[808] Crítica : Zatoichi

jueves, septiembre 04, 2008 0 comentarios
Siguiendo la estela de películas que versan sobre la "Venganza", y que seguiré desarrollando en mas entregas, hoy hablaré de otra joya muy reciente, me refiero a Zatoichi de Takeshi Kitano.

Zatoichi - Inzitan

Zatoichi, es un homenaje que hace Takeshi Kitano a Zatoichi, que viene a ser algo así como el Shin cham de los samurais en Japón. Este personaje es tremendamente popular en su país, ya que entre los años 1962 a 1989 se rodaron veintitantas películas, así como varias series de televisión, sobre este mítico "samurai-masajista ciego". En concreto esta película de Kitano esta basada en la novela de Kan Shimozawa, que colaboró en la adaptación de su novela al guión de la película.

Zatoichi es un masajista ciego. Esta tara es un requisito casi imprescindible para desarrollar la profesión de masajista (siendo hombre) en Japón. Allí se podría decir que el dicho de; "Se mira, pero no se toca" lo aplican justamente al revés, es decir, "Se toca, pero no se mira". Así que lejos de ser una característica pintoresca, es mas bien, un requisito de su que hacer no violento.

Lo de masajista es algo secundario y que le da al personaje cierto aire desenfadado e incluso golfo. Pero en realidad es un samurai, que dijo samurai, es el puto amo y señor de los samurais. Rezo para que un día no se encuentre a Chuck Norris en una "taberna" :-) . Su profesión lo hace ser una especie de trabajador ambulante, que va repartiendo masajes y leña allá por donde pasa.
Zatoichi - Inzitan
En la película se entremezclan tres historias, por un lado, la del propio Zatoichi, por otro lado la de las hermanas, bueno, una es un chico, pero digamos la de las Geishas vengativas y por otro lado la del clan mafioso y el Samurai a sueldo.

Bueno, si uno ha visto otras películas de Kitano, como por ejemplo "El verano de Kikujiro", sabrá, que sus películas, por decirlo de forma suavecita, son un tanto extrovertidas. En ellas igual vemos, como es el caso, un tío en gayumbos, lanza en mano, correterar alrededor de una casa, como unos campesinos seguir el ritmo de la banda sonora con sus azadas, o de repente ver a un mafioso hacerle una "carita" a un chaval... Es decir, las pelis de Kitano son como una caja de bombones, sabes que te van a gustar, pero nunca sabes que te va a salir de la cajita.

En ese universo, Kitano desarrolla la trama, que no deja de ser la ya tan repetida y machacada de Samurais, para a diferencia que otros directores japoneses, Kitano nos presenta unos trabajos mucho mas desenfadados, donde la comedia y lo teatral se entremezclan, y aún cuando presta especial interés al desarrollo de cada personaje, no se busca mas trascendencia que el mero divertimento.

Bueno, no la destriparé mas. Decir que para mi gusto es un tanto irregular , comienza muy flojita e incluso por momentos es cuando menos desconcertante, pero luego, poco a poco, pasada la media hora (de casi dos horas) va cogiendo ritmo y contenido y cierta armonía. Aún así, hay escenas que no se muy bien a santo de que vienen, y otras que sencillamente dejan mucho que desear, ya que están metidas a calzador, con la intención de clarificar o mejor dicho hilar y entrelazar los tres frentes del film. Pero aún así, es una película muy recomendable.Zatoichi - Inzitan

En cuanto al guión, bueno no es que sea una "patata", pero sinceramente en ese sentido poco que decir, los diálogos, como casi todos los trabajos japoneses, son escasos, con cierto toque infantil o mas bien cándido. Y es tan solo en el hilo argumental del Samurai a sueldo y su mujer moribunda , en los que se vislumbra cierta profundidad y contenido en el dialogo, lo demás poco que contar. Además es en ese hilo el que equilibra a la película, en el sentido de que de no haberlo, no dejaría de ser una especie de comedia musical sobre samurais.

