[898] Crítica : Crash (de David Cronenberg )

martes, octubre 21, 2008 0 comentarios
Hoy abriré un mini ciclo sobre dos buenas películas que por coincidencias del destino se titulan igual, me refiero a Crash de David Cronenberg y del para mi admirado guionista; Paul Haggis. Hoy le toca a la de Cronemberg por antigüedad.

[898] Crítica : Crash (de David Cronenberg )Cronenberg es canadiense... y como todo canadiense, viene a ser algo así como un estadounidense sin ese halo de estúpido puritanismo e hipocresía, que por ejemplo permite que un hijo aprenda a disparar un arma a los catorce años, pero no que vea una teta... en fin, lo dicho, Canadá siempre estará mucho mas cerca de Europa que de su vecino del sur.

Cuando uno ve Crash lo primero que le viene a la mente es eso... ! coño... esto en EE UU lo dubo tener jodido ¡... es decir, es un cine que tiene muy, pero que muy difícil salida en su vecino del sur... pero bueno, eso es lo de menos, ellos se lo pierden.

Cuando uno ve David Cronenberg en los títulos de crédito de una película, sabe que aquello nunca defraudará, puede que te gusten o no, pero nunca son películas del montón... aunque bueno, alguna hizo, pero muy pocas viendo su larga filmografía ( Promesas del Este, Una historia de Violencia, ExistenZ, La Zona muerta, Videodrome, etc... ) donde abundan películas con corte fantástico o de ciencia-ficción, además de películas ya mas orientadas a la vena psicológica, como es la que nos ocupa.

Algo que suele identificar tambien sus trabajos son sus escenas de "cama" sin cama :-), para ejemplo la de Una historia de Violencia, si... aquella de las escaleras...

Cronenberg partiendo de una novela del escritor de ciencia ficción, James Graham Ballard, gesta Crash, hay que decir, que este novelista, es especialista en crear mundos inmersos en la distopía, de hecho varias de sus novelas han sido adaptadas al cine.

Pues bien, el libro y la película nos cuentan la historia de una patología rara pero existente, la de aquellos que disfrutan con la simple visión de un accidente de tráfico, o al ser ellos mismos accidentados, es decir, disfrutan del subidón de adrenalina que les da la proximidad con la muerte... en fin... no es algo nuevo, este tema se trató en otras películas con mucha menos fortuna.

Aquí por carambolas del destino, el protagonista interpretado por James Spader de forma involuntaria causa un accidente de tráfico, en el que mata a una persona, que por lo se intuye mas adelante era... bueno no se sabe muy bien si padecía esta patología o fue víctima de la de su mujer, pero bueno... el tema es que, a raíz de eso, se adentra en ese mundo donde se disfruta con la simple visión de un accidente, o incluso provocado o padecido...

Después su pareja en la película Holly Hunter, se une a ese espiral, a esa caída a los infiernos, donde el orgasmo es la muerte en accidente de tráfico, en fin... una panda de "grillados" de cojones...

Aunque todo hay que decirlo, ellos como pareja ya estaban en ese camino, en el camino de buscar y experimentar todo tipo de situaciones encaminadas a la búsqueda del placer... vamos, que eran mas viciosos que unos monos en una plantación de plátanos...

La película esta cargada de secuencias con fuerte carga sexual, pero con fundamento como diría el "Arguiñano", es decir, cada escena tiene su explicación y nada es gratuito o con intención de vender morbo para la galería...

Por ejemplo, cuando él llega a casa y se encuentra a la Holly con la falda levantada pidiendo guerra, y le pregunta que tal se lo había pasado con el instructor de vuelo, y ella a él, que tal le fue con la chica del plató, vamos que al final se acaban lamentando los dos de que no se habían "corrido"... y terminan con un "Maybe the next one..", (cariño, la próxima vez será...), termina la escena con un plano general donde se ve de fondo la autopista, repleta de coches...La misma autopista, que él mas tarde, de forma obsesiva escudriña con los prismáticos buscando un accidente de tráfico... recordemos que él ya para entonces se había enganchado a ese tipo de subidón.

Luego en la ultima escena, cuando ellos intentan el gran orgasmo final... provocandole él a ella el accidente de tráfico... acaban diciendo la misma frase "Maybe the next one...", es decir, la búsqueda continua... y la muerte será ese orgasmo... ese subidón final... vamos... que los de la DGT con estos lo llevan crudo.

Como punto débil diría que sacando ese enfoque, tampoco ofrece nada mas... es decir, nos plantea el tema del morbo que despierta un accidente; donde todo el mundo no quiere ver, pero mira, no quiere parar, pero reduce la marcha con la intención de mirar con el rabillo del ojo... pues bien, Crash es eso elevado a la enésima potencia... pero claro, fuera de esto no propone nada mas... y claro, si uno no le "engancha" la historia, al final puede resultar incluso vacía.

En cuanto a lo interpretativo, sin duda Holly Hunter se come a todos (y no literalmente, aunque también) ... es una pena que no haya sabido elegir bien sus papeles, ya que pase ha tener un Oscar en su poder por "El piano" y ser candidata en Thirteen, La tapadera y Al filo de la noticia, aún es una actriz mucho mas valorada por su físico que por su talento interpretativo... una pena.

Y nada mas... yo no me hago responsable de nada... si después de ver esto se te da por darte de hostias con el coche... yo de ti lo pensaría dos veces... ¿viste algún airbag en la peli... ?, ¿ a que no... ?... pues eso... los airbags están hechos para eso... son una especie de inhibidor sexual, o en todo caso un preservativo para ese falo con ruedas que es el coche... para mas dudas léase un reciente artículo de Mi mesa cojea. :-

Valoración (0..1000): 898 puntos
Ficha técnica:

AÑO
1996
DURACIÓN
100 min.
PAÍS Canada
DIRECTOR David Cronenberg
GUIÓN David Cronenberg (Novela: James Graham Ballard)
MÚSICA Howard Shore
FOTOGRAFÍA Peter Suschitzky
REPARTO Holly Hunter, James Spader, Deborah Kara Unger, Elias Koteas, Rosanna Arquette
PRODUCTORA Fine Line

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.