¿La muerte del e-mail? (Enrique Dans)

jueves, noviembre 15, 2007 0 comentarios
Acabo de leerme en el blog de Enrique Dans; un artículo que reflexiona sobre el futuro del querido correo electrónico, como siempre (y sin excepción) estoy totalmente de acuerdo con Enrique... tarde o temprano acabará ocurriendo algo parecido a lo acontecido con el buzón de voz de los móviles, cuando algo pierde su practicidad y eficacia... lo único que lo mantiene es no tener alternativa...

Articulo publicado por Enrique Dans;

En mi columna de Libertad Digital de esta semana, “¿La muerte del e-mail?“, un tema que reviso con cierta frecuencia cada vez que me encuentro con reflexiones al respecto o con reacciones a comentarios como la que tuve en una conferencia ayer, cuando una persona me dijo “pero hombre, para algunos el e-mail es como el último grito, y tú vas y les dices que ya se ha muerto”… No, obviamente, el e-mail no se ha muerto, pero sí muestra síntomas de tener fricciones debidas a un componente síncrono que tiende con demasiada facilidad a crear repositorios o bolsas de mensajes sin leer que llegan a convertirse en imposibles de procesar: para muchas personas, intentar responder a todo su e-mail supondría dejar de trabajar y dedicarse sólo a responder e-mails.

Posiblemente, el e-mail acabe equilibrando su balance síncrono-asíncrono con herramientas que nos permitan recurrir a otras posibilidades, como la mensajería instantánea o los nanoblogs, para lo que hoy son muchas de sus funciones, como me sugiere David J. Santos, de la Universidad San Pablo - CEU, el uso de un canal de comunicación acaba determinando el desarrollo de “estrategias de interactividad” que llevan a que los medios no sean puramente síncronos o asíncronos, sino a permitir, por ejemplo, la interactividad diferida, como es el caso del teléfono con el buzón de voz. En cualquier caso, parece que, sea por la llegada de una generación de jóvenes no predispuestos a su uso o por el hartazgo de unos adultos enterrados por la brutal profusión de mensajes en sus bandejas de entrada, las pautas de uso del correo electrónico acabarán seguramente evolucionando a algo distinto a lo que conocemos hoy.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.