Cómo decorar con marcos digitales

lunes, diciembre 05, 2016 0 comentarios
El que siga el blog, sabrá que me gusta la fotografía, el diseño y demás historias que aún no sirviéndo para nada, si me diferencian de un orangután, pues bien, como quiera que estoy en una época de mi vida en la que toca redifinir mi entorno más inmediato adaptándolo a los tiempos, donde inevitablemente tengo que desvincular todo contenido de su continente, cuestión que ya tengo muy avanzada en otras parcelas, pero no en la fotografía, así que os contaré como lo acometí.

https://www.amazon.es/gp/product/B00Z9ZYXF4/ref=ox_sc_act_title_1?ie=UTF8&psc=1&smid=A3T9XA3MA7KWC5


Y es que,  después de hacer lo propio con la música, las artes fílmicas, la palabra escrita y demás pornografía para el alma, era inevitable. Bueno, de hecho ya hace como unos cinco o seis años que he dejado de revelar fotografías en papel. No obstante ésta (al menos la buena) tiene como fin último el exhibicionismo, son para contemplar, no para tener en un álbum (o en Matrix, que para el caso es lo mismo), se han de ver... y por más que las tengas en la nube, accesibles desde cualquier soporte, hay algo inherente a la imagen estática, que impide el disfrute si la muestras a granel. Haz de verla en un marco, tanto es así, que quizás, es de las pocas artes que aún precisan de un "soporte físico".

Ya se que los marcos digitales existen desde hace ya unos años, qué ocurre, que eran muy caros, muy malos en calidad de reproducción, pequeños, aparatosos, en fin, que eran el típico artilugio electrónico que más allá de la anécdota se quedaba en un rincón, para finalmente tirarlo a un cajón. Hoy día la cosa ha cambiado drásticamente, hay marcos digitales a un precio muy razonable, que reproducen fielmente las fotografías, de diversos tamaños y en formatos incluso que reproducen un marco clásico. Si a esto le unimos que pueden tener  la capacidad de activarse/desactivarse por sensor de presencia, que pueden conectarse a Internet y recoger las fotografías de Dropbox, Google Photos, etc, pues qué más quieres.

Aún así, para implantarlos hay que elegir con cabeza y conocer sus limitaciones. La primera; el formato, es decir, si tienes un marco en formato horizontal, y muestras fotografías en formato horizontal, se verán recortadas o escaladas para que quepan en el formato horizontal e inversa. Esto nos obligará a comprar como mínimo dos marcos digitales, uno para mostrar aquellas fotografías en formato horizontal y otra en vertical. Y aún así, antes de añadir fotografías al marco, sería conveniente, adecuarlas a su dimensión física para que representen el original sin escalados, deformaciones y demás, es decir, introducir fotografías sin más en un pendrive y pincharlo a un marco digital es muy mala praxis.

A su vez, habrá que elegir marcos con unas dimensiones y relación largo vs alto adecuado para cada formato, ya que hay ciertos marcos que están pensados para representar fotografía en formato panorámico 16:9, que si bien pueden servir perfectamente para fotografía en formato horizontal, para nada lo son, en formato vertical.

La segunda cuestión importante a determinar, es el entorno. Si las vas a situar en una estancia en la que se está habitualmente a unas horas del día, es importante que compres marcos digitales con control de presencia. Éstos se activarán al detectar gente en la estancia y estarán operativos un tiempo definible por el usuario, es decir, si le dices que estén activos hasta una hora después de detectar movimiento (y no volver a detectarlo, sino, evidentemente permanecerán activos), estarán mostrando la(s) fotografía(s) hasta ese límite temporal, para finalmente desactivar la pantalla hasta que vuelva a detectar gente. Esto es determinante no ya tanto por ahorrar consumo eléctrico, sino por alagar drásticamente la vida útil de un marco digital.

Luego deberás asegurarte que tienen un ángulo de visión importante, es decir, hay marcos digitales que solo se ve fielmente la imagen, o simplemente se ve, si los ves de frente e incluso a una altura determinada, éstos como puedes comprender has de descartarlos, pero en todo caso deberás asegurarte que se ve bien lateralmente, sino será dinero tirado.



