La ROE: Plasticidad

viernes, junio 24, 2011 0 comentarios
Hoy en La ROE(*), toca la palabra "plasticidad", palabra sencilla pero que asociada con otras adquiera una nueva dimensión. En concreto, la expresión adjetiva; "plasticidad cerebral" que el amigo Punset no se cansa de soltar por doquier sin que muchos (por no decir nadie) realmente sepan exactamente a que coño se refiere.
plasticidad (relativo plástico)

(Del lat. plastĭcus,
y este del gr. πλαστικός).

1. adj. Perteneciente o relativo a la plástica.

2. adj. Capaz de ser modelado.

6. adj. Dicho de un estilo o una frase: Que por su concisión, exactitud y fuerza expresiva da mucho realce a las ideas o imágenes mentales.



Plasticidad cerebral.

La plasticidad cerebral es quizás el mayor descubrimiento científico del último siglo, y sin embargo apenas ha tenido repercusión (fuera de ámbitos académicos o de ciertos sectores qué evidentemente ya saben, qué desde que el hombre es hombre, el conocimiento es poder), quizás por las repercusiones inherentes que tendría aceptar que el cerebro se puede modelar por estímulos externos a nivel fisiológico. Es decir, es tremendamente difícil aceptar que las relaciones interpersonales, los estímulos de todo tipo modelan físicamente el cerebro y por ende, su capacidad neurológica, y lo mas interesante para algunos (los interesados), lo condicionan.

¿Esto que repercusiones tiene?, pues tremendas, por poner un ejemplo significativo, ahora se sabe que antes de los tres años de vida los bebes no tienen la capacidad de gestión del estrés, es decir, no pueden controlar el flujo de cortisol. En un adulto, ante situaciones de peligro, angustia, etc, el cerebro hace saltar la alarma y da ordenes a las células para que liberen cortisol, esta hormona a su vez hace que se libere glucosa en sangre que va directamente a los músculos para estar listos por si hay que repartir ostias o si es preciso salir por patas (otro resquicio evolutivo)... bien, pues en un bebe ese cortisol liberado es como un chute que no puede gestionar tal como hace un adulto (por ejemplo relajándose fumando un canuto escuchando a Hendel o sopesando detenidamente la situación).

Todos esos episodios donde el bebe si pudiera usar ese azúcar para levantarse y de un salto a lo Kill Bill, arrancarte a ti a Estivill los OjOs de las órbitas por idiota, se convierten en una tortura donde lo primero que se penaliza es el crecimiento ordenado de su estructura cerebral, date cuenta que en esos tres años de vida el tamaño del cerebro casi se triplica y, esto no es como con otro órgano, lo que no logras ya no lo vas a recuperar pasados esos tres años decisivos. Ahora se está descubriendo (con asombro) qué muchas de las enfermedades cerebrales críticas o simples conductas no deseables derivan directamente de la "malformación o déficit en la estructura cerebral" en ese periodo crucial.

Bien, dicho esto, y ya sabiendo que un bebe no tiene capacidad de gestión del estrés, se debiera custodiarlo y salvaguardarlo del mismo a toda consta. De no ser así, cuando ya de adultos estén como unas putas cabras, qué no se eche la culpa a las malas compañías o a las jodidas drogas... sino a la ignorancia, fuente de casi todos los males.

Pero OjO eso solo es una implicación, digamos "trágica" de la llamada plasticidad cerebral, por ejemplo, la simple interacción verbal provoca/desencadena un torrente de cambios a nivel cerebral que a su vez repercuten casi de forma global en el resto del organismo (a nivel anímico fruto de la producción de tal o cual hormona que desencadena tal o cual estado anímico que a su vez favorece o no la aparición,de por ejemplo, un cáncer de testículos... y ahí ya estamos entrando en un cambio morfológico "palpable" :-))). Con esto no digo que las bronca o las charlas triviales (tan edificantes) te puedan producir una gripe, pero si, si esa es la tónica habitual.

Esto algo derivado de la evolución, de ese mecanismo de supervivencia que a la postre ha impreso en nuestra memoria genética la necesidad de ser gregarios. El ser humano no puede sobrevivir sin otros congéneres en su entorno (sean o no humanos). Está demostrado que una persona privada de contacto con otros seres vivos largo tiempo acaba por colapsar. Esto es prueba mas que evidente de que el cerebro no es algo propio que uno cultiva en su gimnasio particular y ya está, se podría decir que necesita de esa conexión Wifi con el exterior para sobrevivir y desarrollarse. Ya se, es como aceptar que uno podría hacer musculo simplemente viendo a otro hacerlo en un gimnasio... pues si, a groso modo viene a ser así.

Otro gran descubrimiento son las improntas creadas gracias a la plasticidad cerebral, qué paradójicamente resultan prácticamente inamovibles. Es decir, una vez alguien decide posicionarse en, por ejemplo, ser del Madrid o del Barça, le es prácticamente imposible cambiar de parecer una vez fijada esa impronta, se podría decir que el cerebro necesita una especie de cimientos sobre los que construirse a si mismo, eso son las improntas... por tanto le es tremendamente traumático e incomodo cambiar de posicionamiento (de forma realmente sincera) una vez fijado uno de esos anclajes, significaría literalmente destartalar todo lo construido sobre ellos. Esto lo saben muy pero que muy bien ciertos sectores, evidentemente interesados en utilizar la plasticidad cerebral para fijar cual hierro candente esas -marcas-.

Bien, ahora traduzco para esos que solo ven La Luna si le señalas con el otro dedo que miren lo que está mas allá de la punta del dedo de la otra mano; meter un bebe en una guardería con esas edades, dejarlos llorar hasta que se cansen, hacerlos dormir solos en su habitación, etc... es una monstruosidad que pasados los años se revelará tarde o temprano. O por ejemplo, saber que si se conoce a una persona se conocerá a su entorno y viceversa (esto lo clavan los especialistas en marketing), o el porqué de que la soledad sea algo tan indigesta para la mayoría o necesaria para otros (qué tienen tanto que procesar que necesitan liberar la CPU de estímulos externos) o lo mas preocupante, estamos programados para no cambiar de opinión, el cerebro odia deconstruir lo ya validado, ya que supongo que en su fuero interno sabe qué no superará la reconstrucción... y, una vez mas, paradójicamente quizás esa imperfección y si se quiere "chapuza" ha garantizado qué este animal que antaño se arrastraba a cuatro patas, pueda llevar corbata, creerse inmortal y, ya puestos, el centro del Universo.

En fin, alucinante, pero tranquilo, nadie querrá reconocer que en realidad no es un ser único, autónomo y dueño de su destino. Como dice Punset, estamos programados para ser (mas bien, creer qué somos) únicos, lo que quizás por paradójico que parezca, también garantiza la supervivencia. Puta evolución, qué bien se lo hace.

¿ Y donde está el chiste en esta definición de La Roe ?. Pues el chiste está en que esto que acabes de leer ha modelado tu cerebro, y con ello no me refiero a tu forma de pensar, sino físicamente. Alucinante, ojalá funcionase para otros órganos, la de crujía que se ahorraría.
¿Qué es la ROE?

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.