Cómo ver películas on-line por streaming con Chromecast (iOS/Android)

jueves, febrero 25, 2016 0 comentarios
Tras el artículo -Como ver pelínas on-line por streaming en AppleTV-, hoy os explicaré como hacer lo mismo usando el "equivalente" de Google, es decir, usando el Chromecast (ver qué es en la web de Google). 
https://www.google.com/intl/es_es/chromecast/tv/explore/?gclid=CjwKEAiA__C1BRDqyJOQ8_Tq230SJABWBSxn0wggVe2Y4ZXPV55uiC1v60gEkK-Ea66yZzXHX8XgUhoCEIPw_wcB 

Os lo explicaré ya con conocimiento de causa, ya que, dispongo de ambos. El AppleTV para dar Internet a un televisor sin conexión a la red y, el Chromecast, para usar en otro que si tiene SmartTV, pero como ya tengo explicado, el SmartTV en la mayor parte de los televisores es un espanto  (y eso, que es de gama alta; control por voz, con gestos y todas esas mierdas, que usas dos días y al final, como funciona como el culo, lo dejas de lado). 

Empezamos. La idea es similar al AppleTV, poder pasar al televisor lo que estemos visualizando en un móvil o en una tableta (o PC), de tal forma que puedes reproducir vídeos, fotografías o, lo más interesante, películas, series, etc.

Para ello adquieres un Chromecast en la página web de Google (o en las tiendas indicadas allí). Lo enchufas a un conector HDMI del televisor, lo configuras y listo (un proceso asistido y muy sencillo). Luego tienes que mandarle contenidos por streaming al televisor conectándote al Chromecast, que básicamente usa nuestra red wifi para ello, pero...

Aquí, como en casi todo en el mundillo Android, hay un gran problema, que cada teléfono, pese a ser Android, es de su madre y de su padre, y al final, con unos logras hacer algo similar al Airplay de iOS, es decir, hacer espejo (mirroring, es decir, ver en el televisor lo que estás haciendo o viendo en el móvil), con la opción que suele estar en; Configuración-Ajustes-Pantalla o algo así, y allí, duplicar pantalla o algo así, vamos... que en Android, todo es -o algo así-, vamos, como le de la gana al fabricante de turno, en fin.

Esa es la gran peste y hándicap de Android, que hay fabricantes (casi todos), que insisten en poner una capa al S.O. Android, modificándolo, personalizandolo y si, jodiendolo pero bien por los cuatro costados, lo que garantiza tener un móvil totalmente "muerto" de por vida al carecer de actualizaciones, o de tenerlas, siempre, cuando al fabricante le sale de los mismos sacarla... si es que decide hacerlo, ya que, a menudo te encuentras que el teléfono nunca recibe actualizaciones. Una solución es rotearlo (similar al Jailbreak en iOS), pero claro, eso ya es física cuántica para la mayoría de los usuarios.

En fin, que me desvío,  que con todas esas historias no deja, o no tiene la opción siquiera de hacer mirroring. Si es así, no te queda otra que usar aplicaciones (para iOS) como Video Web (o su equivalente en Android, por ejemplo; Vidownload o WebVideoCaster).  También las necesitarás en caso de querer pasar imagen desde un dispositivo iOS al Chromecast, ya que, el Airplay evidentemente no te funcionará.

Este programa (o similares, hay muchos), en realidad es un navegador web, que tiene incorporado un botoncillo con el logo de Chromecast, que al pulsarlo, te manda la imagen al Chromecast, es decir, vas a Netflix o a un portal cualquiera que emita por streaming, le das a reproducir, luego al botoncillo de marras para que mande el contenido al Chromecast, pones en reposo el terminal y, listo, ya lo tienes en el televisor. 

De cualquier forma, indistintamente de que las app recomendadas son las que utilizan todo el mundo, yo prefiero MomoCast, que básicamente lo que hace es "integrar" en Safari la opción de abrir los contenidos para ver en Chromecast utilizando para ello la opción de Safari,  -Abrir con...-. Prefiero esta opción, ya que con Safari tienes bloqueador de publicidad, cosa que no tienes con los otros, o de tenerla, va regular.

Dicha toda la parrafada anterior, a mi particularmente no me funciona desde el iPhone, y desde dos Android que tengo tampoco (Huawei Px), ya que, estos no permiten mirroring... vamos, que al final solo me va bien desde aplicaciones como Youtube y similares, pero no desde el navegador, qué es lo realmente práctico e interesante.

En cambio desde un PC o MAC, usando el navegador Chrome con la extensión Cast, si que funciona perfectamente. Pero claro, te obliga a usar un portátil o un PC para reproducir contenidos por streaming y, ya  no es tan funcional.

Decir que, evidentemente el Chromecast no es un AppleTV (ni pretende serlo), pero lo que promete, es decir, conectar el televisor a periféricos que le surtan contenidos, "lo cumple" y con un rendimiento bueno. Todo por menos de 40 euros. Vamos, que ni te lo pienses si estás en las mismas. Eso si, siempre y cuando tu móvil permita hacer mirroring, de no ser así, pierde muchísimo potencial, ya que, dependerás de las app que funcionen o no... en cambio, haciendo mirroring obtenemos una experiencia de usuario similar a Airplay.

Teniendo esta posibilidad, ya puedes ver en el televisor cualquier contenido que le indiques con el móvil, tableta o PC. Podrás ver Netflix o cualquier otro proveedor de contenidos... o si eres más del lado oscuro, cualquier web que emita contenidos por streaming, como pueden ser los recomendados en el artículo arriba referenciado. La época de descargar contenidos a un pendrive, para luego pincharlo al televisor pasó a la historia. Ahora la dinámica es; coger( tomar :-) ) el móvil, buscar el contenido, darle al play y verlo en el televisor. Así de simple. El móvil se ha convertido en la guía de programas, y a su vez, en el cable (inalambrico) de la antena. Quien lo diría, hace tan solo unos pocos años.