Dicho esto, prácticamente todos los «buenos marcos» se ven bien lateralmente, y en solo en una de las verticales, es decir, normalmente si los miras desde la parte inferior de la pantalla verás que va como apagándose la imagen. Sabiendo esto debes rotar la pantalla de tal forma que ese lado concreto quede en el angulo de visión menos accesible. Esto en cuadros que muestran las fotografías en modo horizontal no debe suponer un problema, ya que nadie se agacha o sube (si lo rotaste) a una escalera para ver un cuadro, pero si ese mismo marco lo colocas físicamente en vertical te encontraras que viendo la imagen desde uno de sus laterales no se ve bien. Solución... pues rotar la pantalla de tal forma que ese lado de visión sea el menos accesible y, claro, situar el cuadro físicamente en la estancia para que rara vez lo veas desde ese ángulo. Evidentemente los hay que si se ven bien desde los cuatro lados, pero suelen ser muy caros, por lo que conociendo esta carencia y como solventarla, no creo que te compense el desembolso extra.

Es recomendable que compruebes si reproducen vídeo (incluso música) además de fotografía, qué formatos soporta, y el tipo de puerto de entrada (habitualmente son memorias SD, pendrive, etc...), si son fáciles de configurar, si tienen mando, etc. Normalmente los marcos fotográficos suelen estar pensados para mostrar fotografías, pero también puede ser interesante insertar algún que otro vídeo, e incluso música, ya que te servirían a modo de hilo musical (que solo funciona cuando estás en la estancia).

Finalmente deberás valorar el diseño del marco, el acabado, el grosor, el sistema de apoyo, etc... ya que, un marco digital cuanto mejor simule un marco fotográfico clásico, mejor que mejor. La proporción, el color y la textura lo es todo, como diría Steve Jobs.

Una opción premium sería la de la conexión wifi con la nube, pero sinceramente, todo lo que se conecte a la red, te consumirá ancho de banda y, poco aporta a un marco digital, más allá, quizás, de compartir una biblioteca de fotografías entre distintos marcos digitales remotos (en distintas viviendas, o incluso con familiares), además de la comodidad que supone subir las fotografías a la nube y no tener que pasarlas a un pendrive y similares. No obstante, esta opción encarece muchísimo los marcos digitales en la actualidad, además de que existen poquísimas opciones, por lo que los descarté de entrada.
https://www.amazon.es/gp/product/B00Z9ZYXF4/ref=ox_sc_act_title_1?ie=UTF8&psc=1&smid=A3T9XA3MA7KWC5
Finalmente has de pensar detenidamente dónde los vas a situar, para dentro de lo posible "camuflar" el cable de alimentación. Esto a priori descarta emplazarlos en paredes, no obstante, si tienes posibilidad de instalar una toma de corriente justo detrás, y a su vez, puedes camuflar el cable y la fuente de alimentación (qué ya es mucho más difícil), puede que quede muy bien. Pero lo lógico y quizás más funcional, por accesibilidad y disfrute, es situarlos apoyados en muebles de salón, orientados tal cual harías con cualquier marco de fotografía clásico que quisieras contemplar habitualmente.

Qué ventajas tiene. Pues que para entornos minimalistas / funcionales en plan zen, son ideales, ya que evitan sobrecargar las paredes con multitud de cuadros, que por más que sean adecuados, con el tiempo se tornarán cansinos. En cambio, con tan solo dos marcos digitales, te desprenderás de esa saturación de elementos, con el añadido de la constante renovación de lo realmente importante; la fotografía.

Y cuando vale el invento... pues te puedo asegurar que al final te saldrá a cuenta, ya que si tienes que comprar unos siete u ocho marcos de buena calidad, con sus correspondientes fotografías y demás, por ahí saldría las cuentas... bueno quizás no, pero a la larga, si que te saldrán más que rentables. Hay marcos digitales entre 75 y 150 euros de muy buena calidad. Que te compras dos y te gastas doscientos y pico euros, cuánto piensas que valdrían los de madera, con sus fotografías y demás... pues eso. Incluso, si sueles revelar fotografía en papel fotográfico de gran formato (A4 o A3), sabrás ya que ese tipo de álbum en la actualidad cuesta más o menos esa cantidad, así que, más claro agua.

En mi caso particular me decanté por marcos de la casa NIX. Tienen varias medidas; 8, 12 y 15 pulgadas, lo que te da juego para hacer composiciones y demás, además, incluyen ya una memoria usb de 8 GB, por lo que puedes perfectamente almacenar en ella sobre 1.000 fotografías, y si compras dos marcos, como fue mi caso, 2.000, más que suficiente para que no se repita una misma fotografía hasta siete días a intervalos de 5 minutos cada fotografía, pero en realidad es mucho más, ya que, no estará activo todo el tiempo, solo cuando estás tú, por lo que perfectamente el bucle puede durar más de un mes y ya no hablemos si le pinchas una memoria de 32 GB, en ese caso puedes pasarte años sin repetir fotografía. 

