Sé lo que hiciste el último verano y, sé lo que harás el próximo

viernes, mayo 12, 2017 0 comentarios

A los espías de antaño se le deben abrir las carnes al vivir los tiempos "modernos". Dónde quedó aquello de la vigilancias in-situ, de los micrófonos, de los pinchazos, de los localizadores GPS y de los botones con cámara. Toda esa parafernalia ha quedado tan obsoleta que pareciera que estás hablando del jurásico. Ahora para que te espíen, no necesitan más que hackearte la cuenta de Google o de iOS, o peor aún, ser, por ejemplo, un Google o un Facebook. Teniendo acceso a ellas, ríete tú del Gran Hermano

¿Qué no?

Abre el navegador y teclea:  https://www.google.com/maps/timeline?pb

Y luego navega día a día por la barra de tiempo y verás que te muestra todos tus movimientos diarios, con recorrido exacto, eso sí, intencionadamente lo ponen así con trazos torpes, pero verás que si pinchas en la barrita mágica, te mostrará la ruta sobre el mapa al milímetro, con hora y segundo, cómo llegaste allí, tiempo que pasas en un sitio, a dónde fuiste a comer (si, si, te dice el negocio), solo le falta documentar qué comiste y la propina que dejaste para redondear el pastel, pero no acaba ahí la cosa, sabe dónde dormiste, con quién, todo...  dirás tú, pues desactivo el GPS, no seas iluso, te localizarán igualmente por las antenas de telefonía.

También lo tienes disponible en el móvil, tanto en Android como en iOS, desde la app de Google Maps, pinchando en el menú lateral y luego en «Tu cronología», mostrándote al igual que en la versión web, tus desplazamientos diarios con pelos y señales. En la versión móvil si que no deja ver el trazado exacto, pero en la versión web si, por lo que si quieres ver esa información usando un móvil, en vez de usar la app, utiliza Safari (u otro navegador) y accede a Google Maps (visionándola en su versión de escritorio).

Es más, si ya la «ofrenta de datos»  al Gran Hermano no fuese suficiente, para documentar aún más la cosa, le facilitamos así  a lo cándido, fotografía y vídeo (al subirlas a la nube, por ejemplo en Google Fotos, o iCloud), de tal forma, que si pinchas en una localización de ese timeline tan chulo (pinchando en el icono de la barita mágica, tienen guasa la cosa, no me lo negareis), te mostrará las fotografías o vídeos que has hecho allí. Todo.


Pero tranquilos, si quedase alguna laguna, algo oculto, la más mínima privacidad, ya estamos aquí nosotros para subirlo al feisbú, al tuiter y a su puta madre, no vaya a ser, que la gente (si, gente, así a granel) piense que no vivimos...

Si esto aún no fuese poco, todos y cuando digo todos, es todos estos "servicios", se empeñan en ofrecerte -de gratis- en sus plataformas (Whatsapp, Facebook, Google, etc), llamadas y mensajes gratuitos. Mensajes y llamadas que almacenan en sus servidores. Encima, todos y cada una de estas herramientas estrella han incorporado así como quien no quiere la cosa (o están en ello) opción de geolocalización de personas, de tal forma, que ya no recolectarán esa información, por así decirlo, de tapadillo, lo harán con tu consentimiento expreso, ya que, joder... te lo dan gratis y realmente te resulta útil para controlar a los hijos, hacer quedadas y demás.

Si algo es gratis... pues si, el precio eres tú.


Evidentemente hay ciertos parámetros de configuración (de Google o iOS) para desactivar el seguimiento de ubicaciones, pero claro, para ello has de tener más conocimientos que los que requieren acceder al guasap o al feisbú. Los que sabemos algo del tema, lo tenemos desactivado, pero llamarme paranoico, apostaría una extremidad a que el seguimiento se produce igual, otra cosa, es que te lo evidencien.

La información siempre fue equivalente a dinero, pero con la explosión de la minería de datos sobre datos masivos, las «big data y el datamining», tras tamizar esa información, se torna en una jodida mina de oro. Cómo para no aprovecharse de este nuevo el Dorado. No les culpo, al fin de cuentas, nosotros solos nos pusimos el collar al cuello.

Algunos no comprenden muy bien que es eso del big data, del datamining y el machine learning, pues bien, aplicado al caso que nos ocupa, una empresa como Google, Facebook, etc, conociendo al milímetro nuestros movimientos y lo más importante, junto con la de otros (de nuestro entorno, pero también del de millones de personas), no solo sabe a dónde vamos, sino con quien, es más, vayas o no con alguien a un sitio, si te encuentras allí con esa persona, lo sabrán. También conocerán, por ejemplo; si hacemos nosotros la compra o la mujer, a qué colegio llevamos los niños, a qué actividades, cuanto cuesta todo ello, si estás en paro, o en qué empresa trabajas, qué horario tienes, a dónde vamos de vacaciones, con quién, cuanto nos costaron, qué aerolíneas usamos, si hacemos deporte, con qué frecuencia, cuantas calorías consumimos, cada cuanto visitamos a nuestros padres, a qué universidad mandamos a los hijos, si van a sacar la carrera y en cuantos años (según el ratio de pellas, visitas a pubs y demás),  si nos gusta el fútbol, los toros, las motos o montar en bici,  si somos muy hogareños, si nuestra pareja nos pone los cuernos, si la niña se ha echado novio, si el novio la engaña con su mejor amiga. Todo. Es decir, lo más inocente que pueden extraer es por dónde andas. Usando la ingente cantidad de datos que tienen de todo y de todos, la información que pueden extraer, deducir o simplemente predecir, solo está limitada a la potencia de aprendizaje de los algoritmos aplicados.