No obstante, el funcionamiento del Chromecast y del AppleTV difiere en un sentido, en Chromecast puedes enviarle contenido al televisor, y a la vez, usar el móvil para otra cosa. Es decir, una vez se LANZA el contenido al televisor, se puede seguir utilizando el móvil, ya que en realidad no replica la pantalla (si no usas la opción del mirroring) o no al menos, como hace el Airplay. Esto es una ventaja que no tendrás con el Airplay.

Apple dejó claro, ya hace unos años,  que no tenía sentido lanzar un televisor (de la casa) al mercado. Nadie le pilló el sentido a tal aseveración, pero, es que las cosas, como casi siempre, caen por su propio peso. El televisor ha sido y debe seguir siendo, la caja tonta. El cerebro ya lo pone el móvil o la tableta (o el PC, si no te queda otra).  Ese es el camino. Un móvil lo puedes cambiar, actualizar, intercambiar, portar, etc, cada poco tiempo. Es decir, es un elemento -vivo-. En cambio,  un televisor, es un -electrodoméstico- con una vida útil larga (o eso se le presupone), y por mucho que puedas actualizar su firmware... es un cacharro estúpido, hecho y diseñado (a nivel de software) por ingenieros obtusos. No hay más que intentar reordenar canales, y cosas así.

El televisor se debe limitar a visualizar bien contenidos, con buena calidad, sonido, etc... pero de proveer, gestionar y trastear con los contenidos ha de hacerse desde un "aparato realmente vivo tecnológicocamente hablando", es decir, actualizable, portable, ubicuo, etc. No desde una memoria de chorlito... que en realidad, es lo que es el SmartTV, un teletexto vitaminado, pero igual de ineficaz, para los tiempos que corren.

Así que, nada de teclados, ni PCs conectados al televisor, ni discos duros, ni por supuesto SmartTV, no... simplemente un aparato que conecte tú móvil/tableta al televisor y que permita visualizar lo que tú le mandes desde un terminal. Ese es el camino natural. Si encima le puedes decir al móvil -oye Siri, ponme alguna de las pelis del festival de Cannes del año pasado...-. Mejor.

Esto no quita, que para ciertos televidentes, un AppleTV, o similares, les ofrezca el "añadido" de proveerles contenidos desde el propio aparato en cuestión, sin necesidad de usar un móvil y demás...

Eso si, a Apple le está saliendo el tiro por la culata, ya que, por mucho que quieran poner puertas al campo, la inmensa mayoría de usuarios del AppleTV lo está usando simplemente como puente con el televisor, es decir, para dotarlo de Internet (en caso de no tenerlo el TV) y, lo más importante, de Airplay. Así, sin más. Y en ese caso, casi sale más a cuenta, comprarse un Chromecast por 39 euracos y vas igual de servido... bueno no, no nos engañemos, el AppleTV juega en otra liga... pero casi.

P.D.: Un indicador de que AppleTV le tiemblan las piernas es que en breve sacará una actualización con el Siri totalmente operativo para usar con el mando... pero... cuando ya no consumes contenidos de su "cortijo" de aplicaciones, ya te da igual, ya que el mando solo lo usarás para encender el AppleTV, simplemente para eso, para tener señal de Airplay... en fin.

P.D.II:  Otra noticia, en la misma línea indica que; la app Remote (de Apple), que recordemos, en la actualidad permite manejar el AppleTV con el móvil (a modo de ratón o trackpad), en breve permitirá convertir a un iPhone en un mando más, de tal forma que podrás buscar con Siri, escribir desde el móvil, interactuar con el AppleTV, etc., es decir, utilizarlo a todos los efectos como un mando principal o, como secundario. Mas claro agua.

P.D. III: Tras unas semanas con el Chromecast y un sinfín de problemas para conectarme desde periféricos  iOS, la experiencia deja que desear, incluso desde Android no va nada bien (con PC, si que es buena). Nada que ver con el Airplay del AppleTV, donde todo es más natural/simple/lógico, vamos, donde todo funciona a la primera y -siempre-.

Supongo que mucho del desencanto viene por aquello de no poder hacer mirroring (en mi caso, ni desde iOs, ni desde Android). En fin, se que son 40 euros frente a 180, pero no me canso de repetir lo mismo, confundir precio con valor es de necios. Desde luego, para mi ahora mismo, el aparato caro es el Chromecast. Eso si, para usar un portátil para poder ver películas por streaming desde Chrome (con la extensión del Chromecast), si que va bien, pero claro,  yo hago lo mismo desde un iPhone en el AppleTV... y la experiencia de uso es totalmente distinta. En fin, que solo lo recomiendo si no te da pereza usar un portátil para pasarle contenidos y/o, no te queda otra, es decir, que no quieras gastarte mucho para usarlo en un televisor secundario. En ese caso, es una compra excelente.

P.D. IV: Si lo quieres para llevarlo contigo y pincharlo en cualquier televisor, una vez más, hay diferencias sustanciales entre AppleTV y Chromecast. En AppleTV se reduce a ponerle la clave de la wifi de la nueva ubicación, vamos, cinco segundos y lo tienes andando (y ni siquiera eso, si ya lo habías pinchado allí). En cambio, en el Chromecast, básicamente tendrás que configurarlo de nuevo (qué no lleva mucho tiempo, pero da pereza solo pensarlo), con el coñazo, de que, luego cuando lo retornes a su ubicación habitual, tendrás que volver a repetir el proceso... en fin... mundo Android.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.