No obstante, es una buena idea, enmarcarlos en marcos físicos (de madera), con margen interno blanco, tal cual cuadro clásico de fotografía (véase imagen inferior).

De hecho hay marcas que ya lo ofrecen así de serie, pero, hay muy poca variedad de formatos y al final, en mi caso particular, he recurrido a hacérmelo, ya que es muy simple, vas a una tienda de enmarcado y le dices que te hagan un marco dejando un margen amplio blanco entre el marco de madera y la imagen en sí, que viene siendo la pantalla digital sin su marco de plástico. En este caso es adecuado enmarcarlo en un marco con cierto grosor que permita disimular plenamente la tableta digital y a su vez, cuando se adquiera "la tableta", habrá que optar por aquellas que tengan el menor resalte entre la pantalla en si y su marco, para evitar, que al encastrarla quede demasiada hundida.


Enmarcado un marco digital gana muchísimo y es que, en la fotografía, la pintura y demás, es tan importante el continente, como el contenido... de ahí que, ver una fotografía dentro de una pantalla sin más pierda mucho en comparación a mostrarla dentro de un marco adecuado, es decir, pasas de ver una fotografía en una pantalla, a tal que un cuadro, qué encima, mira por donde, se renueva cada pocos minutos.

Recomiendo encarecidamente que siempre se opte por dos marcos, uno para la fotografía en formato horizontal y otro vertical, a su vez, que los intervalos de renovación de fotografía se hagan sincronizados entre ambos marcos, que el intervalo no sea inferior a cinco minutos, aunque lo ideal y aconsejable es que sea entre 10 y 20 minutos, ya que, cuanto más lo acortes, más sensación de carrusel y de... como diría, se pierde el contexto galería de exposición, es decir, pasa a ser una pasarela, que parece lo mismo, pero para nada lo es.

También es importante donde lo sitúes, ya que el sensor de proximidad tiene un rango de alcance determinado, de tal forma que si no te detecta al estar muy lejano, te puedes encontrar que nunca se activa. Y como último inciso, si decides enmarcarlo en madera, deberás asegurarte que el sensor de proximidad queda visible, en mi caso perforando el papel blanco que va entre el marco de madera y la pantalla  (el cristal si es transparente no le afecta), en cuanto al sensor de infrarrojos para el mando, aun oculto me funciona.

Supongo que en cuestión de unos años, este tipo de "montajes" se popularizarán, ya que hoy por hoy una fotografía estática, resulta tan poco "funcional" como un televisor sin Internet, por no hablar que no tiene sentido almacenar más y más fotografías en la nube, para luego verlas en la pantalla de un iPhone.

Además dan mucho más juego, en no muchos años, en vez de regalar un álbum en papel fotográfico (que si uno echa cuentas salen más caros que un marco digital), lo que harás, es darle un marco digital con conexión a Internet, que estará sincronizado con la nube, donde tú le meterás fotografías que podrá ver en su salón, o compartir con padres, hijos, en distintas residencias, mágico verdad. Pues ya es posible.

No, no os voy a dejar así, os mostraré como me lo hice y cómo quedó finalmente.

Pues partiendo de dos marcos digitales Nix de 15 pulgadas, encargué unos marcos tal que así, en concreto tiene de ancho del marco, de frente 5 cm., y 4,5 cm. de fondo:


Como la dimensión del marco digital ya es grande de por si y el marco de madera ya tiene 5 cm de frente, decidí no ponerle paspartú, ya que, sino me iría a unas dimensiones muy grandes para mi gusto. Además el marco digital encastrado queda muy bien con el  propio borde negro del marco digital haciendo contraste y de paso me evito hacerle dos orificios al paspartú, uno para el sensor de proximidad y otro para el infrarrojos del mando.

Dicho esto, si quieres dejarle mucho margen de paspartú, tendrías que adquirir un marco digital mas pequeño, sino te encontrarás con un marco final excesivo, si lo que pretendes, es situarlo encima de un mueble, si es para colgar en una pared, ya me callo, pero no te lo recomiendo ya que te será muy difícil camuflar los cables.

Primer problema; por lo visto con un cristal por encima del sensor de proximidad éste no va. Solución; o sacárselo o recortar el cristal por la esquina dónde va el sensor, decidí recortarlo, quedando así:



Finalmente una vez presentados los marcos digitales en sendos marcos, los fijé ayudándose de unas pletinas de fuerza, que van situadas entre el marco digital y el de madera para evitar que se caiga hacia atrás y al mismo tiempo me evito taparlo ya que requiere ventilación, además de accesibilidad por la parte trasera.


Detalle de la parte trasera del marco:


Y ya listos y disfrutando de ellos, quedan así de chulos:




Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.