iPhone X y de cómo Face Id revolucionará la autentificación

miércoles, septiembre 13, 2017 0 comentarios
Apple con la presentación de ayer (12-09-17) del nuevo iPhone X, lo ha vuelto a hacer, ha tomado algo que ya existía hace años, pero como sino, ya que no funcionaba, me refiero al reconocimiento facial y lo ha hecho bien.  Así de simple. 

https://www.google.es/search?q=face+id+apple&ie=utf-8&oe=utf-8&client=firefox-b&gfe_rd=cr&dcr=0&ei=EFu5WbXoA4yr4gSGibjoAg

Es que vivimos en un mundo dónde los fabricantes se empeñan en invertir miles de millones en I+D, con cientos de ingenieros rompiéndose los wuebos y, luego va, y te venden una rueda cuadrada, mientras Apple, desde sus inicios, se ha dedicado a, iba a decir de mejorar, pero más bien diré de hacer como debieran de haber sido hechas las cosas desde un principio. Bien. 

Y claro, si vives en un universo con vehículos con ruedas cuadras, si alguien inventa un neumático perfectamente circular, no solo resultará revolucionario, sino que a los tres días, te acabas preguntando, cómo coño antes lograban circular. Esa es la grandeza de la excelencia, que resulta tan inmediata, tan transparente al consumidor, que no hay periodo de adaptación, de, por así decirlo, de asimilación, simplemente se adopta de forma inmediata y natural. 

Dicho esto, no es nada difícil presuponer que todos esos fabricantes que no se cansan de criticar lo mal que lo hace Apple, ahora se lancen a incorporar en sus "iPhones" una suerte de Face Id, que con suerte, funcione razonablemente bien.

¿Por qué es tan importante Face Id?, pues, porque, de una vez por todas permitirá (si es que se llega a implantar de forma masiva, y me da que si) eliminar uno de los mayores problemas de la era tecnológica moderna; la identificación y autentificación.

Tanto es así, que no es difícil imaginar que en un futuro muy próximo todo tipo de equipos portátiles o de sobremesa incorporen tecnología de reconocimiento facial (al igual que ahora tienen una cámara web), permitiendo así acceder a servicios que requieran usuario y las odiosas claves de acceso, simplemente echando un vistazo a la pantalla.  Llegará un día, en que, las nuevas generaciones se preguntarán cómo era posible que antes una persona tuviese que recordar mil y un usuario, claves de acceso, e incluso tener que recurrir a aplicaciones estilo 1Password, LastPass, etc.

Un mundo sin usuarios ni contraseñas, sin claves débiles, sin autentificaciones de doble factor y su puta madre, un mundo dónde realizar operaciones bancarias, no requiera de PINS, contraclaves, tokens, SMS, tarjetas de coordenadas... un mundo mucho más simple, seguro y por encima de todo, humano. Dónde tú identidad, tu persona sea la llave que abre todas aquellas puertas a las que debieras tener acceso, por ser, un ser único e irrepetible, imposible de suplantar por más que no estés ni siquiera encriptado. Superar un mundo tan absurdo que requiere que lleves encima un documento que demuestre que tú eres tú. 

Tu persona, es tu identidad. Esto que parece obvio, es algo que tras miles de años de evolución no se ha resuelto. Ves ahora el elemento disruptivo del Face Id.

Y yo que me creía que iban a basar toda la presentación en las capacidades de Realidad Aumentada con su ARKit, y va, y me sorprenden con algo igual de revolucionario. En fin, que viendo un poco el ruido mediático  que levantó la presentación, las críticas de todo tipo hacia que si es una burrada vender un móvil por más de mil euros, que si es un iPhone 6 sin marcos, que si no es más que un móvil, que si esto o aquello ya lo tiene no se que Android hace años... y sinceramente, todo es criticable, pero la cuestión repito, no es que exista la rueda hace siglos, es si es redonda o no.  

Qué que voy a hacer yo, pues al igual que hice en su día con aquel fantástico iPhone 5 que disfruté tres largos años, pues eso, cogeré mi iPhone 6 del año 2014, que sigue funcionando igual de bien que en aquellos años, y sin duda inmensamente mejor que muchos Androides de última generación actuales, lo podré a la venta en eBay y en unos pocos días, me compraré sin dudarlo ni un segundo el iPhone X.

Es una burrada gastarse ochocientos y pico euros (tras revender el otro), pues si, es dinero, pero sinceramente, pagar esa pasta por un periférico que ya es más un ordenador que un móvil, que vas a utilizar todos los jodidos días, que no tiene fecha de caducidad, de hecho, todos los iPhone que renové seguían funcionando perfectamente, es decir, los cambias para aprovechar el precio de reventa, y escalar en prestaciones, no por estar inservibles como suele ocurrir con otros terminales, pues eso, que honestamente me parece un precio más que razonable, y en cualquier caso, para mi hace años que ya no hay alternativa, una vez te montas en un coche con ruedas redondas...


Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.