Hablando de la caja de bombones de Kitano, no se podría pasar por alto la música, la coreografías, los guiños culturales y mitológicos, en fin... se nota que Kitano produce sus propios trabajos, ya que hace lo que se le pasa por la mollera. De ahí que sus películas resulten siempre frescas y cuando menos sorprendentes. Quien coño se atrevería a terminar una película de samurais con una coreografía de claqué, si claqué, no lees mal, con todos los personajes de la película danzando al mas puro estilo hollywoodiense o incluso de bollywood, mientras rehacen la casa de la viuda "masajeada", pues nadie... solo Kitano.

En cuanto a la ceguera de Zatoichi se ha especulado largo y tendido, ya que en teoría es ciego, vamos lleva siendo ciego medio siglo, así que... pero claro, Kitano le da una vuelta de tuerca mas a la trama y de pronto nos lo presenta como un ciego fingido... lo que no estaría mal, mas cuando es masajista y un tanto golfo... con sus risitas y su afición al sake. Y va, y en la escena final, Kitano como un semi-dios, dueño y señor de sus trabajos, de forma genial todo hay que decirlo, decide dar una pirueta mas y restituir a su estado original al personaje. Es de suponer con la intención de hacer una segunda parte... y claro, mola mas ciego.

Memorable en todo caso su traspiés final, y la frase; "Aun con los ojos abiertos, no veo nada"

Una mención especial también a la fotografía, excelente donde se aplica una vez mas, esa luz con tonos verdosos y ocres, ya clásicos del cine japones.

Zatoichi tiene en su haber varios premios internacionales, entre ellos; en Venecia, con León de Plata al mejor Director y Toronto en el que obtuvo el Premio del Público, así como otros premios menores en Bangkog e incluso uno en España (Cataluña).
  • Valoración (0-1000)..: 808 puntos
  • 775 Guión
  • 760 Idea original
  • 790 Interpretaciones
  • 825 Actor(es) principales
  • 740 Actor(es) de reparto
  • 815 Profundidad personajes
  • 760 Casting
  • 770 Banda Sonora
  • 865 Fotografía
  • 895 Ambientación ( maquillaje, decorados, vestuario )
  • 810 Montaje
  • 870 Metraje y ritmo
  • 785 Efectos especiales
  • 780 Sonido
  • 900 Envejecimiento
  • 795 Otros (de criterio personal)
Ficha Técnica:

AÑO
2003
DURACIÓN
115 min.
PAÍS Japón
DIRECTOR Takeshi Kitano
GUIÓN Takeshi Kitano (Cuento: Kan Shimozawa)
MÚSICA Keiichi Suzuki
FOTOGRAFÍA Katsumi Yanagishima & Hitoshi Takaya
REPARTO Beat Takeshi (Takeshi Kitano), Tadanobu Asano, Michiyo Oguso, Yui Natsukawa, Guadalcanal Taka, Daigoro Tachibana, Yuko Daike, Ittoku Kishibe, Saburo Ishikura, Akira Emoto
PRODUCTORA Office Kitano / Saito Entertainment / TV Asahi / Dentsu / Tokio FM / Bandai Visual


Enlace a la Web Simbiotic System.com

Inzitan blog

Debí elegir la pastilla azul...

Hace siglos, en Delf, ¿recuerdas?, tú vertías la jarra de leche, en casa de Johannes Vermeer, el pintor, el marido de Catharina Bolnes, hija de la señora María Thins, aquella estirada, que tenía un hijo medio loco. Pues ese, ese era yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

=====================================================================================

Comentarios moderados. Si ves que no aparece inmediatamente no lo repitas (posiblemente esté en espera de moderación).
En el caso de que un artículo tenga más de 200 comentarios se mostrará un link "Cargar más" debajo de la caja de comentarios.

++gracias :-)

=====================================================================================

.