Es decir, lo que debe «realmente» preocuparte, no es que alguien te esté espiando. En ese caso, puede saber mucho de ti y tal, pero lo realmente alarmante es que lo haga una máquina (un algoritmo), en ese caso, con la ingente cantidad de datos, el cruce de los mismos y aprendizaje constantes sobre patrones masivos, créeme, sabrá hasta que sueñas. Tan es así, que no necesitarán (perdón, necesitan) ver que haces, simplemente teclear en una barra de comandos, preguntas del estilo:

»Con quién ha estado ayer (esto en entornos empresariales es valiosísimo)
»Cuánto ha gastado este mes en comida
»A dónde irán de vacaciones
»A quién va a votar
»Necesitarán un préstamo. Podrán pagarlo
»Duermen juntos o en camas separadas
»En dónde suele estar los viernes de tarde
»Tiene presbicia
»Qué banco utiliza y qué cajero.
»Le gusta pisar el acelerador
»Pasa mucho tiempo con su familia
»Cada cuanto va de cena
»Cual es su color favorito
»Por qué

En realidad podrían preguntarle a «la máquina»  cualquier cosa de nosotros y no solo responderá correctamente, sino, muy posiblemente, y esa es la cuestión, con muchísimo más criterio que un observador humano que tenga a su disposición esa ingente cantidad de datos. De echo, se estima que en un plazo muy breve de tiempo (más bien, ya mismo), se dará la paradoja, de que, las bautizadas como machine learning (máquinas de aprendizaje automático) ofrecerán resultados que un humano dará por ciertos, pero que será incapaz de validar, es decir, esa respuesta será imposible de comprobar a no ser que utilices otra máquina, quedando como único recurso validador la comprobación sobre hechos consumados.  Es decir, te fiarás de la máquina, ya que siempre acierta, aun cuando no sepas cómo lo logra.

Un ejemplo; con la información histórica de tu posición, la velocidad, y el modo de desplazamiento, sabrán al dedillo tu consumo energético en calorías y, sabiendo cuantas veces vas al supermercado (tú o quien haga la compra en tu familia), cuanto tiempo tardas en hacer la compra, el número de miembros de la familia (da igual que informes de quién es quién, ellos lo deducirán por la posición de los móviles y demás información más explícita en su poder), las veces que vas a restaurantes o a pubs, si vas gimnasios o, simplemente si haces deporte con frecuencia, si fumas o bebes (lo pueden extraer fácilmente por reconocimiento fotográfico o por locales frecuentados), cuantas horas trabajas y en qué, etc. Con todo ello, y lo más importante, con miles de millones de datos de otras personas como tú, una máquina puede deducir tu estado físico mejor que tu médico de cabecera. ¿Cómo?. Simplemente teniendo datos y algoritmos adecuados para extraer conocimiento de ellos (de los tuyos y de millones de personas como tú, lo que les da unos patrones cuasi infalibles).


Evidentemente estas empresas rentabilizarán esa información de mil maneras. La más inocente, inyectándote publicidad y en las más perversas, anticipando, cubriendo o generando necesidades. Eso en plan «lícito», en plan maquiavélico, si deciden traficar con esa información, ya ni quiero imaginarmelo. Un día te puedes encontrar que vas a pedir un seguro para el coche, e inexplicablemente la prima es enorme o siquiera quieren hacértelo, por no hablar de seguros médicos o petición de préstamos. Veis por dónde voy.

Si te preguntabas por qué la carrera con mayor nota de corte en todas las Universidades (sin excepción, y con esto me refiero a Universidades de verdad) es para los matemáticas/física avanzadas, aquí tienes la respuesta. La oferta de plazas es limitada y la demanda enorme (y no cesará en décadas). Lo de que la matemáticas lo explican todo, nunca fue más cierto.
 
Qué puedes hacer... pues si quieres privacidad, deja el móvil en un cajón. Si tienes un coche con GPS on-line, vete en caballo, y ya puestos, antes de subirte al corcel, vigila su dentadura, si ves un empaste, camina, y si caminas, vigila a las palomas, si no cagan, son drones.

P.D.: Si todo ello no resulta, lo del gorrito de aluminio no va nada mal, pero tampoco te pases, si dejas a los de Langley mucho tiempo a ciegas, igual te dan por muerto y un día te puedes encontrar con que la tarjeta no te va, y entonces, ni clavándote en un madero resucitarás.

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.