de mejora y, eso, lo reinventa.

Inventar lo hace Samsung, LG, TSMC, Foxconn, Intel, etc. Ese es su negocio. Qué ocurre, que luego se dedican a vender la moto, miles de millones en investigación, y al final, no saben implementar el invento como dios manda o simplemente, sacarle partido. Se limitan a envolverlo en un bonito paquete, publicidad al canto y ya caerás una vez más como un primo, comprando algo que si, que funciona y tal, pero para nada cumple con tus expectativas.

Si uno tiene un mínimo de sentido crítico con todo lo que nos rodea, enseguida te das cuenta, de qué, si bien hay muchísimas cosas que son útiles y que funcionan, también es cierto, qué,  para nada, son perfectas y ya no hablemos de que resulten geniales. Vivimos en un mundo mediocre. Todo se venden con el reclamo de que es muy bueno, de que te será útil y funcional,  pero la jodida realidad, es esa,  con suerte, y mucha, cumple sin más.

Steve Jobs veía esa vulgaridad, y la detestaba. En un mundo mediocre, está todo por rehacer. No puedes lanzarte a inventar, cuando aún hay tanto por innovar. Ese era su pensamiento. Mejorar lo existente. Hacerlo bien. Tan es así, que sus productos tienen el marchamo de futuristas, o adelantados a su tiempo, cuando en realidad solo son productos bien hechos.

Vivimos en un mundo endémicamente mediocre. La causa; el triunfo de la publicidad. Han logrado venderte mierda, y que metas el dedo y digas -¡Ñan...qué rica!. Pero qué ocurre cuando alguien te pone Nocilla, pues eso.

Pues si, Steve jamás haría un Apple Watch (con la tecnología actual). Ya lo estoy viendo reencarnado en un publicista de Samsung, menear la cabeza... mientras se dice, pero estos imbéciles no aprenderán nunca, me voy dos días y ya están fabricando otro Apple Newton...

Partiendo de la premisa de que el reloj hoy día es un elemento innecesario para la inmensa mayoría de personas, y más, para las que va dirigida un Apple Watch, intentar añadir valor a algo innecesario, es un error en si mismo. Y lo lamentable no es que lo hubiesen planteado y llevado a cabo, productos fallidos de Apple siempre hubo, lo es, el qué, tras su fracaso (cómo no podía ser de otra forma), se empecinen en seguir con su desarrollo. Se ha perdido visión.

Lo curioso, es que, si supieron recular con el intento de emular las gafas "inteligentes" de Google. Una muy buena idea, pero simplemente adelantada a su tiempo, quizás en diez años sea factible lanzar unas gafas, lentillas, o el invento del demonio que resulte. Pero con un reloj eso no ocurrirá. Ni ahora, ni dentro de diez años. Cualquier cosa que puedas hacer con un reloj la podrás hacer con un móvil mucho mejor. Cómo justificar llevar algo encima que debes cargar cada pocas horas.  Para qué llevar un reloj "inteligente" entonces... para fardar de que eres un gilipollas. Pues eso.

No obstante, si logran que el Apple Watch no dependa en absoluto del iPhone (y parece que ahora van a por ello), es decir, que a todos los efectos sea un elemento autónomo, y que la carga aguante como mínimo una semana. Si es así (que será tarde o temprano), me tendré que comer lo dicho. Pero me da que, para cuando ocurra, eso que llaman el Internet de la cosas, estará por doquier, y llevar un reloj inteligente, será tan irrelevante, como llevar unas gafas superdotadas o unos gemelos con wifi.  Acabará siendo un elemento más para tareas concretas, que puede que si, que cubra necesidades reales de forma eficaz. Ahora mismo, tan sólo es el mando más caro que existe para abrir garajes o arrancar un Tesla.

Eso sí, el tono dogmático, solo es aplicable para aquel que pretenda usar un Apple Watch con la intención de que le sea "útil en general" o se crea lo que dice la publicidad (que inevitablemente va en contra de la política de Apple, léase, no venderte la moto), si es así, te llevarás un chasco, pero, si es para cubrir necesidades concretas, ahí me callo. Como dice un amigo mio que lo tiene (y lleva razón), antes tenía un reloj que le daba la hora y poco más, y ahora tiene un reloj que más o menos le vale lo mismo, y además, le abre el garaje y le permite guardar notas de voz. Si realmente te cubre una necesidad y te compensan cargarlo todos los días, si es así, pues vale, allá tú y tu mecanismo.

En fin, qué a Steve Jobs se le corroerían las entrañas al ver a su compañía vendiendo producto, y más, relojes y correas, independientemente de que les salga rentable.

Como bien dice Frank (House of cards), hay gente que solo aspira a amasar dinero, cuando cualquier idiota puede ganar mucho dinero, comprar una casa enorme, que en cincuenta años se caerá de vieja y él con ella. Comprar una cosa por cinco y venderla por diez lo puede hacer un orangután con corbata, pero crear, y encima, algo realmente bueno, muy pocos. Tu obra, eso permanece, te trasciende. Todos vamos a morir. La inmensa mayoría cree que su paso por el mundo se cincela en las cosas materiales que deje tras su marcha, cuando lo material siempre es caduco. Tan es así, que pasadas dos o tres generaciones nadie sabrá quién fuiste. Nadie, ni tu estirpe.

Steve Jobs no será recordado por ganar mucho dinero vendiendo móviles, sino, por lo buenos que eran.

Si Steve Jobs levantara la cabeza...

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.