[941] Crítica : Bailar en la oscuridad (Dancer in the Dark) [Lars von Trier]

miércoles, marzo 23, 2011 0 comentarios
La filmografía de Lars von Trier es quizás la que me llevaría a una isla desierta si me pusieran en el brete de elegir. Primero, por el motivo mas evidente... tras verla sin remedio, me comería a todos los monos. Al igual que un servidor, él tampoco tiene mucha fe el ser humano, es mas, como dice el guionista de mi idolatrado Dr. House -No hay nada bueno que puedas obtener de otra persona, que no pueda comprar. Lo malo, es todo gratis.
[941] Crítica : Bailar en la oscuridad (Dancer in the Dark)  [Lars von Trier]Así qué, como tampoco se puede tener un blog sobre cine que se precie y no hablar de una de sus obras cumbre, Dancer in the darck, pues hoy rendiré este pequeño tributo al director y a su obra.

De Lars von Trier ya he hablado largo y tendido en el blog, por ejemplo con; Antichrist o Breaking the Waves, de él se podría decir, o al menos para mi, qué si existe el director total, este es Lars.

Sus guiones rozan la perfección, a menudo oscuros y ambiguos, pero sin la mas mínima fisura... sencillamente redondos. Su manejo de la cámara, aún cuando rezuma Dogma por los cuatro costados, gracias a Jesucristo y sus clavos... no lo aplica al dedillo... es mas, quizás sea de los pocos que realmente le sacan partido a este decálogo, para muchos fallido, pero es evidente que en sus manos si que adquiere un significado además de realmente resultar eficaz.

Su fotografía, aún no siendo de su autoría, casi siempre muestra lo que pide y eso tiene su merito... ya que, no es para nada tarea fácil por muy buen profesional que se arrime al proyecto.

El casting, es siempre acertado y encima los exprime de tal forma que logra sacarles lo mejor y, que se presten a hacer cosas que muy difícilmente otros lograrían (véase por ejemplo Anticristo).

En fin, qué este director reúne un sinfín de virtudes que dan siempre como resultado unos trabajos virtualmente perfectos. Si encima posee una cualidad que tan solo unos pocos utilizan con suma maestría ; marca al espectador... de tal forma, que es prácticamente imposible (salvo que seas Bob Esponga) que sus películas se olvidan tras verlas... da igual lo que cuenten, es tal su arte, su eficacia a la hora de "entregarnos" la historia, qué muy pocos logran el efectismo que él. Sus pelis marcan a fuego.

En Bailar en la Oscuridad, Lars riza el rizo y hace un ejercicio de la virtud del contrapunto. Donde aplica el Dogma en cuanto al rodaje de las escenas (los demás mandamientos se los pasa por el forro de los cojones... como tiene que ser) en ciertas partes muy marcadas de la peli, mientras que en otras utiliza el modus operandi clásico... si uno repasa las secuencias enseguida entiende el mecanismo y su intención; léase marcar ritmo, separar eficazmente la parte musical y encima interactuar (incluso manipular el estado anímico) con el espectador...

Mezclar un musical con una historia tan desgarradora, es ya de por si un contrapunto mas, vamos... incluso Björk en uno de sus diálogos nos hace un guiño mas que evidente en lo referente a este tema. Los contrapuntos del sonido y la ceguera, lo bondad con la crueldad, la verdad con la mentira, la risa con el llanto, etc... está solo reservado a muy pocos directores que bien podrían ejercer de cocteleros.
[941] Crítica : Bailar en la oscuridad (Dancer in the Dark)  [Lars von Trier]Finalmente, como no, mención aparte para Björk que está de doce... no es que se meta en el personaje y lo clave... es que ella es el personaje, que parece igual pero no lo es... sencillamente brutal. Supongo que por físico su aprovechamiento es mas bien reducido, no obstante, su potencial está a años luz de lo que muchos supuestos actores lograrán en su vida... puro genio. En fin una pena que no se prodigue mas.
Y nada mas, para aquellos que nunca la han visto, es imprescindible, para los que ya la vieron, sencillamente una delicia visionarla cada cierto tiempo y comprobar que por muchos años que pasen lo realmente bueno nunca caduca.

"Siempre me han gustado los musicales, porqué en ellos nunca pasa nada malo"


Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.