Cómo anclar un televisor a una pared sin que se vea el cableado

martes, diciembre 20, 2016 0 comentarios
Vivimos en la era de los televisores «sin culo», dónde ya no tiene sentido situarlos encima de un mueble, sino colgados de la pared (e incluso del techo). Pero cómo hacerlo sin que se vea el odioso cableado.

Bien, hay dos soluciones, la buena y la chapuza. Obviaré la chapuza, ya que, por más que agrupes todo el cableado por una canaleta, por más bonita que ésta sea, es... pues eso, una mierda estética e incluso funcional. El usar muebles que llevan el típico módulo de madera sobre el que se ancla el televisor, a mi particularmente, no me gustan, pero, puede ser una solución eficaz si no quieres obras.

Así que, os explicaré como hacerlo bien, ya que, pues eso, me puse a ello y quedó de p*t* madre. Qué necesitas:

Un buen brazo de sujeción, y a poder ser, uno que sea orientable, tanto en horizontal como en vertical, y si puedes regular la separación de la pared, mejor. Tendrás que ver que tipo de anclaje tiene tu televisor por detrás. Los televisores modernos casi todos vienen con el standar  VESA 400x400, es decir, que tendrán cuatro orificios separados por 400 mm, en los que tendrás que anclar dicho brazo con tornillería.

Antes de lanzarte a comprar uno cualquiera, verifica el peso que soporta, para que rango de pulgadas de pantalla está destinado y si la tornillería que lleva es válida para tu televisor, por ejemplo, las Samsung suelen llevar unos tornillos standar de cierta medida, pero a su vez, precisan de una especie de arandela de unos 10mm de grosor, ya que el orificio va embutido en el televisor. No obstante, casi todos los brazos vienen con distintas medidas y tamaños de tornillos y, la mayoría, son válidos para televisores Samsung y similares. Eso si, si tu televisor es curvo, deberás asegurarte que el brazo es apto, ya que hay algunos que no lo son, o de serlo, luego se ve mucho el brazo por detrás. 

Uno bueno, es este, pero existen infinidad de ellos, incluso para montarlos en ángulos de pared, techos, etc:



http://amzn.to/2h0O2mX


Después, tendrás que hacerte con una repisa para situar tras el televisor. Esta repisa tendrá como utilidad alojar en ella todos esos aparatos que normalmente tienes al lado del televisor pinchados a él. Me refiero, por ejemplo, a las consolas de juego, media centers, Apple TV, reproductores, etc. Es decir, la idea es que no se vea nada debajo del televisor y, lo más importante, que al estar situados detrás, no se vea por tanto el cableado que va de éstos al televisor. Por tanto, dependiendo del tipo de periférico(s) que sea(n), deberás hacerte con una repisa más ancha o larga de la sugerida. En mi caso particular solo tenía que ocultar una consola, el Apple TV, el ChromeCast y poco más, así que con una repisa del estilo de esta me sirvió perfectamente;


https://www.amazon.es/dp/B00D3YLY2I/ref=pe_386191_41384461_TE_itemhttps://www.amazon.es/dp/B0154R77WC/ref=pe_386191_41384461_TE_itemhttps://www.amazon.es/gp/product/B00Z9ZYXF4/ref=ox_sc_act_title_1?ie=UTF8&psc=1&smid=A3T9XA3MA7KWC5/&tag=inzitablog-21

Y toca lo peor, rozar la pared. Has de (re)situar los enchufes justo detrás del televisor, y no debajo de él, como viene siendo habitual. Cómo es una obra, debes pensártelo bien, ya que, una vez sitúes los enchufes, si por cualquier circunstancia cambias de sitio el televisor, te quedarán esos enchufes en la pared a una altura poco natural.

Si te metes a ello, hazlo bien, como mínimo pon, además de la toma de la antena/cable y/o toma de Internet, unos seis enchufes, o incluso más, y si puedes hacerte con un mecanismo que tenga interruptor (difícil de encontrar en mecanismos empotrados) mejor, así podrás sacar el suministro de golpe a todo lo que tengas enchufado sin necesidad de sacar los cables de cada enchufe. Bueno, obvio lo evidente, tras la obra, tendrás que pintar y todo el rollo, pero bueno, dependiendo de como tengas el salón y demás, puede que ni siquiera tengas que pintar/empapelar toda la pared, sino solo la zona de la roza una vez pasteada de nuevo.

Detalle sistema de rozas. Es recomendable situar las tomas en horizontal y no en vertical como hice yo, ya que así al articular el brazo hacia la pared te puede ocultar con los hierros alguna toma. Indistintamente de estas tomas, es interesante dejar detrás del mueble más enchufes por si necesitas enchufar un aparato ajeno al televisor (ya desde abajo);


Detalle del brazo y el tinglado trasero, evidentemente aquí está provisional todo, los cables están sin recortar, etc.:


Detalle del sistema de articulación. Podrás desplazarlo hasta 50 cm del fondo de la pared (por ejemplo, para enchufar cómodamente algo nuevo), desplazarlo lateralmente, inclinarlo horizontal y verticalmente y, gracias al rail frontal que funciona casi a modo de percha, centrar el televisor de una forma tan simple como empujándolo hacia un lado u otro;




Detalle de la caneleta para reposar detrás del televisor todos los aparatos que se conecten a ella, hay que situarla en la parte menos visible (viéndola desde el lateral);




Una vez situada las tomas de corriente, antena,  Internet, así como el brazo del televisor, fija a la pared, justo debajo o encima de éste, la repisa, siempre procurando que quede lo más próxima al borde del televisor que tenga el lado de visión más oculto, es decir, que cuando entres en el salón o estés en él, sea menos visible, ya que, se supone que tendrás que acceder a ella para por ejemplo introducir un pendrive, un juego, etc. De ahí que sea imprescindible un brazo que permita separar fácilmente el televisor de la pared (con un brazo abatible en L, Z o XX).

Si puedes adquirir cables cortos, mejor que mejor, ya que ahora no te hará falta tener un cable HDMI de un metro, o tomas de antena de dos metros... si puedes cambia todos los cables que puedas por los más cortos posibles, ya que estarán situados justo detrás del televisor y cuanto menos cableado tengas ahí mejor que mejor. Dónde conseguirlos, pues en cualquier tienda especializada y si no quieres moverte, en Amazón, qué tienen de todo.

Obvio decir, que todo lo que puedas conectar por wifi, bluetooth, etc., no lo hagas por cable. Pero en todo caso, el mundo va en esa dirección, en la ausencia de cables, lo que poco a poco, te irá aligerando esa repisa trasera, e incluso, prescindir de ella. Todo llegará.

Una vez enchufada todos los periféricos externos, tendrás un televisor del que no verás nada colgado, ni nada situado a su lado, o debajo de él. Al más puro estilo Zen, con lo que conlleva; nada de cables enrollándose, de obstáculos que dificultan la limpieza, de cables por el suelo, de esas ¡puutttass pelusassss!!!!!.

Una imagen vale más que mil palabras


Pero si no estás convencido, siempre puedes quedarte con una instalación a "lo fácil".


Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.